Archivo de la etiqueta: leonor

El caballero de Olmedo de Lope de Vega (nota = 6,1)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

El caballero de Olmedo de Lope de Vega es de esas obras de la literatura española que me parecía imprescindible leer o, al menos ver. El problema es que no encontraba ninguna representación buena por internet y en casa la teníamos en libros antiguos, de esos que no me gusta leer. Al final, queriendo seguir avanzando en mis listas, decidí comprarme la edición de Cátedra. Esperaba una de esas obras con peleas, grandes diálogos y buen argumento. Seguir leyendo El caballero de Olmedo de Lope de Vega (nota = 6,1)

Anuncios

Caballeros de fortuna de Luis Landero (nota = 8,0)

Luis Landero llevaba mirándome desde los balcones de la literatura imprescindible ya algún tiempo. También desde la balda de pendientes de mi cuarto: coloqué Caballeros de fortuna el primero por la izquierda. Llegó el momento. Seguir leyendo Caballeros de fortuna de Luis Landero (nota = 8,0)

El trovador de Antonio García Gutiérrez (nota = 7,2)

En mi blog de Artepatía, creado para los que quieren saberlo todo de todo, he empezado con una idea que llevaba tiempo rondándome la mente: ir poniendo pequeños resúmenes de óperas con los mejores momentos en su contexto para que puedan enterarse un poco los que, como yo, no saben demasiado de ópera. Empecé con Il trovatore de Verdi porque fue la primera que me salió al darle al aleatorio en mi lista de mejores piezas de ópera de Spotify. Para escribir una entrada fidedigna consideré adecuado leerme la obra de teatro en la que se había basado Verdi, El trovador de Antonio García Gutiérrez.

La obra es la típica historia romántica terrible, con amores imposibles, luchas por una amada, muertes, venganzas. Dos hombres que luchan por una mujer, Leonor, pero ella solo ama a uno, Manrique, aunque este tiene menos poder que el otro amante, el Conde de Luna. Viendo el Conde que no puede conseguirla, tratará de matar a su oponente. Entreverada con esta historia de amor está la historia de la madre de Manrique, Azucena, a cuya madre mató el padre del Conde. La madre le pidió a Azucena que la vengara. En su afán de venganza, con los nervios, acabó arrojando a la hoguera en la que ardía su madre a su propio hijo, queriendo arrojar al hermano del Conde. Esto hace que Azucena se tenga que quedar con el hermano, que no es otro que Manrique. O sea que los dos que luchan por Leonor son hermanos. Esto hace que el final sea terrible. Para no destrozarlo solo diré que Azucena acaba anteponiendo la venganza al amor de su hijo o del que adoptó como hijo. Hay también veneno de por medio.

La obra alterna partes en prosa y partes en verso. Las partes en verso son muy simples, muy por debajo del nivel del teatro clásico, con algunas, muy pocas, partes para subrayar y con rimas facilonas. Aun así, los versos se acompasan muy bien con la trama y dan una fluidez gustosa.

Toda la historia transcurre alrededor del Palacio de la Aljafería de Zaragoza, del cual todavía la torre en la que el trovador Manrique estuvo encerrado se llama la torre del trovador.torre aljaferia La época es justo después del Compromiso de Caspe cuando se producen las luchas entre Fernando de Antequera, a quien sigue el Conde de Luna, y el Conde de Urgel, a quien sigue Manrique, porque Fernando de Antequera ha sido elegido sucesor de Martín I el Humano, quien había muerto sin descendencia. Este es otro factor que enfrenta a Manrique y al conde de Luna.

Curiosamente, además, esta fue la primera obra en cuyo estreno el autor salió a saludar al escenario ante la avalancha de aplausos, instaurando esta costumbre. García Gutiérrez era soldado en la época. Escribió la obra en sus ratos libres por las noches. Para el estreno se tuvo que escapar del cuartel, por lo que le tuvieron que dejar ropas dignas para salir a saludar al final de la obra. El gentil hombre que se las dejó fue el escritor Ventura de la Vega.

En general, la obra es bastante simple de forma, además de corta (se lee en una hora). El argumento, no obstante, es algo intrincado. Esto es algo que se ha criticado de la ópera de Verdi, que es prácticamente igual, con alguna pequeña diferencia como que el hermano quemado es el mayor en la obra de teatro y el menor en la ópera, que Manrique abandona a Azucena de pequeño en la obra de teatro, pero no en la ópera, o que en la obra de teatro no hay un coro de gitanos. Ah y que en la obra Azucena acaba llamando imbécil al Conde, pero en la ópera no. Por cierto, esta no es la única ópera que Verdi basó en una obra de García Gutiérrez. También está Simón Bocanegra, de la que ya haré resumen.

¿Por qué se llama El trovador? Porque el protagonista es el trovador Manrique. Verdaderamente, que sea trovador no es fundamental para la obra. Solo canta al principio un poco para cortejar a Leonor y poco más. Pero las rimas con trovador no están mal. Tiene la sonoridad del Nevermore de Poe.

¿Por qué o por qué no leerla? Conviene leerla porque es cortita y bastante fácil de seguir. Aun así, convendría buscar antes el argumento para que no nos pille de sorpresa. Además la ópera de Verdi es muy parecida, por lo que leyendo la obra de teatro es fácil entender de qué va la ópera y entender por qué aparecen los gitanos y lo de «la zingarella» o por qué Manrico canta Di quella pira. También se puede deducir cuáles son las escenas de la ópera que aparecen en Una noche en la ópera de los hermanos Marx. Dejo un fragmento.