Archivo de la etiqueta: james

Cincuenta sombras de Grey (nota = 6,7)

Como lector del libro de Cincuenta sombras de Grey (solo del primero, que ya sabéis que yo suelo ver/leer solo las primeras partes de trilogías, series y demás), sentía curiosidad por ver la película. Me habían llegado en general críticas malas y comentarios de que, bueno, que lo del sexo no era para tanto. Yo me sorprendía porque el libro era exactamente así, ni tan bueno ni con unas escenas de sexo para tanto. Pensé que igual en la película lo habían exagerado todo.

1424528018407Pero no. La peli es tal cual el libro, lo cual demuestra que por muchas ventas que tuviera, la gente no se lo leyó. Yo el libro me lo compré en un aeropuerto, porque estaba el número uno, sin saber de qué iba, y luego ya en el avión leí en la contraportada que era porno para amas de casa. Ya que me lo había comprado me lo leí. Lo que más me sorprendió es que no era porno ni sadomasoquista ni nada. Era más bien todo lo contrario. Una chica que consigue domar a un supuesto pervertido sexual y saltarse con demasiada facilidad unas normas que parecían intocables. Y encima con un final relativamente amargo, algo que no me esperaba en una novela erótica. En teoría siempre tienen final feliz, ¿no?

Y la película es igual, tan vacía e insustancial como el libro, pero, claro, al menos el libro abultaba y tenía algo más de contenido. La historia es algo tonta e infantil y las escenas de sexo, aunque son algo más explícitas que en otras películas, no lo son más que en películas como Oficial y caballero de los años 80. Y frases llamativas como «Yo no hago el amor. Yo follo» no son nada que no se pueda escuchar en otros sitios. Sin ir más lejos, follar se utiliza en El francotirador.

Pero lo que más me defraudó fue el actor. Me parece muy mal elegido. Ella no está mal. Y Taylor, el chófer es Max Martini, el de Pacific Rim o Capitán Phillips.

Así pues, como el libro, la película de Cincuenta sombras de Grey es una historia que solo tiene de original el acercar el sadomasoquismo a personas supuestamente más corrientes, pero solo por medio de alguna escenita en la que hay algún azote que se queda en azotaina y algún latigazo que es más bien una caricia. Aparte de esto supongo que al público femenino le gustará ver sometido por una inocente estudiante a un apuesto, ridículamente completo y exitoso sometedor.

¿Por qué se llama Cincuenta sombras de Grey? Porque el libro trata de los extraños y oscuros gustos sexuales de un pseudo marqués de Sade del siglo XXI, que se llama Christian Grey.

¿Por qué o por qué no verla? No aporta mucho más que el libro. Creo recordar que el libro tenía algo más de enjundia. Lo único bueno de la película son los dos momentazos en vehículos aéreos y sus dos respectivas canciones (Love me like you do y One last night). Quizás también las intervenciones graciosas, como la mencionada antes o la de «Te voy a dejar que no te vas a poder sentar en una semana», tengan más efecto en la película. Ah, por cierto, también mola la canción de I’m on fire cantada por Awolnation, que no me enteré de dónde salía en la película, pero la escuché en Spotify.

Hijos de los hombres (nota = 6,2)

Fiel a mis homenajes a personajes relevantes fallecidos, quise leer o ver algo de la recientemente desaparecida P.D. James. Comprobé, para mi sorpresa, que Hijos de los hombres, una película de tema aparentemente interesante que se me quedó pendiente, estaba basada en una novela suya. Y la vi.

Sinceramente, espero que la novela sea mejor porque la película se carga una idea que podía haber sido buena y haber dado mucho juego. Incluso obviando el repelús que dan siempre Clive Owen y Julianne Moore y el que da Michael Caine aquí, la película no se sostiene por ningún lado. El argumento es pesado y molesto. Las cosas no se explican bien, supongo que aposta. No se sabe bien quiénes son los del grupo de Ejiofor, por ejemplo, ni qué pinta Michael Caine ni por qué uno recomienda a la gitana si luego no se lleva bien con ella, entre otras cosas. Lo que se consigue con estos vacíos e incongruencias es crear tensión de la incómoda e irritante. Es verdad, todo hay que decirlo, que también se consigue una atmósfera de tensión de la buena en la persecución constante y en el largo tiroteo. Pero solo sería algo positivo si el argumento la acompañara con decencia. También hay alguna imagen interesante, como la de la mujer embarazada entre las vacas, pero, en general, nada que llame especialmente la atención. Solo quizás lo de que, como no nacen nuevos niños, se tiene en cuenta quién es la persona más joven.

En fin, Hijos de los hombres es de esas películas que se aporpian de una idea interesante, como Good bye, Lenin! pero que no traen consigo, aprovechándola, ideas para la reflexión ni frases para el recuerdo ni momentos emocionantes. Me ha servido al menos para darme cuenta de que no me gustan las películas de Cuarón, pese a lo que no sé por qué creía. No he visto Y tu mamá también, ojo. Lo haré pronto.

¿Por qué se llama Hijos de los hombres? No lo tengo muy claro. Supongo que es por la importancia que tiene para la humanidad el que nazcan nuevos hijos, lo cual podría darle algo de sentido a la película, como muestra distópica de la necesidad de procrear.

¿Por qué o por qué no verla? Esta es de las películas que no entiendo por qué le gustan a la gente. Quizás es porque la vieron en el cine y los efectos eran impactantes. A mi gusto se carga una idea que pintaba bien y encima aporta muy poco. Muy al estilo actual. Por lo menos es cortita. Por lo que veo en la Wikipedia, el libro parece mucho más interesante.