Archivo de la etiqueta: humor

Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza (nota = 6,6)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Para quienes nos hemos leído con esfuerzo La verdad sobre el caso Savolta, La ciudad de los prodigios y alguno más de Eduardo Mendoza, pero no Sin noticias de Gurb, es un poco molesto que alguien que sí lo ha leído (aunque no los otros), y que encima lo ha hecho obligado en el colegio, se escandalice de que nosotros no lo hayamos hecho. Uno trata de excusarse diciendo que se ha leído los otros, como si por la suma de páginas pudiera concluirse que lo hemos leído, pero no. Perturba por eso que, siendo un libro tan corto, uno mismo no encuentre el momento de ponerse con él.

Menos mal que al fin, después de mucho, el viernes pasado por la tarde, no apeteciéndome demasiado en ese momento seguir con La Galatea, se me ocurrió leer Sin noticias de Gurb. Seguir leyendo Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza (nota = 6,6)

Anuncios

Hotel Transylvania (nota = 6,9)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

No queda mucho para que se estrene la segunda parte de Hotel Transylvania. Como siempre que hay una secuela, trato de ver la primera parte, si es que no la he visto, porque una segunda parte significará que la película fue buena o que, al menos, tuvo éxito. Seguir leyendo Hotel Transylvania (nota = 6,9)

Anacleto: Agente secreto (nota = 4,9)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Lo bueno de tener un blog como este es que, por muy mala que sea una película, siempre queda la satisfacción de poder desahogarse en él. Y ya de paso, se puede salvar a alguien de dejarse el dinero a lo tonto.

Ya debería haber supuesto antes de ir a ver Anacleto: agente secreto que no me iba a gustar. No solo no me había leído los tebeos sino que además no soporto a prácticamente ninguno de los actores del reparto, ni a Imanol Arias (alguien que encontró su papel perfecto en Cuéntame y ya) ni a Quim Gutiérrez (uno de los abanderados de esta generación de actores que han conseguido demostrar que el cine español podía ser aún peor) ni a Alexandra Jiménez (que se volvió insoportable después de Los Serrano) ni, por supuesto, al repelente e insoportable Berto Romero. Pero, en uno de esos arrebatos de optimismo que a veces tengo, elegí ver esta en vez de Atrapa la bandera. Seguir leyendo Anacleto: Agente secreto (nota = 4,9)

La ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza (nota = 6,7)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

La ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza es una de las novelas indispensables de la literatura española del siglo XX. Está en la lista de El Mundo, aparece en los libros de Literatura y, por ejemplo, la incluí en una lista con lo esencial en la literatura española que hice de pequeño y que justo me he encontrado hoy por mi cuarto. No la había leído antes porque preferí leerme en su momento, no sé por qué, La verdad sobre el caso Savolta. Luego me leí El misterio de la cripta embrujada y creo recordar que no me gustó mucho. Ahora llevaba un tiempo pensando en leerme Sin noticias de Gurb, que es el típico libro que se han leído en el colegio los que leen poco y que les hace poner una irritante cara de sorpresa cuando se enteran de que yo, «con todo lo que he leído», no lo haya hecho, peor cara incluso que cuando se enteraban de que no me había leído La ciudad de los prodigios. Como al final lo que prima es leerse lo que en general se considera imprescindible y no lo que consideran imprescindible los que leen poco (que es siempre exactamente lo que se han leído ellos), me leí La ciudad de los prodigios. Seguir leyendo La ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza (nota = 6,7)

Rango (nota = 6,2)

Rango es una de esas películas de dibujos animados que no sé por qué me da por que hay que ver, igual que Rio, por ejemplo. Y como con Rio, me llevé una decepción. La verdad es que elegí ver esta después de M, porque es la siguiente que tengo apuntada en la lista de mi cuaderno y me gusta ir quitándome cosas por orden.

Ya desde el principio supe que no me iba a gustar mucho, solo por el tipo de dibujos animados que son. Son de esos muy reales, demasiado bien hechos, lo cual tiene mérito, claro está (seguramente por eso le dieron el Óscar), pero lo malo es que los personajes son animales desagradables y sucios. Incluso el propio Rango, que es una especie de iguana, perdón, de camaleón, es desagradable y harapiento, lo cual va bien con la historia en el Oeste, pero yo creo que no hacía falta llegar hasta ese extremo.

Luego la verdad es que la peli va mejorando, cuando uno se va acostumbrando al tipo de dibujo animado. Aunque la historia es típica, un pueblo en el desierto que se queda sin agua porque los mandatarios de la ciudad la están utilizando para otra ciudad y en la que un protagonista torpe, irritantemente torpe en este caso, se erige en héroe con mucha suerte, a pesar de que va fingiendo ser quien no es, está bien llevada y no se hace pesada. Y algunos de los personajes molan, sobre todo los malos, como la Víbora Jake, personaje que según leo ahora en el Trivia de IMDb está inspirado en el gran Lee van Cleef.

Leyendo una reseña entendí el valor de la película y es que es como de dibujos animados para adultos, según decían, como la contrapartida en dibujos animados de las películas de Tarantino. Al parecer, además, es humor inteligente. Yo solo esbocé una ligera sonrisa en algún punto.

Conclusión: es una película prescindible.