Archivo de la etiqueta: george lucas

La amenaza fantasma (nota = 7,3)

Vistos los tres episodios antiguos de Star Wars, ahora tocaba empezar con los tres modernos. El Episodio I es La amenaza fantasma. La vi cuando salió en el cine, nada menos que en 1999, y no me acordaba muy bien de qué iba.

Y la verdad es que esta película supone un bajón importante con repecto a las anteriores, lo cual confirma mi idea de que se ha perdido mucha imaginación e ingenio. La peícula incurre en errores que podrían haber sido evitados y no aprovecha bien las oportunidades. Como ya dije, lo mejor quizás de las anteriores es la relación de los dos droides, R2-D2 y C-3PO. Aunque aquí aparecen, e, incluso, R2-D2 tiene un papel crucial en la película, no interactúan demasiado y encima C-3PO aparece desnudo. El papel cómico se reserva para Jar Jar Binks, personaje que para mí es un claro error. Cae mal, pone nervioso y aporta muy poco, igual que los gunganos en general. No hay más que ver que le cogen para que les guíe y luego van por donde les da la gana. También da bastante asquillo Rugor Nass. Tampoco llega a tener gracia Anakin, si no es por el dramático contraste entre su bondad aquí y su pertenencia al lado oscuro como Darth Vader en el futuro. Liam Neeson y Ewan McGregor no están a la altura de Harrison Ford y Mark Hamill. Y mira que este último no me llegaba a convencer. De hecho, el personaje de Liam Neeson, Qui-Gon Jinn, es bastante tedioso. Incluso Yoda está peor que en las otras. El único que mola es Darth Maul y tampoco se le aprovecha bien.

Además el argumento es bastante poco interesante y a veces incoherente. La carrera es demasiado larga. El juego de Natalie Portman y su señuelo es bastante pesado. Las luchas y los diálogos dejan mucho que desear. Y se podría haber hecho algún guiño durante la película a la música de las anteriores.

En fin, La amenaza fantasma es una película que se vale de que es una precuela de tres peliculones, de tal manera que los escasos momentos emocionantes de la película son los que hacen explícita referencia a las anteriores, como cuando el niño se presenta como Anakin y el ya mencionado contraste con Darth Vader, cuando aparecen los droides, cuando aparece Jabba o el hecho de que aparezca Obi-Wan de joven.

¿Por qué se llama La amenaza fantasma? Pues ahora que lo pienso no lo sé. Según leo y, tal como suponía, la amenaza fantasma es el niño, que de momento no parece suponer una amenaza, salvo para Yoda y el Consejo, entre los que, por cierto, está Samuel L. Jackson.

¿Por qué o por qué no verla? Los que como yo no sean fieles seguidores de la saga, que solo vean las antiguas. Esta es mucho peor. Aunque, bueno, no deja de ser curioso conocer el origen de todo lo que vemos en las tres antiguas. Pero hay que saber antes de ver esta que se podría haber hecho algo mucho mejor.

Anuncios

El retorno del Jedi (nota = 8,3)

Con el nuevo fin de semana llegaba una esperada nueva película de Star Wars. En este caso tocaba El retorno del Jedi. Con esta ya terminaba la primera trilogía y podría pasar ya a la trilogía anterior con La amenaza fantasma.

Esta me gustó un poquito más que El imperio contraataca. Comparte alguno de sus defectos, como entretenerse demasiado tiempo en la primera parte, en este caso con todo lo de Jabba el Hutt, no siendo una parte fundamental para el desarrollo de la película, salvo porque salvan a Han Solo, pero aun así, en esta película hay más cosas que molan. Por ejemplo, los personajes de la primera parte, como los jabalíes, el robot que asusta a C-3PO, el que es como un gremlin pequeñito que se ríe y todo el séquitio de Jabba en general. Ahora que lo pienso, una de las cosas que sorprende de esta saga es que hay personajes legendarios, como el cazarrecompensas o Jabba que no duran demasiado.

Uno de los grandes aciertos de esta película con respecto a la anterior es que C-3PO y R2-D2 están juntos, lo cual para mí da mucho juego. Encima aquí los ewoks de la luna de Endor son geniales. Un acierto total. Es muy gracioso que consideren a C-3PO un dios, por ejemplo.

Además esta película tiene algunos momentos verdaderamente emocionantes, para mí incluso más que cuando Darth Vader le dice a Luke en El imperio contraataca que es su padre. Por ejemplo, la muerte de Yoda, el descubrimiento de que Luke y la princesa Leia son hermanos o, sobre todo, la tristeza de la cara descubierta de Darth Vader o Anakin. Lo de jugar con un nombre olvidado a lo Golum, nombre del que se reniega porque trae recuerdos, siempre me emociona. Es la tremenda contradicción de querer olvidar lo bueno anterior para no sentirse uno culpable asumiendo ya que está en el lado oscuro, donde no se debería haber metido. En este sentido es muy impactante el encuentro con el emperador y todo lo que ocurre con él. El enfrentamiento de ideas de Luke cuando si mata al emperador entra en el lado oscuro es antológico.

Otros atractivos de esta película son la persecución de las motos por el bosque, la imagen de la Estrella de la Muerte medio rota o el almirante Ackbar, al que mencionaron el otro día en Big Bang Theory, creo que porque Raj se disfraza de él. Y el final, aunque es un poco cutre, es gracioso y tiene una musiquilla épica.

Por tanto, esta película es otro ejemplo de película entretenida, con personajes geniales y grandes pensamientos e ideas.

¿Por qué se llama El retorno del Jedi? Porque Luke consigue completar su entrenamiento de Jedi, lo que le sirve para volver, ayudar a la Alianza a salvarse y a acabar definitivamente con las tropas imperiales y, sobre todo, para enfrentarse a su padre, como su destino manda.

¿Por qué o por qué no verla? Hay que verla junto con las otras dos de la trilogía porque en su conjunto son una obra de arte de las que ya escasean. Tan emocionado acabé al final de esta que estuve a punto de ver en el mismo fin de semana el Episodio I, pero al final fui consciente y preferí dejar un tiempo porque si no luego las mezclo todas y se me acaba demasiado rápido el gozo que me proporciona esta saga. Y encima ya puedo pronunciar Jedi como yedi sin miedo, porque en la película lo pronuncian así, aunque creo que también a veces yedái.

La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza (nota = 8,5)

Llevaba tiempo con la idea de volver a ver todas las películas de La guerra de las galaxias, que llevaba sin ver desde pequeño. Eran de las pocas películas entre las 50 primeras del ranking de IMDb, que tenía sin puntuar, junto con Luces de la ciudad, que veré dentro de poco, Intocable, que no puntué porque la vi en francés con subtítulos en holandés, y alguna otra de esas que no he visto en edad madura y que no quiero calificar hasta que no vuelva a ver. El detonante para decidirme a ver las de La guerra de las galaxias por fin fue que, haciendo caso a Saber y Ganar, vimos el documental de la BBC de La verdadera historia de la ciencia ficción. Aunque los cuatro episodios no profundizan demasiado, son interesantes y dan algunas ideas de películas para ver. Una de esas ideas fue empezar con la saga de Star Wars, que se mencionan bastante en el documental (sale el actor que hizo de C-3PO hablando, por ejemplo). Y empecé por la primera rodada, a pesar de que es el Episodio IV: La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza.

Desde el primer momento me atrapó la película, de la cual, por cierto, casi no recordaba nada. La historia en sí no es nada del otro mundo, pero los personajes, los escenarios, la manera en que desde el primer momento te ves envuelto en una guerra, hacen que la película tenga algo que otras no tienen. Puede ser porque tiene muchos personajes que son protagonistas o, al menos, personajes míticos como Luke Skywalker, Han Solo, Obi-Wan Kenobi y C-3PO y R2-D2, estos últimos, por cierto, con un papel más importante de lo que recordaba. Puede ser porque todo mola en la película: los trajes de la guardia imperial, las espadas láser, Lord Vader, la princesa Leia, los nombres de los personajes y los lugares (Alderaan, por ejemplo), los diálogos vivos y nunca innecesarios, los robots, los jawas, los personajes del bar, las naves y las luchas entre ellas, la música. Sorprenden, además, los efectos de la película para ser de 1977. No se ha quedado antigua; yo diría que todo lo contrario: el paso del tiempo ha hecho que los personajes y todo se hayan mitificado. A mí, de verdad, se me iba poniendo la piel de gallina cada vez que salía un personaje. Y eso que en esta no sale Yoda. Otra de las claves yo creo que puede ser que todo el rato están pasando cosas y cosas interesantes. Algo en lo que me fijé es que continuamente hay extras cruzándose por la pantalla y haciendo cosas. Eso crea un dinamismo crucial en la película.

Por poner alguna pega, el personaje de Luke Skywalker quizás se podría haber mejorado, haberle hecho algo menos blandito, y se podría haber prestado un poco más de atención al final a los caídos en batalla. A los personajes parecen olvidárseles, pero, claro, es que solo los protagonistas importan en esta película, lo cual hace que cobren una importancia mayor, si cabe. Lo de acordarse de los muertos es de lo poco que me gustó de El imperio del fuego, aunque, claro, en la Ilíada ya estaba tratado de forma excepcional.

En resumen, esta primera entrega de La guerra de las galaxias es un peliculón. No vi El imperio contraataca seguido por no confundirlas luego. Pero estoy deseando que llegue el fin de semana que viene para verla.

¿Por qué se llama La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza? Lo de la guerra de las galaxias es porque la película empieza sumergiéndonos en una batalla entre las fuerzas del imperio, liderados por Darth Vader, y los rebeldes, representados por la princesa Leia, quien consigue sustraer unos planos a las fuerzas del imperio, planos que introduce en R2-D2. La nueva esperanza es porque la alianza rebelde y todo lo que ocurre en esta película suponen un aire fresco en la lucha contra las fuerzas imperiales.

¿Por qué o por qué no verla? Si aún queda alguien como yo que no la haya visto o que no la haya visto recientemente, le recomiendo vivamente que la vea antes que cualquier otra cosa. Es una película especial. Es de las que me hacen replantearme que para qué voy a ver películas raras habiendo este tipo de películas que o no he visto o no recuerdo bien. Yo ya digo que estuve media película con la piel de gallina.