Archivo de la etiqueta: bradley cooper

Joy (nota = 6,8)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

La verdad es que ahora me planteo por qué consideré que tenía que ver Joy. De las películas de David O. Russell solo he visto La gran estafa americana, que no me gustó (le puse un 6,7) y El lado bueno de las cosas, que me gustó un poco más, pero que tampoco fue para tanto. Quizás fuera por Jennifer Lawrence. El caso es que tenía un bono de entradas de cine y me caducaban casi ya, así que fui a ver la película. Seguir leyendo Joy (nota = 6,8)

Anuncios

La gran estafa americana (nota = 6,7)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

El otro día advertí a un amigo de que en el Metrópoli había una entrevista a su adorado Robert de Niro a propósito del estreno de El becario. Hablando del actor me dijo que también va a salir una, Joy, con el director de El lado bueno de las cosas y La gran estafa americana. A él no le salía el nombre del director y yo no había relacionado las dos películas. Al final le salió que era David O. Russell. Yo, aunque me sonaba, nunca le había tenido en cuenta como director de varias películas reconocidas. La conversación, aparte de para encasillar al director, me sirvió como acicate para ver La gran estafa americana (la de El lado bueno ya la había visto). Aunque en su momento me apeteció verla, mucha gente me disuadió de ello. Me dio la sensación de que no iba a ser, pese a su  nombre, la típica película de timos como Ocean’s Eleven, Nueve reinas o El golpe, mismamente, que molan. Seguir leyendo La gran estafa americana (nota = 6,7)

El francotirador (nota = 7,4)

Nueva película de Clint Eastwood y con buenos comentarios. Había que ver El francotirador, y nada mejor que hacerlo el día del estreno. Fui a verla sin saber casi nada de la película, ni siquiera que estaba basada en hechos reales.

Y quizás esto sea lo peor de la película, que está basada en hechos reales. También el final, que por ser el de una película de Clint Eastwood es previsible incluso para los que no conozcan los hechos reales, se podría mejorar. Aunque es verdad que esa forma de terminar consigue realzar el resto de la película.

El principio de la peli, sin embargo, es bueno. Cuenta lo mismo que otras muchas películas pero Clint Eastwood le da la velocidad y el toque precisos, presenta las imágenes justas para informar y meternos en el mundo y en la cabeza del personaje. Luego la película se va ralen1424519046509tizando y haciendo un poco más pesada, pero supera con mucho a películas pretenciosas y malas de este tipo como En tierra hostil. Clint Eastwood consigue crear un ritmo admirable y va alternando magistralmente la parte en Irak con la parte en Estados Unidos, creando un contraste cada vez menos nítido hasta que al final los dos mundos se juntan en uno. Una magnífica técnica para hacernos formar parte de esos mundos es no incluir nada de música en todo el desarrollo de la película; ni siquiera en los momentos de más dramatismo en los que la música habría ayudado. Y es que ¿qué hay más dramático que el ruido de los disparos y los gritos? Merced a esto, la película, siendo una americanada como otra cualquiera, consigue no abochornar tanto.

El final deja tiempo para reflexionar sobre cuál es el mensaje que nos lanza Clint Eastwood, como siempre ambiguo y para todos los gustos. Una señora detrás de mí dijo que sí que Kyle (el francotirador) había salvado muchas vidas pero a costa de cargarse a muchos. Yo me quedo con ese gusto amargo del patriotismo y de la elección de nuestros valores principales en la vida. ¿Para qué nos despertamos cada mañana? ¿Adónde apunta nuestra mirilla? ¿Y cuáles son los valores de la sociedad que no está al tanto de vidas como la del francotirador hasta que no se las ponen en una peli, momento en el cual, no antes, el libro de Kyle arrasa en las ventas de libros de no ficción?

Consigue, pues, Clint Eastwood una película sólida y contundente, en la que solo falla el que la historia no sea gran cosa. A la contundencia de la película ayudan un gran Bradley Cooper y una sorprendentemente madura y convincente Sienna Miller. Irreconocible.

¿Por qué se llama El francotirador? Porque aborda los éxitos militares de un francotirador del ejército estadounidense en Irak.

¿Por qué o por qué no verla? A los que les gusten las películas de guerra esta les va a encantar. Para los demás, no esá mal. No se hace demasiado pesada. Yo próximamente veré La noche más oscura. Ah, y por la noche, después de ver El francotirador, tuve el gusto de ver otra peli dirigida por Clin Eastwood: El jinete pálido.