Archivo de la etiqueta: baldwin

La caza del Octubre Rojo (nota = 7,3)

La caza del Octubre Rojo era otra de esas películas míticas que o no había visto o que al menos no había visto en edad consciente. Motivado por mi nuevo espíritu de ver películas de las que la gente habla aunque no sean buenas, el domingo empecé a ver esta.

Me daba la impresión de que iba de un helicóptero, pero no me sorprendió cuando vi que iba de un submarino. La película es entretenida, pero se hace un poco larga y pesada. No llegué a seguir el argumento del todo bien. No me enteré por qué al final perseguían al submarino quienes le perseguían y por qué el general Ramius (Sean Connery) se hace tan rápido amigo de los que se hace amigo. Aun así la película tiene la acción que se espera de John McTiernan, con muchos personajes, distintas entidades gubernamentales involucradas, peleas entre unos y otros, uniformes, persecuciones, diálogos que no vienen demasiado a cuento, pero que son interesantes, órdenes contradictorias, música basada en himnos; vamos, tipo las de Jungla de Cristal, aunque aquí el protagonista es el malo.

Destaca el joven Alec Baldwin, el héroe en esta película, que hace del conocido agente de la CIA Jack Ryan. Su personaje se parece en parte a Nicholas Cage en La Roca de Michael Bay, película con la que comparte algunos elementos, siendo, no obstante, La Roca una película mucho más completa. Es destacable también la presencia de Tim Curry, Sam Neill (el de Jurassic Park) y de James Earl Jones, que, casualmente, es el que pone la voz en inglés a Darth Vader, a quien había visto el día anterior en La guerra delas galaxias.

Quizás el problema de La caza del Octubre Rojo es la lentitud de la trama, obligada por el lento paso del submarino. Además, tampoco pasan demasiadas cosas a lo largo de la persecución. No está mal la manera en la que se zafan de los torpedos o lo del escape radiactivo, aunque este último es un poco previsible.

El resultado es una película de acción contundente, gracias entre otras cosas a la presencia de Sean Connery, pero a mi gusto no es de las mejores ni de las más completas.

De McTiernan me gustaron también la de El último gran héroe, El secreto de Thomas Crown y Depredador, aunque tampoco son nada del otro mundo. No sé muy bien por qué McTiernan dejó de hacer películas en 2003. Leo que tuvo problemas con el FBI por hacer escuchas ilegales, pero esto creo que fue en 2007. Veo que en 2015 volverá a dirigir. A ver qué se dice.

Del personaje Jack Ryan, tomado de las novelas de Tom Clancy, veré alguna otra película, puestos a ver películas de nombres clásicos, como Peligro inminente, Pánico nuclear o Juego de patriotas.

¿Por qué se llama La caza del Octubre Rojo? Porque toda la película es una persecución múltiple de un submarino soviético que se ha dado a la fuga con el fin de desertar. Este submarino se llama Octubre Rojo en recuerdo de la revolución bolchevique de octubre de 1917.

¿Por qué o por qué no verla? Hay que verla porque sale en muchos sitios y es de las películas básicas de acción de los 90. Pero que nadie espere algo como La Roca o Jungla de cristal 3: La venganza.

Torrente 5: Operación Eurovegas (nota = 7,8)

Yo jamás habría pensado que ocurriera, pero la peícula del mes que eligió mi madre para invitarnos fue Torrente 5: Operación Eurovegas. Genial. Seguro que iba a ser tan mala como la 3 y la 4, pero había que verla.

Y la película es muy entretenida, con algunos golpes que no llegan a los de la 1 y la 2, pero que se acercan bastante. Hay varios factores que contribuyen a esto. En primer lugar, el argumento es fresco e inteligente, algo que es lo normal en las historias en la que se planea y se lleva a cabo un robo, del tipo de Ocean’s Eleven, que se menciona en la peli, aunque no siempre es fácil conseguirlo, véase sin ir más lejos Ocean’s Thirteen. Y en esta además se corre el riesgo de caer en la repetición porque se ve primero el robo deseado y luego el real. Pero los contrastes son suficientemente buenos como para que no se haga pesado.

El segundo factor son la mayoría de personajes. Están muy bien los de siempre: Cañita Brava, Barragán, la genial Chus Lampreave y compañía. Julián López está magnífico como Cuco (que parece otra persona) y eso que yo soy de los que no me hace nada de gracia La hora chanante ni Muchachada nui. Esteso también está gracioso. Incluso Flo, que tiene un papel poco agradecido, está bien. Santiago Segura al principio choca un poco porque está más delgado y un poco distinto (también puede influir verle tanto en programas de la tele), pero enseguida se le pasa o uno se acostumbra y le ve como el Torrente de siempre. Pero los que de verdad destacan son Carlos Areces, como Ricardito, que hace de tontito y lo borda y, sobre todo, Jesulín. Yo no daba un duro por él, pero para mí él y su personaje son lo mejor de la película (los que no hayan visto la peli ya lo entenderán cuando la vean). Su momento con el perro, es para mí el clímax de la peli. Y la guinda la pone Alec Baldwin, que a mí me ha gustado siempre y más desde que vi algunos capítulos de 30 Rock. Se le ve en su salsa. No me extraña que aceptara el papel al leer el guión. A las que no les veo la gracia es a Anna Simon y Angie. Lo de Angie es normal, porque es la típica que me irrita y aquí tiene un papel muy irritante. Lo de Anna Simon es que considero que en general le falta un poco de gracia o de sal para este tipo de papeles.

El tercer factor fundamental es el toque que Santiago Segura sabe dar a los momentos tan faltos de tacto y políticamente incorrectos, de una manera grosera, pero no ofensiva y que caen bien. En esto el personaje de Torrente es brillante. Además, la película juega mucho con clichés de las antiguas películas. Se echa de menos quizás lo de «¿Unos berberechitos?» de Chus Lampreave, pero no faltan ni los «¡Baisch, Baisch!» ni el «¿Nos hacemos unas pajillas?». Lo de ambientar la película en Madrid 2018 da juego, pero para mí no tanto como el que podría. No me hizo demasiada gracia lo de la peseta, lo de Roncero o lo de Cataluña. Quizás porque no me gustan las distopías.

Por otro lado, yo siempre he comparado a Torrente con don Quijote y aquí, verdaderamente, se ve una de las facetas que Cervantes le podría haber dado a don Quijote si no le hubiera matado: la de dedicarle una tercera parte en la que se volviera malo, «un fuera de la ley».

En resumen, es una película bastante entretenida y trepidante con personajes bastante divertidos, sobre todo Jesulín, y con las clásicas burradas de Torrente.

¿Por qué se llama Torrente 5: Operación Eurovegas? Porque es la quinta película de la saga de Torrente y porque el robo se perpetra en uno de los casinos de Eurovegas.

¿Por qué o por qué no verla? Quien haya visto las otras de Torrente no se puede perder esta. Aunque algo distinta, es del tipo de la 1 y la 2, entretenida y graciosa. Por otra parte, esta es una forma de contribuir al cine español. Además, siempre es curioso ver a toda la gente que sale en las pelis de Torrente y que aquí no he desvelado para no estropear la sorpresa. Pero salen muchos.