Archivo de la etiqueta: alberto rodriguez

Magical Girl (nota = 7,0)

Cuando Magical Girl triunfó en el Festival de San Sebastián (de las pocas en conseguir Concha de Oro y de Plata), vi Diamond Flash del mismo director, Carlos Vermut, al que tanto aclamaban en el Metrópoli. Y me gustó tan poco que me negué a ver Magical girl. Sin embargo, el otro día vi que mi amigo del colegio, Alberto Carpintero (que ya participaba en Diamond Flash como ayudate de dirección), había hecho un corto, Magical Boy, parodiando Magical Girl, y sentí curiosidad por verla. Seguir leyendo Magical Girl (nota = 7,0)

Anuncios

La isla mínima (nota = 7,3)

Cuando pensaba que ya no iba a ver en el cine La isla mínima, llegó ella y fuimos a verla. Sí, ella; supongo que mis lectoras se pondrán celosas de que fuera con una chica al cine, pero lo hice. Cuento esto para que se entienda por qué no me enteré bien del todo de la película, pero creo que también es porque tiene algunas partes algo embrolladas. Vimos esta porque las otras dos que quiero ver, Interstellar y Perdida, las tengo reservadas para verlas con otras personas (no pretendientas, que nadie se alarme). Interstellar la veo hoy.

En primer lugar, hay que decir que La isla mínima es bastante mejor que Grupo 7, la anterior que vi del director Alberto Rodríguez. En segundo lugar, hay que decir que, como ya leí, la película es muy parecida a True detective. Es peor que la serie en que no se puede comparar a Woody Harrelson y Matthew McConaughey con Raúl Arévalo y Javier Guiérrez (el chatungo), pero es mejor en que la trama se desarrolla más rápido, aunque de la misma embarullada manera. Aquí también hay asesinatos de chicas jóvenes y los dos agentes tienen que vérselas con peligrosos y oscuros sospechosos, con los que se toman la justicia por su mano (a lo Grupo 7), y con los propios compañeros de la policía. También hay diferencias y disputas entre los dos policías. También los escenarios son lugares pantanosos y enfangados en el campo y personajes misteriosos con vidas oscuras. También hay droga de por medio. No he terminado True detective, pero no me sorprendería, que, como en esta, lo de menos sea quién es el culpable, sino más bien toda la investigación.

De lo que no me enteré muy bien fue de las dos tramas que había: la de los que mataban a las chicas y las violaban y la de los que las contrataban para un hotel. Pero bueno. No creo que cambiara mucho mi opinión.

Por lo demás, Antonio de la Torre vuelve a estar muy bien y, en general, todo el reparto. Incluso la nueva promesa del cine español, Jesús Castro, a quien yo confundí al principio con Maxi Iglesias (Cabano en Física o Química) y quien por lo visto en El niño, que tengo pendiente, también está muy bien.

En conclusión, La isla mínima es un más que digno thriller español, bien ejecutado, aunque el argumento (y opino lo mismo de True detective) no es demasiado original ni interesante. Eso sí, hay escenas trepidantes.

¿Por qué se llama La isla mínima? Porque la trama se desarrolla en una zona de las marismas del Guadalquivir en Huelva, que creo que se llama la Isla Mínima.

¿Por que o por qué no verla? Hay que verla porque es una película que demuestra que el cine español puede ser tan bueno como una de las mejores series que hay actualmente en Estados Unidos. Lo malo es que peca de lo mismo que la serie y de lo que pecan las series y películas últimamente, un guión poco original e impactante, y encima en España no tenemos actores que molen tanto.

Grupo 7 (nota = 6,3)

No hace mucho estrenaron La isla mínima de Alberto Rodríguez y me sorprendió ver la cantidad de gente que había visto Grupo 7, una de sus películas anteriores. Yo no podía ser menos y, pese a las indicaciones de mi hermano, la vi. Además justo en Saber y Ganar preguntaron que antes de qué acontecimiento se desarrollaba la película.

Para ser española, la trama, los actores y las escenas no están mal. Pero no basta con eso. El argumento es demasiado simple y a veces algo incongruente. También es demasiado duro a veces y, cuando tendría que serlo no lo es. Me explico tomando como ejemplo la escena clave, tratando de no revelar demasiados detalles. En esta escena, en la que cazan a los policías, no es verosímil quelos yonquis se limiten a hacerles lo que les hacen, aunque supongo que esto está hecho así aposta para tratar de demostrar que la policía es más cruel que los yonquis. Tampoco es creíble que en un momento en el que uno coge a una chica de rehén uno de los polis resuelva la situación sin problemas y luego entre los cuatro no sean capaces de resolver una situación que no parece tan complicada. Y luego para colmo, cuando van al coche, resulta que tienen las llaves. ¿Se las guardaban en los calzoncillos?.

A pesar de que la película no vale mucho, es verdad que hay algunas cosas que tienen su mérito. Hay algunas escenas impactantes, como lo del mordisco. También la interpretación de los actores es convincente. Falla a veces Mario Casas, que no sabe enfadarse. Pero el que hace de Bachi en Primos (Antonio de la Torre) y los demás lo hacen bien, sobre todo los yonquis. Me alegré de ver que le dieron el Goya a Joaquín Núñez, porque para mí está ejemplar, el mejorr de la película, con un estilo muy Paco Tous. Me sorprendió no conocerle a pesar de su edad, pero, claro, el Goya fue por actor revelación.

En definitiva, es una película muy simple, aunque bien ejecutada. A pesar de ser corta, se hace un poco larga. Después de ver esta no dan demasiadas ganas de ver La isla mínima, pero me da la sensación de que será mejor, así que supongo que algún día le daré una oportunidad.

¿Por qué se llama Grupo 7? Porque los policías protagonistas de la película forman el grupo 7 encargado de limpiar Sevilla de drogadictos antes de que llegue la Expo. La película muestra o denuncia las controvertidas maneras con las que llevan a cabo sus operaciones estos policías.

¿Por qué o por qué no verla? Quien como yo quiera tener una primera toma de contacto con el cine de Alberto Rodríguez antes de ver La isla mínima, puede verla, pero que no espere nada del otro mundo. Lo único que merece la pena de la película es la excelente interpretación de su elenco. El argumento es bastante típico. Nada que no se vea en The Wire, por ejemplo.