Farándula de Marta Sanz (nota = 6,0)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Había visto Farándula de Marta Sanz nombrada en tantos sitios como una de las mejores novelas de 2016 que fue el libro que pensé en comprar cuando visité la librería de una familiar. Tuve suerte y me lo regaló y, así, a cambio me pude comprar uno de poesía de Charles Simic.

Lo que no sabía es que la suerte era doble, porque me habría molestado bastante dejarme dinero en un libro como este. No está mal escrito y se nota que la autora tiene dotes para la escritura, pero el enfoque es completamente desacertado. Pudiendo contar una historia normal, la autora decide recrearse en turbulentas impresiones de gente poco interesante, actores de teatro venidos a menos, preparando un mejunje con ingredientes de Eva al desnudo y Sunset Boulevard, con toques del peor Chirbes y de su inaguantable En la orilla, que recuerdan a Juan Goytisolo, con enumeraciones innecesarias e interminables (sobre todo la cercana al final), que no aportan absolutamente nada, y solo algunos destellos de descripciones de la realidad relativamente brillantes.

Sin duda, es de esos libros que deben tener valor por su estructura y composición, pero para descubrir ese valor es necesario un esfuerzo y una profundización al que, desde luego, no animan ni el tema, ni la grosería y el poco gusto en algunas de las situaciones narradas ni la incómoda intimidad.

Otro erróneo cartucho literario gastado en tratar de sorprender, sin entender que lo que de verdad sorprende es la literatura simple, pero profunda. Ya me advirtió mi familiar de que este era otro de esos libros modernos tristemente superficiales.

¿Por qué se llama Farándula? Porque se describe —de acuerdo con lo que se entiende o se sigue sin caer mareado por giros, incisos y eternas enumeraciones y por lo que se puede leer en el resumen de la contraportada— el mundo de la farándula teatral. Hasta en un momento se cuenta el rodaje de un capítuo de lo que debe ser Tres príncipes para una princesa o alguno de esos realities peligrosamente divertidos.

¿Por qué o por qué no leerla? No se puede negar que las partes del libro que se consiguen leer sin aburrimiento ni desconcierto están bien, pero en su conjunto es un libro pesado y superficial, que aporta bastante poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s