Star Wars: El despertar de la Fuerza (nota = 6,9)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

En la forma en la que los más adeptos me hablaban de lo mucho que les había gustado Star Wars: El despertar de la Fuerza, yo notaba un desmesurado esfuerzo por mostrar entusiasmo ante algo que no les cabía en la cabeza que les pudiera decepcionar. Sumando a esto los muchos comentarios de que la película era muy Disney o de que era igual que la primera (episodio IV), con más recelo que ganas, pero considerándolo necesario, fui a verla.

Y el problema no es que sea muy Disney ni que se parezca a la primera (por mucho que se parezca, la primera es mucho mejor), el problema es que la película es bastante mala, al menos en argumento, diálogos y reparto. El problema del argumento se ve en cosas tan básicas como lo de que la chica sepa usar la espada láser tan bien (algo de lo que muchos se han quejado), pero también la profunda amistad que se crea entre los personajes al poco de conocerse.

Para el problema de los diálogos no hay más que fijarse (el que lo soporte) en el personaje de Finn, absolutamente inaceptable, a lo que ayuda (y ahí entramos en el problema del reparto) el nefasto actor que es John Boyega. Llegaría a decir que sin él la película mejoraría bastante. Pero, claro, también está Oscar Isaac, que con Poe consigue caer más bajo incluso que en Ex machina. La chica, con eso de parecerse a Patricia Conde, al menos parece familiar. Tan malos me parecieron los dos primeros que no entiendo cómo la gente se queja de la cara de pardillo que tiene Kylo Ren (¿quiche lorraine?) y no de ellos. Ni siquiera me hizo gracia BB-8, de los personajes creados con más espíritu comercial que he visto en mucho tiempo (junto con los últimos minions, claro). Solo hay que decir que uno de los mejores momentos para mí de la película es cuando Han Solo le llama bola. La mejor, la señora amarilla.

En fin, veo que puse a la película en IMDb un 7 al volver del cine, por lo que supongo que algo me tuvo que gustar. Es normal que, tratándose de una saga como esta, cualquier película que hagan tocará la fibra sensible, aunque solo sea por los muchos reencuentros. Pero aquí no los aprovechan bien en absoluto. Tampoco aprovechan ni los recursos ni la música ni casi nada. Muy mal J.J. Abrams y compañía.

¿Por qué se llama Star Wars: El despertar de la Fuerza? Se vuelve a establecer una lucha entre los dos lados de la Fuerza.

¿Por qué o por qué no verla? Hay que verla. Es una pena que no hayan sabido hacer algo mejor, pero hay que verla. Hay reencuentros y una «sorpresa» que merece la pena ver antes de que nos la cuenten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s