La novia (nota = 6,9)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Ya había descartado verla, suponiendo que nadie iba a querer acompañarme al cine —y yo nunca voy solo—. Pero sorprendentemente alguien me mostró su interés por La novia. Yo, de la emoción, casi ni caigo en que era la película que había leído que estaba basada en Bodas de sangre de Lorca. Con el justificado miedo de que Inma Cuesta y compañía se cargaran a Lorca he ido esta tarde a verla.


Aunque iba con  muchos prejuicios —lo reconozco—, al principio me ha sorprendido para bien. Me he dejado llevar por la escenografía. Pero luego, qué pena, a medida que los versos se van poniendo serios, los actores van demostrando que, recitando mal, es posible incluso destrozar a Lorca. No sé por qué se asocia el acento andaluz con susurros y bocas pastosas, que es como recitan aquí, algo que, por supuesto, además, hacen como si estuvieran cantando la alineación del Madrid. Con lo bien que recitaba Alberti siendo andaluz.

De esta manera consiguen que se pierda toda la emoción de una obra que creo recordar que era sobrecogedora —quizás habría que volver a leerla—. De nada sirve ni la excesiva carga de simbolismo ni los atronadores ruidos y gritos si no los acompañan sentimientos. De hecho, no es que no sirvan, es que molestan. Que usen canciones de Lorca como Los cuatro muleros La tarara se agradece, pero mejor si se hiciera con acierto. Al final, el mejor momento musical es el del vals, que no pega mucho, pero suena bien, y salva la desastrosa escena culminante que perpetran tres actores que no están a la altura.

Mal. Muy mal. No puede ser que llore con Del revés de Pixar (recomiendo mi crítica) y que con algo de uno de los mejores poetas de todos los tiempos, al menos uno de los que más cambia la forma de ver la realidad, ni me inmute. Ya en Yerma me llevé un pequeño chasco, pero es que aquí no emociona ni un solo verso (de los que se entienden, porque muchos se confunden entre el ansia de andalucidad de los actores). Solo hay que comparar a Irene Papas en Yerma con la vieja aquí.

¿Por qué se llama La novia? La película es una adaptación libre de Bodas de sangre. En la obra de Lorca, el personaje que se va a casar se llama Novia sin más.

¿Por qué o por qué no verla? No hay que perder el tiempo en una película que, aunque solo dura hora y media, se hace larga porque no llega a dar ese salto de la mano del texto de Lorca, se va quedando atrás. Recomiendo mejor leer la obra, que la imaginación de cualquiera seguro que puede dar más emoción a los versos de Lorca que la que le da Paula Ortiz, la directora. Si es que así normal que la gente cada vez se interese menos por la cultura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s