Voces de Chernóbil de Svetlana Alexievich (nota = 8,2)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Ya el año pasado, un año antes de que le dieran el Nobel a la autora, me apunté Voces de Chernóbil de Svetlana Alexievich como posible regalo de cumpleaños, no porque yo sepa mucho de literatura, sino porque leí que era de las que más sonaba como candidata al premio. Al final preferí otros regalos —no recuerdo qué— y hasta que no le dieron el Nobel no me decidí a hacerme con el libro y leerlo. No soy yo muy de libros documentales, pero algo me atraía de este.

Y el presentimiento se tornó en realidad a medida que iba leyendo el libro. Con la sola pega de no entender por qué le han dado a la autora el Nobel si libros como este recogen testimonios de otros, las terribles y desgarradoras historias van componiendo un conjunto poético y filosófico poco habitual en lo que leo últimamente (incluso en los supuestos libros de poesía). Con gran emoción fui leyendo las entrevistas que, perfectamente entretejidas a modo de monólogos y coros por la autora, forman esta conmovedora obra.

En ella llegamos a la esencia del ser humano, a los sentimientos escondidos tras las muchas circunstancias que rodean la vida y no dejan ver el interior. Es terrible que sea a partir de una desgracia como la de Chernóbil como se llega a estas reflexiones y experiencias, pero como siempre, si algo bueno se puede sacar incluso de la peor desgracia es usarla para conocernos mejor y aprender de ella.

En este libro no se dan respuestas evidentes a las grandes preguntas sobre la esencia humana, pero sí se formulan las preguntas exactas, porque cuando uno ve nuestro contenido real, nuestra esencia, sabe bien lo que somos y, por tanto, sabe bien lo que nos falta.

Quien necesite un nuevo enfoque en su vida, quien crea que nos sobran demasiadas cosas para vivir una vida feliz, encontrará en este libro una buena prueba de que somos algo más, por medio de los muchos testimonios que no hacen sino poner de manifiesto que, aun cuando el ser humano lo pierde todo, sigue teniendo algo que lo hace especial. La lectura no nos hará ser más felices, sino todo lo contrario, nos sumirá en una profunda melancolía —yo me puse malo mientras leía y no me extrañaría que fuera por los sentimientos despertados—, pero a la vez nos llevará al punto básico de nuestra esencia y existencia y nos brindará las preguntas perfectas para volver a empezar y saber por qué o por qué no merece la pena vivir después de todo.

¿Por qué se llama Voces de Chernóbil? La obra recopila muchos testimonios de bielorrusos involucrados en el accidente, liquidadores, mandatarios, niños… Todos tienen voz en esta obra, subtitulada «crónica del futuro» porque relata las consecuencias de un inesperado accidente mal gestionado que cambió la vida de muchas personas, en una guerra de otro tipo, una batalla contra los propios principios de esta vida que nos hemos inventado y que creemos que nos facilitan la existencia, pero que en verdad lo que hacen es ocultar nuestra esencia.

¿Por qué o por qué no leerla? Hay que leerla. Es de los libros más poeticos y profundos que he leído últimamente. Y eso que está contado por personas de todo tipo, no escritores. Es muy triste, pero con esa tristeza productiva que remueve por dentro sin destruir y que, después de todo, por algún motivo, da esperanzas. Merece la pena leerlo despacio y subrayando, cosa que yo no he hecho, por leerlo en ebook, de lo que ahora me arrepiento.

Anuncios

3 pensamientos en “Voces de Chernóbil de Svetlana Alexievich (nota = 8,2)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s