La Galatea de Miguel de Cervantes (nota = 6,9)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Una de las obras grandes de Cervantes que me faltaba por leer era La Galatea. Algo decepcionado por no haber encontrado en las Novelas ejemplares o en Los trabajos de Persiles y Sigismunda el nivel del Quijote empecé esta con pocas expectactivas y más cuando recordé que era de tema pastoril.

Tal como temía la novela no se acerca ni de lejos al nivel del Quijote y es bastante peor que las otras mencionadas. Presenta la intachable prosa de Cervantes, pero esta vez utilizada para contar una historia de pastores (yo odiaba las églogas de Juan del Encina) muy poco interesante, incómodamente interrumpida por otras historias (algo que acostumbra a hacer Cervantes), y en este caso también por demasiadas poesías. No sé si a otros les pasará, pero a mí pasar de estar leyendo prosa a leer poesía me cuesta y más si las poesías son complicadillas como en este caso, a lo que se suma la manía que le he cogido a la poesía medida, con el soneto como mayor objeto de mi aversión; aparte del poco donaire que me da la sensación que tiene Cervantes para el verso («más versado en desdichas que en versos», según se dice en el Quijote).

De esta forma, cuando se llega a alguna poesía que podría llamar la atención, como el debate sobre cuál es el peor sinsabor que trae consigo el amor, hay que hacer un gran esfuerzo para seguir lo que los personajes dicen. No digamos ya cuando Calíope se pone a hablar de los poetas.

La sensación final es que Cervantes ha querido meter demasiadas cosas en la novela, haciendo que sea pesada para una primera lectura y que no se siga bien casi ninguna historia, hasta el punto de que uno no sabe ni por qué Cervantes le dio al libro el nombre de La Galatea y no el de cualquier otro personaje. Digamos que la novela es una mezcla de novela pastoril, teatro, El banquete de Platón, historietas tipo Decamerón o las Novelas ejemplares y demasiada poesía. Es, pues, un libro que hay que leer muy detenidamente, con paciencia y mucha más atención que la que yo le he dedicado.

¿Por qué se llama La Galatea? Como digo, es difícil saber por qué ha elegido el nombre de este personaje. Galatea es una pastora de la que están enamorados Elicio y Erastro (si no recuerdo mal y la Wikipedia no me confunde), personajes que aparecen desde el principio hasta el final del libro, pero tampoco es que se la mencione mucho más que a otras.

¿Por qué o por qué no leerla? Hay que leerla porque es de Cervantes y está bien escrita, pero si se quiere disfrutar hay que leerla despacio. Si uno la lee como un libro normal (como he hecho yo) se va a liar con tanto nombre de pastor, tanta historia entremezclada, tanta poesía. Le sorprenderá además el gusto de Cervantes por esta novela y que no la quemaran en la hoguera del Quijote. Igual la segunda parte que tenía pensada iba a ser la leche.

Anuncios

5 pensamientos en “La Galatea de Miguel de Cervantes (nota = 6,9)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s