Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza (nota = 6,6)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Para quienes nos hemos leído con esfuerzo La verdad sobre el caso Savolta, La ciudad de los prodigios y alguno más de Eduardo Mendoza, pero no Sin noticias de Gurb, es un poco molesto que alguien que sí lo ha leído (aunque no los otros), y que encima lo ha hecho obligado en el colegio, se escandalice de que nosotros no lo hayamos hecho. Uno trata de excusarse diciendo que se ha leído los otros, como si por la suma de páginas pudiera concluirse que lo hemos leído, pero no. Perturba por eso que, siendo un libro tan corto, uno mismo no encuentre el momento de ponerse con él.

Menos mal que al fin, después de mucho, el viernes pasado por la tarde, no apeteciéndome demasiado en ese momento seguir con La Galatea, se me ocurrió leer Sin noticias de Gurb.

Fueron poco más de dos horitas, que me hicieron constatar que era una novela sin más que no pasaba nada por no haber leído, pero ya al menos con la satisfacción de haberla leído.

Me sorprendió la forma en la que está escrita: como un libro de a bordo por horas de un extraterrestre que está estudiando la vida en la Tierra. Tampoco esperaba que Gurb no fuera el protagonista y que no fuera un camaleón, como el de la portada.

Sí esperaba, en cambio, el humorcillo de Eduardo Mendoza, algo más gracioso que en otros casos, y eso que yo no soy muy amigo del humor catalán tipo Buenafuente. Aquí se ve buena sombra a pesar de lo ácido de algunos choques del protagonista con la a veces estúpida realidad barcelonesa.

Es ese ágil humor lo que salva una obra algo loca por sus situaciones (a veces recuerda a Forrest Gump) y un poco incómoda de leer por su forma de diario por horas. También ayuda que sea cortita, y eso que el final se hace un poco largo.

¿Por qué se llama Sin noticias de Gurb? Toda la trama empieza porque el protagonista no consigue establecer contacto con Gurb, que ya está de misión por Barcelona, y, tras comunicar que está Sin noticias de Gurb repetidas veces, decide salir en su busca, enfrentándose a las más variopintas situaciones, provocadas en general por él mimo sin necesidad.

¿Por qué o por qué no leerla? Los que tengan el mismo problema que yo deben leerla para no ponerse rabiosos cuando otros se jacten de haberla leído. Es echarle dos horitas. Por lo demás es una obra normalita, pero entretenida y curiosa por su forma, tema y situaciones. Supongo que por eso la mandan en el colegio. Eso sí, a veces irrita un poco lo liante que es el protagonista.

Anuncios

3 pensamientos en “Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza (nota = 6,6)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s