El hombre elefante (nota = 7,0)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Me he hecho una nueva lista de películas verdaderamente urgentes de ver y la primera era El hombre elefante, película que aparece en todas partes como indispensable. Aunque de David Lynch, su director, me encantó Una historia verdadera (película preciosa y muy recomendable), después vi la inextricable Mulholland Drive y se me quedó la idea de que era un director oscuro y desapacible. A esta idea contribuyó también el primer capítulo de Twin Peaks. Por eso había ido esquivando no solo El hombre elefante, sino otra indispensable como Terciopelo azul.

En este caso es verdad que la película es oscura y poco apacible, pero desde una perspectiva distinta a la que yo imaginaba. Se parece más al estilo de La parada de los monstruos o, incluso, Viridiana. Y ese toque retro (la peli está en blanco y negro y tiene una música antigua muy bien elegida) ayuda bastante a darle un tono misterioso y más apetecible a una horrorosa historia.

De esta manera, el zonzo argumento, tipico de película antigua, y el desasosiego y horror de las imágenes y situaciones que se ven (con un perfectamente caracterizado John Hurt, que hacen dudar si el actor tiene esa enfermedad de verdad, si no se sabe que es él) no impiden que la película tenga atractivo artístico y que se pueda comprender su éxito. Hay algunas escenas brillantes.

Sin embargo, yo creo que se le podría haber dado aún más sentimentalismo o, al menos, uno más complejo, no quedarse simplemente en lo que pueden engañar las apariencias. Lo de la catedral, por ejemplo, es demasiado básico. La desproporcionada y horrenda figura de Joseph Merrick ayudaría a crear un sobrecogedor contraste si se presentaran unas situaciones menos típicas y más emotivas, máxime teniendo a Anthony Hopkins, que borda su papel de apocado personaje. No llega al nivel de Eduardo Manostijeras, por ejemplo.

¿Por qué se llama El hombre elefante? Así llamaban al Joseph Merrick real por sus malformaciones en la cara y el cuerpo. Yo no veo muy bien qué parecido tiene con un elefante, pero bueno.

¿Por qué o por qué no verla? Deja un poco de mal sabor de boca, pero no es tan desagradable como podría. Quizás lo peor sea lo ñoño que es el hombre elefante y lo poco que consigue transmitir pese a ello. Esta tendría que ser una película de las que hicieran llorar y no consigue ni emocionar un poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s