Libertad de Jonathan Franzen (nota = 6,6)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Resultó para mí una gran sopresa ver que se tomaba como gran noticia la publicación de la nueva novela de Jonathan Franzen, Pureza. Yo conocía al autor exclusivamente porque su novela Libertad estaba en una estantería de mi casa a la altura exacta a la de mi cabeza cuando hago flexiones. Al verla en tal actividad siempre me había preguntado quién podría leerse un tocho tal de un autor tan raro. Mi poca confianza en la novela se confirmó cuando vi que mi madre la usé algún tiempo después para sujetar una balda del baño. «Ah, bueno, para eso sí que está bien», me dije. Jamás se me habría ocurrido pensar que meses más tarde me iba a leer ese mamotreto (literalmente ‘criado por su abuela’). Pero, sí, con la balda ya sujeta por otros medios (no se vaya a creer alguien que por leer el libro la balda se vino abajo) me lo empecé. Tenía alguna esperanza, a pesar de que mi madre se lo había dejado en la página 20, porque decían que Franzen es el gran novelista americano actual.

Y mis esperanzas se esfumaron pronto. No es que el libro fuera malo, es que ya estábamos con esos temas que me la refanfinflan. Sexo, empresas, universidades, familias y situaciones que ya están más que vistas en el cine y la literatura. En este caso la gracia está en que la novela va saltando de una generación a otra y dando distintas perspectivas de lo que les pasa a unos y a otros.

Eso no estaría mal si no fuera porque lo que les pasa es poco interesante y se cuenta de una manera tan superficialmente íntima que desagrada. Si se quiere contar algo íntimo, a uno le gustaría que se hablara de sentimientos verdaderos y no de los sentimientos que las personas dicen tener ahora encasillándose en alguno de los insustanciales modelos posibles que les presenta la sociedad. La tarea del buen escritor no es ponerse al nivel de sus personajes sino entender por ellos lo que sienten. Si no, la novela no es más que un tonto documental de lo atontada que está la sociedad. En 667 páginas no hay ni un momento en el que uno llegue a ver la realidad de una forma que no se vea en un capítulo de Modern Family o en cualquier serie de drogas y sexo.

No me voy a quejar ya de que encima los personajes me resultan muy ajenos; aquí el problema es que ya no son ni originales. Antes obras así podían tener la gracia de presentar antihéroes insólitos en la literatura, pero ya no.

Ha sido, pues, otro disgusto más que me da la literatura y, sobre todo, la crítica. Si de verdad esto es de lo mejor que se puede ofrecer, apaga y vámonos, o, mejor, releamos el Quijote una y otra vez y olvidémenos de la variedad. Ahora parece que está poniéndose de moda la poesía. No me extraña; el lector, quieran o no los críticos, necesita leer para sentir y entender, no para ver lo que puede ver en su propia casa y en la de sus vecinos, o en cualquier serie, sin tener que tragarse más de 600 páginas de nimiedades típicas, bien estructuradas y contadas, eso sí, pero que no aportan nada. Como mucho se podría destacar alguna ligera pizca de originalidad en la forma de encajar algunas situaciones. Pero nada más.

¿Por qué se llama Libertad? Fui subrayando la palabra libertad cada vez que la veía. Parece que los personajes, como tantos otros en la literatura, se mueven y luchan contra sí mismos y contra otros en busca de su libertad. Esto les hace enfrentarse a duras situaciones y decisiones.

¿Por qué o por qué no leerla? No hay que leerla. Está bien escrita, la estructura es curiosa y no se hace larga, pero no aporta nada. Ni siquiera hay una historia. El final lo confirma. Hay cosas tipo Boyhood o incluso El lamento de Portnoy que siendo peores son mejores. El que ya la tenga comprada ya sabe que para sujetar una balda sí que sirve.

Anuncios

4 comentarios en “Libertad de Jonathan Franzen (nota = 6,6)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s