Escoria de Marta Marín (nota = 6,8)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Contactó conmigo la jovencísima Marta Marín para hablarme de su novela Escoria y ver si la podía criticar. Dicho y hecho. En cuanto conseguí la novela la colé entre un tomo y otro del Decamerón y empecé a leerla. No sé si por la portada o lo que me había dicho ella esperaba una novela de adolescentes con algo de fantasía, del estilo de Crepúsculo. Por el prólogo y la contraportada me pareció que tenía buena pinta, y eso que yo no soy lector de novelas de este tipo (como mucho las veo en película).

Y la novela es efectivamente una novela de adolescentes, pero sin fantasía. Por lo poco que sé de las novelas de Moccia, pues solo he visto la adaptación de Tres metros sobre el cielo, esta es parecida. De hecho, si no recuerdo mal, es bastante parecida a la mencionada en lo del enamoramiento de un chico y una chica de distinta clase social, en la que el chico (con moto) le muestra a la chica un mundo fascinante, pero que al final acaba por demostrar que es mejor no apartarse de la vida ordenada si no se quiere caer en problemas.

Junto a este estereotipo de pareja tan trillado, Escoria presenta muchas otras ideas muy vistas en la literatura (y el cine) joven actual: personajes que, más que actuar por sus propios sentimientos, parecen tratar de adoptar uno de los roles ya establecidos; personajes que están siempre enfadados y amargados y que se contestan siempre mal entre ellos y, sobre todo, a los padres; personajes incapaces de crear, solo capaces de copiar. Como en muchas otras obras es este un amargo reflejo del vacío de los jóvenes actuales, ante el cual yo creo que ellos mismos están ya reaccionando. De ahí el auge de los libros de poesía, aunque esta sea un sucedáneo prosaico y de sentimientos más que vistos y ramplonamente expresados. Pero al menos se ve una intención de cambio.

Esta novela aún sustenta su fuerza emocional en ese tipo de jóvenes vacíos y no solo desorientados sino reacios a la orientación. Eso junto a las (finalmente) rocambolescas situaciones, muchas veces inverosímiles, como la de la relación de la hermana, o llevadas a un extremo exagerado para el que haría falta mucha más información, son los puntos débiles de Escoria, que, sin embargo tiene como puntos fuertes lo bien que está escrita, a pesar de su estilo demasiado esquelético, con una sencillez y a la vez una fluidez en su prosa que la hacen muy agradable de leer y que dan como resultado una novela muy entretenida, a pesar de la poca intriga en un argumento bastante bien estructurado.

La autora sin duda tiene potencial para la narración, con la palabra adecuada en cada momento, sin rimbombancia, pero sin acudir a la palabra fácil. Promete bastante, aunque para consagrarse mi opinión es que debería cargar a sus futuras novelas de algo más de enjundia emocional (como la del prólogo, sin ir más lejos) y no resolver determinadas situaciones, sobre todo las duras, con reacciones poco vehementes de los personajes; a veces parece que les dan igual o incluso que les hacen gracia (como al que se le escapa una risa en un momento triste). Quizás la fantasía podría ayudar a ello. Los personajes estereotípicos están bien para empezar a crear historias, pero para bordarlas hace falta encontrar personajes vivos, con decisiones propias, que yo creo que existen en cualquier joven, por muy vacío, enfadado o amargado que esté, si es que la autora quiere seguir con la novela de tipo adolescente, claro. Se agradece, por cierto, que no se cebe la autora con las escenas de sexo, muy inteligentemente descritas.

¿Por qué se llama Escoria? En un momento, hacia el final, un personaje le dice a otro que es escoria por querer hacer el mal a los demás. En la novela se define, quizás excesivamente bien, lo que es lo bueno y lo que es lo malo, la escoria. No creo que siempre alejarse de lo establecido tenga por qué ser malo. A veces hay que luchar por lo que se sueña y eso no siempre es fácil, aunque lo es más si para ello no se cae en lo malo.

¿Por qué o por qué no leerla? Como digo, es una novela muy agradable de leer y entretenida. Las situaciones oscilan entre lo típico y lo inverosímil, pero es algo que se puede perdonar por la juventud de la autora que, a cambio, aporta esa frescura y espontaneidad de un escritor joven. Estoy seguro de que a cualquiera que le gusten este tipo de novelas le dejará un buen sabor de boca y quizás ganas de más. Desde luego, puestos a comparar con gente en moto vista recientemente, la novela aporta bastante más que Easy rider.

Anuncios

2 pensamientos en “Escoria de Marta Marín (nota = 6,8)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s