Hotel Transylvania (nota = 6,9)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

No queda mucho para que se estrene la segunda parte de Hotel Transylvania. Como siempre que hay una secuela, trato de ver la primera parte, si es que no la he visto, porque una segunda parte significará que la película fue buena o que, al menos, tuvo éxito.

La película tiene un argumento bastante pobre, típico y simplón; a cualquiera se le habría ocurrido. Es incluso peor que el de El exótico Hotel Marigold, puestos a comparar películas de hoteles. Sin embargo, Hotel Transylvania tiene algo muy positivo: su peculiar humor. Frente a lo que estamos acostumbrados a ver últimamente, en este caso el humor no se sustenta en la agresividad de unos personajes con otros. Presenta, en cambio, un humor absurdo, fresco, loco, que a mí no me gusta demasiado, pero que al menos es distinto y más agradable. Demuestra que no porque haya golpes o malos rollos hace falta hacer algo desagradable. Lo de los picaportes, los sustos que da Drácula y alguna tontería más, así como la forma de abordar los tópicos de los vampiros y los monstruos en general y su relación con los humanos hace que no recomiende la película ni a niños ni a determinada gente, pero sí a gente a la que le gusta este tipo de humor absurdo. Sin ser muy muy originales ni excesivamente graciosas para mí, al menos las gracias son afortunadas.

A lo pintoresco y peculiar de la película contribuye el doblaje español, con Santiago Segura haciendo de Drácula o Mario Vaquerizo de Frankenstein. Al principio se hace un poco raro, pero luego uno se acostumbra y hasta queda bien. Hasta uno se acostumbra al personaje humano, que al principio cae como una patada en el culo.

¿Por qué se llama Hotel Transylvania? En español se puede escribir Transilvania, con i latina, pero bueno, como es el nombre del hotel, se puede dejar así. El hotel se llama así porque lo construye Drácula en esa recóndita y tenebrosa zona de Rumanía, con el fin de que ningún humano se atreva a ir al hotel.

¿Por qué o por qué no verla? Según me han dicho, los niños se ríen un montón. Es normal por lo estruendoso, agitado y loco (no hay más que ver la música) de la película. Pero no me parece apropiada para ellos. La tiene que ver la gente a la que le gusten las tonterías sin demasiado sentido, los gritos sin venir a cuento, las contestaciones inesperadas, una vuelta de tuerca a los tópicos, etc. Quizás a alguno le guste saber que el director, Genndy Tartakovsky, es el creador de El laboratorio de Dexter. Yo me temo que de momento no iré a ver Hotel Transylvania 2.

Anuncios

3 pensamientos en “Hotel Transylvania (nota = 6,9)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s