Un mundo feliz de Aldous Huxley (nota = 6,1)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

No sé si leí Un mundo feliz en el colegio o no (me da a mí que no). El caso es que el otro día al leer sobre Divergente, me di cuenta de que no me acordaba de nada. Decían que Divergente se inspira en Un mundo feliz en el hecho de dividir a la sociedad en clases, una idea que, como ya dije, me interesa bastante. A pesar de mi tirria a las distopías, decidí leérmela, sin recordar que estaba en la primera página de mi cuaderno de listas. No esperaba gran cosa.

Y tenía razón. Esta novela es una de esas que hacen que sienta un profundo rechazo a la ciencia ficción. Está contada de una manera poco hábil, poniendo las ideas por encima de la historia, de una manera oscura y tendenciosamente pesimista. Con menos gracia, incluso, que Fundación.

De esta manera, desde el principio me interesó bien poco y le presté poca atención a la historia (tampoco es que sea gran cosa) y a los personajes. Seguramente me habré perdido muchas cosas. Quizás por eso me pareció tan caótico todo lo relacionado con el Salvaje y la reserva y la relación entre unos y otros (Lenina y demás personajes con nombres paródicos algo idiotas). Me da la sensación de que para decir lo que dice Aldous Huxley (del que ya me dejé bastante al principio La isla —de eso sí me acuerdo— de pequeño) se podría haber escrito un cuentecito. Sería suficiente para comprobar como un mundo sin tristeza solo se podría conseguir eliminando los sentimientos.

A pesar de la poca habilidad como escritor de Aldous Huxley, el autor sí que es capaz de ofrecer algunas frases interesantes. En general el valor del libro, y por lo que más de uno se lo debería leer, es por la reflexión sobre la libertad del hombre y por la idea de que nadie, pensando por nosotros, nos tiene que obligar a ser felices. También son interesantes las reflexiones sobre la cultura de la gente. Hay que leer, hay que pensar, hay que tener tiempo para uno mismo. Así sesenta y dos mil cuatrocientas repeticiones no harán una verdad. Pero lo que más me impactó fue la idea basada en Jaspers que aparece en la introducción de Estelrich (edición de Círculo de lectores) de que la humanidad podría tender a automatizar sus sentimientos y sus tareas, de la misma forma que le ha ocurrido a las hormigas, por ejemplo, que construyen sus casas ya sin saber por qué.

Y eso es lo terrible de este libro, que muestra lo mismo que pasa hoy día, donde la gente prefiere ser feliz a la manera que se les dice que ser ellos mismos, aunque estén amargados. El resultado final es una amargura ajena, que es la peor de las tristezas.

¿Por qué se llama Un mundo feliz? Porque lo que se presenta es un mundo en el que la gente, por no pensar ni tener sentimientos, están automatizados y son felices o, mejor dicho, no están amargados. El título en inglés Brave new world está cogido de La tempestad de Shakespeare (de cuyas citas se abusa de una manera algo tediosa en el libro) y significa mundo nuevo. Como se explica aquí, Huxley mantiene la ironía de Shakespeare en la que un personaje que no ha visto mundo antes se ilusiona al ver un nuevo mundo, a pesar de que este mundo es horrible.

¿Por qué o por qué no leerla? Hay que leerla por ser un clásico. Y hay que leerlo en edad adulta. La verdad es que no entiendo cómo se recomienda un libro tan complicado a los niños. Pero ya digo que las interesantes, pero escasas, brillantes ideas se podrían haber transmitido en muchas menos páginas o, al menos, con una historia algo mejor construida y más amena.

Anuncios

4 comentarios en “Un mundo feliz de Aldous Huxley (nota = 6,1)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s