Las desventuras del joven Werther de Goethe (nota = 7,8)

Crítica de EL PRÍNCIPE DE VER/LEER

Las desventuras del joven Werther de Goethe es un libro que debería haberme leído mucho antes, en mi época superromántica de los 17. O al menos cuando mi madre me regaló una edición moderna en 2006. Pero han pasado muchos años, no sé por qué, hasta que me he decidido a leerlo. No sé si era el miedo al suicidio o una superstición como la que tengo con El exorcista, pero el libro llevaba años pasando de un estante a otro de mi cuarto sin ser leído. Cuando lo cogí, esperaba encontrar algo mucho más contundente y rotundo de lo que encontré, aunque al menos no recibí una decepción tan grande como con Fausto.

Ya me daba mala espina el formato epistolar (dejé Drácula de Bram Stoker hace tiempo precisamente por eso), pero al final no fue ese el único problema. Tampoco me gustó el formato poco uniforme, como escrito a retazos, que hace que la obra parezca más un cuaderno de apuntes que un libro en sí. Me recordó en ese sentido para mal a Fausto.

Pero bueno, por lo menos en este caso hay más frases de las de subrayar, algunos sentimientos más profundos y mejor expresados. Eso sí, ni la historia es demasiado buena (es quizás demasiado veraz) ni veo una incitación tan clara al suicidio. Tampoco veo que sea un libro muy triste como me habían dicho. Solo es otra historia más de decepción porque el punto de referencia que se toma para vivir no satisface.

Es verdad, eso sí, que se evidencia de manera desgarradora lo desdichado y pasajero que es el ser humano, en una vida donde a veces apetece no despertar, donde nuestra existencia individual importa poco, donde uno no sabe si es mejor aferrarse a algo, razonando, pensando y amando o simplemente dejarse llevar con un carácter sencillo y simplemente «atribuir la falta de felicidad a impedimentos terrenos», donde al final los hombres extraordinarios son los tachados de locos o borrachos, de incomprendidos, vamos. ¿Qué mundo es este en el que en seguida se opina sobre las mejores cosas y se descartan de primeras? Quizás mi frase favorita del libro sea esta: «No hay nada que me saque tanto de mis casillas como que alguien me venga con argumentos triviales cuando yo estoy hablando de todo corazón». ¡Anda que no me ha pasado veces a mí eso!

A pesar de las maravillosas frases e ideas que aquí destaco, no me parece que estén bien hiladas ni que la historia esté bien contada y es una pena. Pero bueno, en cualquier caso, el sentimiento de insignificancia del ser humano, donde solo el amor y la comprensión de los demás son anclas que nos mantienen en este mundo, está muy bien expresado.

La introducción de mi edición de Cátedra, por cierto, me hace ver que más que síndrome de Fausto, puedo tener síndrome de Goethe, salvo porque a él no le gustaba la gramática.

¿Por qué se llama Las desventuras del joven Werther? Porque las distintas cartas que forman el libro nos van mostrando las infelices andanzas de Werther, un joven que busca inútilmente un sentido a su existencia en el amor de Lotte, la cual, sin embargo, por dejarse llevar por la vida, no le corresponde.

¿Por qué o por qué no leerla? Creo que es un libro que hay que leer más joven, pero mejor ya en una época de la juventud suficientemente madura, en la que se haya llegado ya a la idea de que, aunque claramente la existencia es inútil, siempre hay cosas que sorprendentemente nos dan motivos para despertarnos casi todos los días y que nos dejan un misterioso sentimiento de trascendencia en el que se puede creer o no, pero que está ahí.

Anuncios

2 comentarios en “Las desventuras del joven Werther de Goethe (nota = 7,8)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s