Africanus: el hijo del cónsul de Santiago Posteguillo (nota = 6,9)

Mucha gente me ha hablado de las novelas históricas de Santiago Posteguillo, algunos con sorprendente entusiasmo. Yo disfruté bastante con La noche en que Frankenstein leyó el Quijote de este autor, pero me daba pereza empezarme alguna de sus extensísimas novelas. El hecho de que fueran históricas y sobre Roma me atraía, pero a la vez me hacía dudar. Podían ser demasiado básicas. Aun así, decidí aventurarme con Africanus: el hijo del cónsul, la que yo creía primera de una trilogía sobre buena parte de la historia de Roma, más allá de Escipión.

Pero, aparte de que solo habla de los inicios de Escipión, la sensación general fue la de una simple y plana novela. Es entretenida, está correctamente escrita y, pese a su longitud, no se hace demasiado larga (a lo que contribuyó que manejé un formato llamado librino de Ediciones B, bastante más cómodo de lo que pensaba y que se lee bien, por lo que las más de 1300 páginas no fueron para tanto), pero, por lo demás, la historia no es apasionante y la prosa, aunque ya digo que correcta, es bastante ramplona, lo justo como para narrar una historia. Hasta hay cosas que rechinan constantemente como el abuso de el mismo y la misma con sentido anafórico o los usos sospechosos de sendos. La estructura además no es cómoda, con cambios de escenarios demasiado abruptos.

Por lo menos se presenta con gracia y ligereza a los personajes y, a lo tonto, uno se entera de algunas cosas interesantes, como de la coetaneidad de Escipión, Arquímedes y Plauto, en la que yo no había caído. Pero poco más. Supongo que para los que no conozcan la historia de Escipión la novela será más interesante. Yo me acordaba de muchas cosas del colegio y aquí tampoco se aporta demasiado.

Así pues, creo que es una novela excesivamente larga para lo que se cuenta, no contada encima de la mejor manera. Eso sí, al menos sirve para ordenar una (pequeña) parte de la historia de Roma con sus personajes y batallas (como la de Trasimeno).

¿Por qué se llama Africanus: el hijo del cónsul? Mucha gente sabrá que Escipión era conocido como el Africano por su incursiones en África. Aquí solo llegamos a ver sus hazañas en Europa. La batalla de Zama estará en el tercer libro. Lo del hijo del cónsul es porque su padre era cónsul, lo cual origina algunas de las vicisitudes presentes en la novela.

¿Por qué o por qué no leerla? Desde luego, puestos a leer algo tan malo como La saga/fuga de J. B., es mejor leer algo que por lo menos informe. Pero claramente esta es una novela que sería mejor ver adaptada a la televisión, por mucho que se lea con ligereza (lo que ha contribuido en gran medida a que la nota se acerque al 7). Aun así, no se justifica una trilogía para lo poco que al final se acaba contando. Hay demasiada paja. De momento no me leeré los siguientes.

Anuncios

2 comentarios en “Africanus: el hijo del cónsul de Santiago Posteguillo (nota = 6,9)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s