El médico (nota = 6,3)

Soy consciente de que llevo un tiempo publicando poco. Un motivo es que estoy muy atareado y otro es que la lectura de La saga/fuga de J.B. de Torrente Ballester se me está atascando y me está quitando las ganas de leer e, incluso, de ver pelis. Aun así, como aún no me ha quitado las ganas de vivir, siempre se puede sacar tiempo para ver cosas.

Llevaba mucho tiempo queriendo ver El médico. Me empecé a leer el libro del escritor Noah Gordon en su momento, cuando tuvo su fama, pero lo dejé algo aburrido. Consideré que ver la película podía ser una buena expiación ante aquella inconstancia infantil. Además alguien me la recomendó.

Lo malo es que, pese al interés que podría tener, la película es demasiado larga y aburrida. Ni Ben Kingsley consigue salvarla. El interés lo pone la historia de un chaval que pierde a su madre por la enfermedad del costado (que no es otra cosa que apendicitis) y la religión la deja morir, porque la enfermedad es un designio divino. En ese momento, el chaval, Rob Cole, interpretado por un nefasto Tom Payne, empieza su camino de aprendizaje para que no pasen cosas como estas. Para eso deja al curandero con el que iba (decentemente interpretado por Stellan Skarsgård) y se va a Persia en busca de Avicena, un personaje que sí cree en la medicina por encima de cualquier otra cosa.

Phonto(7)Lo emocionante es que este es uno de los personajes que empezaron a considerar que la medicina no es una magia negra, no es un desplante a Dios. Todo lo contrario: es demostrar que la vida es demasiado importante como para dejar que una enfermedad que se puede curar termine con ella. Claro que para eso hay que violar ciertas creencias y llevar a cabo ciertos actos sacrílegos, como abrir cadáveres. Se dejan así atrás pensamientos como que «Solo existe una cura para el mal que aqueja a esta mujer: la gracia de Dios. Cualquier otra cosa sería brujería».

Como se ve, la historia es fascinante y más estando Avicena interpretado por Ben Kingsley, pero la película del señor Philipp Stölzl consigue destrozarla. Puede ser que ya la novela se cargara la historia y que por eso la dejara de pequeño, pero desde luego la película está muy mal ejecutada. Una pena. Solo me sorprendió para bien que cuando dejé la novela uno de los motivos fue porque creía que iba a ser una novela de viajes y en la peli el viaje no dura nada.

¿Por qué se llama El médico? Porque toda la historia se basa en la lucha de un joven por convertirse en médico, como Avicena, es decir, por llegar a ser alguien que alargue la vida a gente, no dejando que mueran innecesariamente, aunque eso suponga enfrentarse a los designios divinos. De esta manera quiere redimir la muerte de su madre. Se podría decir que Rob Cole es de los primeros médicos modernos europeos, un paso por delante de magos y curanderos. En ese sentido, yo creo que sobra el poder de predecir la muerte que tiene.

¿Por qué o por qué no verla? Por mi experiencia, yo recomendaría verla antes que el libro. En el fondo es una obra archiconocida y hay que saber de qué va. Aunque es muy muy aburrida, se aprende bastante con ella. Eso sí, no sé si sacarán película de la segunda novela, Chamán, y de la tercera, La doctora Cole, pero desde luego, habiendo visto esta, se me han quitado las ganas de ver las demás.

Anuncios

5 comentarios en “El médico (nota = 6,3)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s