La gran seducción (nota = 7,8)

El otro día hablando con un amigo y con mi hermano salió, no sé por qué, Brendan Gleeson, uno de mis actores favoritos. Mi amigo dijo haber visto algunas pelis suyas que yo no había visto y me dio envidia. El jueves mismo vimos La gran seducción.

Ya desde el principio, por el tono y la musiquilla, se sabe que va a ser una película mona. Y luego se comprueba. Es de esas películas en las que todos los personajes son buenas personas y tienen buenas intenciones. En una especie de Bienvenido, Mister Marshall, los habitantes de Tickel Head, un pueblo de Terranova, tienen que conseguir que un médico se quede después de un mes de estancia allí, lo cual es requisito para que les pongan una fábrica. Todo lo que hacen para lograr este objetivo es entrañable: lo del críquet, lo del billete en el suelo o las escuchas, entre otras cosas.

Phonto(43)A este simpático esfuerzo se le une el gracioso choque entre los aires nuevos de una persona de ciudad y la algo anticuada mentalidad de los habitantes del pueblo. El resultado es una combinación perfecta de progreso y tradición que ayuda a que el pueblo y sus habitantes crezcan y prosperen, lo cual está presentado con un buen gusto y una afabilidad exquisitos. Y todo de la mano de un enorme Brendan Gleeson. Taylor Kitsch (John Carter) está un poco peor, parece algo pasmado, pero el resto del reparto, todos los habitantes del pueblo se encargan de espabilarle, a medida que enseñan a su personaje que no siempre los engaños son malos, si estos no tienen malas intenciones en sí mismos sino que sirven para llegar a un buen fin.

Y todo acompañado de una música muy agradable.

¿Por qué se llama La gran seducción? Porque los habitantes del pueblo tienen que seducir al médico para que se quede con ellos.

¿Por qué o por qué no verla? Aunque con ramalazos de telefilme canadiense, Don McKellar presenta una bonita película, de esas que reconcilian con la humanidad y enseñan que, siendo bueno, esforzándose y no resignándose con la vida que nos ha tocado, se pueden conseguir grandes cosas. Encima sale un genial Brendan Gleeson. Seguiré viendo pelis suyas. Creo que la siguiente será Los Pitufos 2.

Anuncios

3 comentarios en “La gran seducción (nota = 7,8)”

  1. ¡Ha sido un remake muy acertado! Pocas veces un remake llega al nivel de la película original. En el caso de “La gran seducción”, logra mantener (y mejorar, en algunos momentos) lo que ya pudimos ver hace 10 años de la mano del director Jean-François Pouliot. En esta nueva versión seguimos sin salir de Canadá, aunque cambiamos el francés por el inglés. La propuesta actualizada de Don McKellar nos vuelve a situar en un pequeño pueblo costero de Quebec, donde sus habitantes tratarán de ‘seducir’ al nuevo doctor para que se instale permanentemente. Este remake se gana a pulso la categoría de ‘cine para toda la familia’ gracias a los recurrentes tópicos y divertidas escenas que se suceden sin cesar. Sin embargo, la película vuelve a caer en los tópicos propios de las películas rurales, como la idea de que la gente verdaderamente auténtica vive en los pueblos. En definitiva, nos presenta un pueblo hecho a la medida del personaje de Taylor Kitsch, pero realmente trata de convertirse en el destino perfecto para el espectador. Ver esta propuesta nos asegura, dos horas de deliciosa comedia rural, junto con unas irresistibles ganas de viajar lejos de la gran ciudad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s