Imparable (nota = 6,8)

Tuvo su familla cuando salió, pero nadie me recomendó Imparable lo suficiente como para ir al cine a verla. Aun así, es de esas que suelen acampar en mis listas. Sin esperar nada del otro mundo, nos la pusimos como película de jueves. Y no defraudó… en cuanto a absurda película de jueves.

Como buena película de jueves tiene un argumento bastante ridículo. Parece imposible que pueda estar basada en hechos reales. Todo el problema del tren imparable se debe a la incompetencia de todos y cada uno de los empleados de la ferroviaria. Desde el gordito al que se le escapa el tren (el de Me llamo Earl y El lobo de Wall Street), hasta la supuesta experta, que no hace más que hablar de mojones, e, incluso, Denzel Washington, que va teniendo ideítas que son buenas por los pelos. Chris Pine tampoco aporta mucho, salvo al final. Y esto es de lo poco interesante de la película, que refleja bien la inepta sociedad en la que vivimos, en la que celebramos cuando alguien hace su trabajo bien, cosa que debería ser lo normal. Pero es que estamos acostumbrados a que la gente lo haga todo mal.

Phonto(6)Y para colmo la película está plagada de ingredientes típicos: la típica relación que se rompe justo antes de la desgracia, la típica tensión generada por la posibilidad de que mueran niños (mucho peor que en Speed o Jungla de Cristal 3) o el clásico jefe déspota que antepone sus trenes a vidas humanas y que refleja típicamente que los que mandan son los más incompetentes. Y, por supuesto, una tensión conseguida gracias a que los personajes son tontos y no se les ocurren ideas obvias hasta el final. Lo que acaban haciendo podrían haberlo intentado al principio. Lo de que esté basada en hechos reales no justifica nada, porque nadie obligaba al malogrado Tony Scott a elegir esta historia. Y todo esto sin contar con estupideces como lo de que haya tanta cantidad de gente arremolinada en torno al tren (lo absurdo del coche de policía que salta por los aires despertó en mí una carcajada) o que en la curva más peligrosa del tren justo haya una fábrica con materiales explosivos.

¿Por qué se llama Imparable? Porque un tren se le escapa a su conductor y empieza a acelerar. Acaba pareciendo un ser con vida propia y malvado, como el tiburón de Tiburón o el tiburón-pulpo de Sharktopus. Es verdaderamente imparable. No hay nada que lo detenga.

¿Por qué o por qué no verla? Es una película bastante mala, pero es entretenida y no muy larga. Y hay algunas cosas absurdas que hacen gracia. Por estas cosas se puede ver. Ah, y para constatar que la incompetencia es una cosa global. Yo, que a la vez estaba con La rebelión de Atlas, acabé algo saturado de trenes y compañías ferroviarias.

Anuncios

2 comentarios en “Imparable (nota = 6,8)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s