Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven de Albert Espinosa (nota = 7,1)

Por su original título (incluso más que el de la canción con buen estribillo de Love of lesbian), me quedé con ganas de leer Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven de Albert Espinosa cuando estuvo de moda. Reavivó mis ganas alguien a quien le gusta mucho Albert Espinosa y que tenía interés, y a la vez miedo, de saber lo que yo opinaría.

Y, bueno, antes de nada, aunque yo también la leí con miedo por mis últimas decepciones con superventas y por creer que sería algo tipo Moccia, he de confesar que no me desagradó.

La novela destaca por dos cosas sobre todo. La primera es por su brevedad a pesar de sus 200 páginas, pero es que los capítulos son de cinco páginas con título en página independiente, que encima suele ser una frase (interesante, eso sí) que luego se lee dentro. Pero bueno, a veces se agradece leer un libro en menos de una hora, sobre todo ahora que me estoy leyendo La rebelión de Atlas con sus 1250 densas páginas. Lo segundo por lo que destaca la novela es por la naturaleza del protagonista, algo que podría chocar más si no fuera por Juego de tronos.

1424255679913Estas dos cualidades no impiden que la novela esté bien. La historia es el camino  de un niño con infancia desgraciada, un camino que no sé si recuerda a Tom Sawyer, a Big fish o al Principito, un camino de descubrimiento de que, aunque hay que tratar de superarse, nunca hay que dejar de aceptar los defectos (que a veces no son más que las características) de uno. De esa manera nos aceptaremos nosotros, nos aceptarán los demás y no será tan duro pensar que podemos transmitir a nuestros hijos esa característica.

Y a lo largo de la historia se nos presentan extraños, pero emocionantes, símbolos (el faro o el saco de boxeo) y bellas frases y reflexiones sobre acomodarse al llegar a cierta edad y claudicar a la mediocridad, sobre lo difícil que es amar (más que ser amado) o una muy bonita como que a veces la dificultad al subir una cuesta nos hace olvidar que estamos progresando.

En fin, es una novela chocante, pero mejor escrita que otros superventas y con algunas frases de las que hacen reflexionar. Seguramente lea alguna más de Albert Espinosa. La siguiente que tengo es El mundo amarillo.

¿Por qué se llama Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven? Es una frase llamativa que curiosamente no le dice la amada al protagonista o viceversa, sino que se la dice una persona ajena, pero que ayuda al protagonista en su camino a descubrir lo que quiere hacer de su vida. Esta frase completa el famoso bolero Si tú me dices ven de Los Panchos, cuyo integrante Alfredo Gil se basó remotamente, según leo aquí, en un poema de Amado Nervo, quien se lo decía a Dios: «Si tú me dices ven lo dejo todo / No volveré siquiera la mirada / Para mirar a la mujer amada».

¿Por qué o por qué no leerla? Puestos a leer algún superventas español medio reciente, este es de los que más me han gustado últimamente. Y se lee en una hora.

Anuncios

2 comentarios en “Si tú me dices ven lo dejo todo… pero dime ven de Albert Espinosa (nota = 7,1)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s