Fausto de Goethe (nota = 6,6)

Subtitulando este blog como «Las incautas opiniones de un crítico con síndrome de Fausto», mandaba narices que no me hubiera leído Fausto de Goethe. La obra, o más bien el personaje, da nombre al síndrome porque el que lo padece quiere, como Fausto, saberlo todo. Desde esa perspectiva, me apetecía mucho leer el libro para ver la tortura del personaje.

Pero no es así. Lo de querer saberlo todo ocupa una mínima y confusa parte al principio. El resto del libro es también confuso y bastante aburrido. Son varios los problemas de la obra. En primer lugar, la presentación como obra de teatro dificulta mucho la lectura, máxime habiendo tantos personajes, que muchas veces aparecen sin motivo y sin un claro propósito. El toque de tragedia griega (con coros y eso) acrecienta aún más si cabe la confusión. Además no hay una historia concreta que se pueda seguir bien y esto hace que sea más difícil encajar el amplio abanico de personajes y sus intervenciones.

Es una obra que a veces recuerda a La divina comedia , con la peculiaridad de que el guía sea el malvado Mefistófeles y no el bonachón Virgilio, a un viaje de iniciación o catártico, a lo ¡Qué bello es vivir! o Cuento de Navidad. Pero todo  se presenta de una forma embrollada y caótica, incluso a veces incoherente e incomprensible, probablemente debido a que es fruto de una mente genial. La verdad es que con los años que Goethe tardó en escribirla, ya podría haber mejorado la presentación.

En cualquier caso, se pueden entresacar algunas frases brillantes, sobre todo al principio y sobre todo las relacionadas con la dificultad de saberlo todo y la terrible posibilidad de morir a mitad del camino hacia el conocimiento como la de que «el tiempo es corto y el arte larguísimo». Y otras como que el temor y la esperanza son los peores enemigos del hombre o que a los treinta años al hombre más le valdría morir. He puesto una como imagen de fondo de la página de Facebook de este blog:

20150212_133353¿Por qué se llama Fausto? Porque el protagonista es Fausto (que significa ‘feliz’), un personaje basado en un hombre real que según leo quería no ya saberlo todo sino tener tanto pdoer como Cristo. Hay otras obras basadas en el personaje, como La trágica historia del doctor Fausto de Marlowe, que trataré de leer, y muchas películas. Ya empecé a ver una, creo que la de Murnau, pero fue después de estar celebrando el día de la Reina en Holanda y la previa ingesta de cerveza me hizo quedarme profundamente dormido.

¿Por qué o por qué no leerla? Es una obra muy difícil. No es para leerla como un libro normal. Tanta fama tiene que supongo que no la he llegado a entender. Supongo que debería haber leído el libro con algo más de atención, pero de momento hay que seguir con más cosas. Ya volveré a ella. Y a pesar de que no me haya convencido Fausto, no tardaré mucho en leer Las desventuras del joven Werther.

Anuncios

13 pensamientos en “Fausto de Goethe (nota = 6,6)”

  1. Me alegra ver que no soy la única que después de leer el “Fausto” se pregunta por qué esto es una obra maestra de la Literatura universal. Me pareció aburrida. El argumento, soso, los personajes tópicos, especialmente las mujeres, ridículamente idealizadas, el estilo, pesadote… Comparando con otras grandes obras de dramaturgos europeos (desde los griegos a Lope, pasando por Moliére), no hay color., francamente. Pero no descarto que haya algo grandioso que a mi se me escapa, simplemente, que no lo pillo por ser demasiado complicado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s