Grace de Mónaco (nota = 6,2)

Me disponía a ver ¡Qué verde era mi valle! cuando saltó a mis ojos Grace de Mónaco. Este es uno de esos típicos biopics que nunca veo pero que me apetecería ver. De hecho, a pesar de lo que ahora proferiré de esta película, me he propuesto empezar a ver otros muchos biopics (Ray, La dama de hierro, Hitchcock, etc.).

La película empezaba bien por dos cosas. Una porque duraba solo una hora y media, y dos porque sale Hitchcock nada más empezar. Sobre lo primero, hay que decir que es de las películas de hora y media más largas que he visto en mi vida. Con respecto a lo segundo, hay que decir que posiblemente lo único bueno de la 1422962979419película sean los personajes que van saliendo. Porque el resto es una visión gracekellycentrada de la vida de Mónaco, poniendo a una persona mediocre (áurea mediocridad) como heroína y salvadora del país. No hay más que ver el ridículo y ramplón discurso final para entender lo mala que es la película entera. Si es verdad que de Gaulle aplaudió, se entiende bien por qué hemos llegado a la situación actual de Europa.

No importa que se cuenten algunas cosas interesantes, como el bloqueo de Francia, cosa que yo desconocía. La película está desatinadamente enfocada en la figura de Grace Kelly en una sucesión de escenas que muchas veces nos hacen creer que nos hemos saltado una parte. Y asistimos a un supuesto cuento de hadas, que ni se entiende ni agrada. Eso sin tener en cuenta la pinta de Tim Roth haciendo de Raniero o el insultante e incomprensible trato que se les da a Rai y Gracy. Como digo, fue de las horas y media más largas de mi vida. La música es lo único que se salva, a base de tirar de clásicos como el Miserere.

¿Por qué se llama Grace de Mónaco? No se podía llamar de otra manera. La película se centra obsesivamente en Grace Kelly, representada por una Nicole Kidman siempre con los ojos inyectados en sangre (a saber por qué), que queda como una sacrificada y heroica princesa de Mónaco, en unas situaciones patéticas y sin interés.

¿Por qué o por qué no verla? No hay que verla. Es muy mala. Solo tiene interés, como cualquier biopic, por ver qué personajes coincidieron. Pero, vamos, más interesante puede ser ver que Messi coincidió con Ronaldinho. Aun así me he apuntado como biopic pendiente el de La vie en rose del mismo director, Olivier Dahan. Y ya sí que no hay excusas para no ver Marnie, la ladrona.

Anuncios

4 comentarios en “Grace de Mónaco (nota = 6,2)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s