El niño con el pijama de rayas (nota = 6,6)

Creo que leerme Maldito karma me recordó que tenía dos best-sellers sin leer, El niño del pijama de rayas y Cometas en el cielo. Por suerte, ambos tienen adaptación al cine. Empecé, porque era más corta y me venía mejor por la noche, con El niño con el pijama de rayas (o del pijama como proponía Manuel Seco y como yo lo había escrito al principio; eso sí, yo diría de rayas y no a rayas como propone Seco, o como se ve en la Nueva gramática de la RAE). Sabía que iba a ser sentimentaloide, porque conocía el final, pero tenía alguna esperanza en que fuera bonita.

1422793129021Y no. Es bastante mala. Es sentimentaloide con ganas y juega con el manido recurso de niño triste (en este caso dos) que tanto aborrezco. La historia, al margen del impactante final (para el que no lo conociera, que yo ya me lo sabía y me lo había imaginado mejor), es muy mala y muy típica, con los clásicos malentendidos de los niños ante la guerra (mucho mejor es La vida es bella) y los clásicos contrastes entre la forma de enfrentarse los niños y los adultos a la guerra. Todo esto regado por unos diálogos nefastos y diría aberrantes, pero por desgracia, esta esla tónica habitual últimamente.  Y encima los niños son repelentes (leo ahora que para mi sopresa Bruno es Hugo en La invención de Hugo). Para colmo hay que aguantar a la insoportable (por muy buena actriz que sea) Vera Farmiga, que inlcuso supera en el repelús que da a su actuación en Up in the air.

En fin, creo que se nota lo poco que me gustan las películas típicas, que buscan la lagrimilla fácil, tocando un tema delicado (y trillado) en el que parece como si hiciera falta asistir a un final como el de esta obra para darnos cuenta de la bestialidad que fue aquello. Y no, no hace falta. Al menos a mí no me hace falta.

En resumen, otra decepción con un best-seller. Espero que el libro (de John Boyne) fuera mejor. Aunque, claro, ahora veo que el libro lo sacó Salamandra en la colección de jóvenes lectores. Pero, vamos, que ya me estoy enfadando de verdad con la literatura actual. Y no aprendo. Ahora me he empezado el primero de Dolores Redondo con un par. Así de loco estoy.

¿Por qué se llama El niño del pijama de rayas? Porque el protagonista confunde en algún momento el uniforme de los judíos de un campo de concentración con un pijama de rayas y conoce a otro niño, Schmuel, que va con dicho uniforme. Luego pasa lo que pasa.

¿Por qué o por qué no verla? Sin haberlo leído, sospecho que será mejor leerse el libro. También quiero pensar que si uno no conoce el final disfrutará más con la peli. Si no, mejor no verla.

Anuncios

4 comentarios en “El niño con el pijama de rayas (nota = 6,6)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s