El rey se divierte de Victor Hugo (nota = 7,0)

Anduve mucho tiempo postergando la segunda entrega de la sección de Ópera comprimida que empecé en Artepatía pero que ahora he pasado a Qpqmh. La primera entrega fue Il trovatore de Verdi, de la que hice el conveniente resumen supercomprimido con enlaces a mis partes favoritas y después la crítica del libro en el que está basada, El trovador de Antonio García Gutiérrez, aquí. Seguir leyendo El rey se divierte de Victor Hugo (nota = 7,0)

Anuncios

Big hero 6 (nota = 7,4)

Ya la tenía pendiente pero el hecho de que le dieran el Óscar a la mejor película de animación me hizo querer ver Big hero 6 inminentemente.

Phonto(2)Al margen de lo bien que está hecha (algo que ya no soprende en las pelis de animación), la película es trepidante y con una historia relativamente original y entretenida, en la que no hay un respiro. Casi uno agradece cuando, Hiro, el protagonista, está triste, para poder descansar un poco. Conseguir una película divertida es posible utilizando personajes simpáticos y sanos, buen gusto y originalidad sin renunciar a recursos clásicos. Y no dramatizando demasiado cuando ocurren desgracias. Hay que enseñar a superar. Aquí esa superación tiene mucho que ver con el tierno personaje de Baymax, el globo que lo cura todo, que cura hasta el daño moral. Solo necesita hacer como Lucy y aprenderse lo que dicen los libros al respecto. Si a todo esto se añade un malo misterioso, que utiliza una tecnología brutal, y un final conmovedor, la película mala no va a ser.

Lo mejor de la película es su defensa de la superación ante las adversidades y su ensaltación de cómo el ingenio puede ayudarnos mucho en esta tarea. No le pongo más nota porque, aunque tiene todos los buenos ingredientes mencionados antes, esos ingredientes se podrían mejorar. Y la música también podría ser mejor, a lo Kick-Ass o a lo American horror story (que he empezado a verla ahora).

Por cierto, uno de los directores, Chris Williams, participó  en Mulan, con la que curiosamente justo he soñado hoy, y eso que no la he visto. ¡Qué cosas!

¿Por qué se llama Big hero 6? Yo pensaba que ese era el nombre del globo y que el 6 era por el modelo o la versión, pero no. Se llama así porque los personajes de la peli forman al final un grupo de 6 miembros que se llamará así.

¿Por qué o por qué no verla? Es una buena peli de animación. A los que les gusten las listas tienen que verla. A mí de todas las pelis de animación que han ganado el Óscar (Óscar que se empezó a entregar a partir de 2001) solo me quedan Happy feet y Wallace y Gromit. Las veré pronto. Espero que sean más del tipo de Big hero 6, es decir, bonitas y simpáticas, y no tipo Rango o Brave, que son bastante malas. Ah, y que nadie se pierda la gracieta final, menos aún los seguidores de Marvel.

La noche más oscura (nota = 6,6)

Después de ver El francotirador, me apeteció ver por fin La noche más oscura. Esta es de las típicas películas que no sé por qué la gente se ofende si no has visto, como Match point o Wall street (la de 1987). A mí esta me apetecía en su momento poco por lo larga que es y porque, como luego ratifiqué, tenía pinta de no ser una película, sino un documental, pero el empujón final me convenció (o me engañó).

En efecto, la peli es más un documental, lo cual, aun esperándomelo, me desagradó, porque entre otras cosas se pierde el ritmo que da una historia ficticiamente narrada. Al desastre contribuye Jessica Chastain. Si Julia Roberts me da repelús, una actriz igual que ella, pero más desagradable aún, ya me horripila. Me puso de los nervios. Pero bueno, está perfecta en el papel de marisabidilla, redicha y cretina, que acierta de chiripa y se lo cree. Tampoco caen nada bien otros personajes como el de Jason Clarke o el de Kyle Chandler (el padre de Super 8). Ni siquiera mi querido Mark Strong está bien.

Estuve toda la película pensando que era tan mala como En tierra hostil y cuál fue mi sorpresa, bueno, todo lo contrario, cuál no fue mi sorpresa, al descubrir en los créditos finales que es que es de la misma pésima directora, Kathryn Bigelow, la cual algo bueno debe de tener porque hay gente a la que le encantan las dos pelis. Desde luego el presentar historias entretenidas y bien narradas no es su fuerte. Curiosamente lo que más me gustó de la película, el que llamaran a Bin Laden Osama, es lo que menos le gustó a uno de mis amigos defensores de la peli, al que le pareció ridículo.

No sé. El caso es que hay una diferencia notable entre cómo acomete el tema esta directora y cómo lo hace, por ejemplo, Clint Eastwood. No he visto ni Le llaman Bodhi ni K-19, también de Bigelow, pero me apetece bien poco verlas después de esto y me alegro de que no haya a la vista ni1424897206327nguna película más de la directora. Quizás está como el Bigelow de la película del otro día, es decir con las horas contadas. Del guionista de esta y de En tierra hostil, Mark Boal, veo que se está preparando una peli sobre el videojuego Uncharted (con su protagonista descendiente del corsario Francis Drake). Creo que el juego es bueno, pero este guionista es capaz de cargarse la historia. Leo que Boal y Bigelow tienen el guión de lo que sería la precuela de esta, pero, como es lógico, de momento no sale a la luz.

¿Por qué se llama La noche más oscura? Lo primero que he pensado es porque en la película hay momentos en la operación en los que no se ve nada, luego he pensado que tal vez era por el nombre de la operación (traducción de Zero dark thirty). Ahora leo que el título en inglés se refiere al nombre que le dan los militares a la medianoche pasada. En español será que la operación se lleva a cabo a la hora en que la noche es más oscura. Desde luego, supongo que para muchos aquella noche fue brillante.

¿Por qué o por qué no verla? Hay que verla para que la gente no se enfade. También para enterarse bien de quién es Jessica Chastain, de la que no sé por qué a partir de esta película surgieron auténticos defensores a los que luego se les hizo la boca agua al verla en Interstellar, mientras a mí me hervía la sangre. De su actuación en Criadas y señoras ni me acuerdo y la de Mamá prefiero no hacer el esfuerzo de recordarla. El árbol de la vida no creo que la vea, La señorita Julia no la voy a ver después de ver lo mala que es la obra de teatro y de otras como Coriolanus trataré de ver otra representación (siendo obra de Shakespeare seguro que las hay mejores). Así que, a no ser que vea la que va a sacar Guillermo del Toro, Crimson Peak (en octubre en España), estaré una temporadita a gusto sin Chastain. Por lo demás, la película es un documental, por lo que merece la pena verla solo por la (escasa) información que da.

Distrito 9 (nota = 7,2)

En los tráilers de El francotirador anunciaron la película de curioso nombre Chappie, del director sudafricano Neill Blomkamp. En el tráiler se decía que Blomkamp es también director de Elysium y Distrito 9. Estas eran justo dos películas que tenía pendientes. Al día siguiente vi Distrito 9, pese a que mi hermano me la había desaconsejado seriamente. Ya me había quedado con ganas de verla en su momento cuando vi el documental sobre pelis de ciencia ficción del que he hablado alguna vez (La verdadera historia de la ciencia ficción).

Phonto(1)La verdad es que, a pesar de ser una película con una historia algo sencilla y de contar con un actor protagonista algo desafortunado (una exageración poco atinada de Stanley Goodspeed en La Roca), la idea de presentar a los alienígenas o “bichos” como marginados en Sudáfrica tiene su gracia. Permite entender bien el problema del apartheid, poniendo de relieve lo injusto y descarnado de una situación así, en la que sorprende la crueldad de la segregación incluso con seres distintos. En el apartheid los apartados encima eran seres humanos. Es triste que, como en El niño con el pijama de rayas, haya gente que solo cuando se ve afectada por la misma situación que el pueblo apartado, se da cuenta de lo crudo del asunto, aunque entonces ya sea tarde (como en la poesía atribuida a Bertolt Brecht, pero que parece ser del pastor luterano Martin Niemöller). Y todavía el personaje dice la frase que he destacado, como si volver a ser humano fuera arreglarse.

¿Por qué se llama Distrito 9? Porque ese es el nombre del gueto donde están apartados los alienígenas que quedaron atrapados en la Tierra a merced de los humanos.

¿Por qué o por qué no verla? Es una película que ofrece una perspectiva interesante sobre los alienígenas, merced a la cual empieza a verse la segregación como algo incluso más cruel. En ese sentido la película es indispensable. Pero se echa de menos una historia más elaborada.

El jinete pálido (nota = 6,9)

No contento con haber visto El francotirador por la tarde, por la noche aún tuve ganas de ver otra película dirigida por Clint Eastwood, nada menos que El jinete pálido. Era de esas películas antiguas de nombre conocido que tanto me gusta ver, o, mejor dicho, haber visto.

Pero la película es bastante normalita. Es la clásica de un pueblo asediado por unos malhechores que se quieren apropiar de su terreno con fines económicos. Solo un hombre les puede salvar y ese es el misterioso predicador encarnado por Clint Eastwood. La venganza es total y no faltan los personajes malos con alguna característica especial. Al principio son los clásicos feos y luego unos bien uniformados con gabán pardo, dirigidos por el impoluto Stockburn. 1410408622000-richard-kielY entre medias probablemente el mejor personaje de la peli después del predicador sea un grandullón retrasadillo, que no podía encarnar otro sino el gran Richard Kiel, recientemente fallecido, conocido por hacer de Jaws en las películas de James Bond Moonraker y La espía que me amó. Sirva esta mención (y la foto) como homenaje póstumo.

Por lo demás la película es normalita, con la clásica jovencilla que idolatra al héroe que les va a vengar, sin darse cuenta de que en este tipo de películas el héroe es impasible y pasajero. También cuenta la película con la clásica reunión del pueblo para debatir si se deben rendir a las condiciones del magnate.

¿Por qué se llama El jinete pálido? Después del último ataque de los malhechores al pueblo, la jovenzuela reza para que venga alguien y les salve. Lee un pasaje del Apocalipsis en el que aparece la muerte pálida cabalgando un caballo de color claro, que, como es de suponer, es tal y como se presenta Clint Eastwood, un jinete pálido que supuestamente debería estar muerto y que realmente, como él dice, no importa quién sea.

Phonto¿Por qué o por qué no verla? Es un wéstern clásico, aunque, pese a lo de pálido, no salen indios (yo creía que era por algo tipo rostro pálido). Es más bien una película de venganza en el oeste a lo Sin perdón o El fuera de la ley, también de Clint Eastwood y que, si no recuerdo mal, son mejores. También son mejores otras muchas de venganza. Para mí la mejor creo que sigue siendo El castigador (la de 2004). Y puestos a ver algo de Clint Eastwood, son mejores Gran Torino o El sargento de hierro. Lo único bueno de El jinete pálido es que por lo menos Clint Eastwood todavía no se había puesto tan filosófico como se puso luego. Me doy cuenta, por cierto, de que aún me queda el pastel de ver Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima, además de Jersey Boys y alguna más. Por lo menos ya me tragué Invictus.

Encadenados (nota = 6,7)

Al parecer, el tema de este año en el aniversario de Saber y ganar es Ingrid Bergman. Mi hermano propuso, pues, como película de jueves, ver una suya. Elegimos Encadenados, una de las pocas que nos queda por ver de Hitchcock.

1424772366940La película es de las pesaditas de Hitchcock. Y eso que el guionista, Ben Hecht, es el mismo de Recuerda…. Hay demasiados diálogos, demasiadas escenas empalagosas (un beso de dos minutos y medio entre Cary Grant e Ingrid Bergman) y la trama no es demasiado intrigante. Solo la escena de las botellas saca lo que más me gusta de Hitchcock, la tensión cachonda, que para mí es como un gesto de complicidad que le hace muy cercano al espectador, casi más que el hecho de aparecer en sus películas.

El resto de la película juega con la gracia de que Alicia (personaje de Ingrid Bergman) se vea obligada a ir haciendo cosas como espía, empujada por su pasado, porque como se dice en la peli una mujer puede cambiar, pero el cambio «solo es divertido durante un rato». Como cualquier película de espía infiltrado se crea la tensión de que sea descubierta. A crear esta tensión ayuda que los malos sean nazis y sobre todo contribuye en gran medida Claude Rains (el actor destinatario de «siento que este es el comienzo de una hermosa amistad» en Casablanca), que ejecuta un gran papel. También la que interpreta a su madre.

Pero, en general, es una película pesadita y con pocos de los buenos ingredientes de Hitchcock. En cualquier caso, ahora ya sí que tengo que ver la biopeli de Hitchcock.

¿Por qué se llama Encadenados? No me quedó muy claro después de ver la peli. Pensándolo luego supongo que será porque el personaje de Cary Grant y el de Ingrid Bergman, pese a las circunstancias, no se pueden separar, sienten algo que les encadena. Tampoco entendía el nombre en inglés, Notorious, y veo en blogs que otra gente también duda. Parece que es porque el personaje de Ingrid Bergman era conocido (o notorio) por sus malos hábitos.

¿Por qué o por qué no verla? A mi gusto es de las más pesadas de Hitchcock. Hay muchas que ver antes.

La dama duende de Calderón de la Barca (nota = 7,0)

Siempre he sentido curiosidad por tres obras con la palabra dama: La dama boba de Lope, La dama duende de Calderón y La dama pájara de Camilo José Cela. El otro día, quería seguir con Poncela y ponerme Un marido de ida y vuelta, pero no hay versión de Estudio 1 de ella. Para elegir cuál ver entonces, me metí en el canal de Youtube de Estudio 1 con la intención de ir siguiendo un orden. La primera que aparece es La vida es sueño, que ya vi, y la siguiente era precisamente La dama duende. Era el momento de empezar con el trío de damas.

La historia es bastante simple, pero la trama es un poco intrincada. Es una verdadera comedia de enredo con un jaleo grande de personajes y lugares. Los versos no son demasiado buenos al principio, hasta que se llega a las impresionantes palabras (casi al comienzo de la Jornada II) que don Luis, el hermano de don Juan, amigo que acoge al protagonista don Manuel, le dedica a Beatriz. Unas palabras de amor cargadas de preciosos contrastes:

«Mayor gloria me darás
cuando más penas me ofrezcas;
pues cuando más me aborrezcas
tengo de quererte más.»

Y sobre todo las palabras del final:

«aunque es mejor, porque dé
gloria al amor, siendo dios,
que olvides tú por los dos;
que yo por los dos querré.»

Estos versos quizás son lo mejor de la obra (creo recordar que luego había alguno más), junto con las graciosas situaciones que se producen con el miedo del criado gracioso de don Manuel, Cosme, cuando cree que ha entrado un duende en la habitación.

Pero, aunque más completa y simpática que La cisma de Ingalaterra, es esta otra obra sencilla, pese a lo embrollado de la trama, de Calderón.

¿Por qué se llama La dama duende? Porque doña Ángela, hermana del que hospeda a don Manuel, tiene acceso a través de una alacena al cuarto del invitado y, hasta que no se dan cuenta de que la que entra y desordena las cosas es ella, creen que es un duende.

¿Por qué o por qué no verla? La obra es bastante normal, pero la representación de Estudio 1 es muy buena, con un gran Jaime Blanch, por ejemplo. Aunque solo sea por eso, se puede ver, siempre y cuando se hayan visto antes otras del autor como La vida es sueño y El alcalde de Zalamea.

Nightcrawler (nota = 7,6)

No ha recibido ningún Óscar (solo estaba nominada al de mejor guión original) y, sin embargo, Nightcrawler es de las películas que más me ha gustado últimamente. Tampoco era muy difícil conseguir este honor, al enfrentarse a Birdman, Boyhood, Foxcatcher y compañía, pero, en cualquier caso, le agredezco a mi amigo Chemo que me la recomendara.

1424687633379La película trata un tema interesante y está muy bien contada. No importa que el protagonista sea el pesado de Jake Gyllenhaal. Lo hace muy bien, de medio loco entregado a la causa, que encuentra el trabajo perfecto para una maquiavélica personalidad, en la que los medios no importan para llegar a un fin. También Rene Russo, a pesar de estar machucha, está correcta. Con ellos se consigue una historia que va a acelerando a medida que el personaje de Gyllenhaal va estableciendo sus reglas, haciendo cada vez mejor su trabajo a cualquier precio, en un camino hasta convertirse en profesional, tal vez exagerado, pero que podría representar los esfuerzos que algunos se ven obligados a hacer para “llegar a ser algo”.

¿Por qué se llama Nightcrawler? Creo que como el personaje de Marvel, nightcrawler significa ‘rondador nocturno’. Aquí Jake Gyllenhaal hace el papel de un reportero nocturno que tiene que llegar lo antes posible al lugar de los hechos para cubrir noticias de accidentes o crímenes y así poder grabar sangre, que es lo que desgraciadamente da audiencia.

¿Por qué o por qué no verla? Es de lo mejorcito que ponen en el cine ahora, después de The interview. Bueno, también me gustó La teoría del todo, que, con el Óscar a Eddie Redmayne (en un claro efecto Wilder), es otra que se puede ver. Mejor que la de Enigma, desde luego.

Cincuenta sombras de Grey (nota = 6,7)

Como lector del libro de Cincuenta sombras de Grey (solo del primero, que ya sabéis que yo suelo ver/leer solo las primeras partes de trilogías, series y demás), sentía curiosidad por ver la película. Me habían llegado en general críticas malas y comentarios de que, bueno, que lo del sexo no era para tanto. Yo me sorprendía porque el libro era exactamente así, ni tan bueno ni con unas escenas de sexo para tanto. Pensé que igual en la película lo habían exagerado todo.

1424528018407Pero no. La peli es tal cual el libro, lo cual demuestra que por muchas ventas que tuviera, la gente no se lo leyó. Yo el libro me lo compré en un aeropuerto, porque estaba el número uno, sin saber de qué iba, y luego ya en el avión leí en la contraportada que era porno para amas de casa. Ya que me lo había comprado me lo leí. Lo que más me sorprendió es que no era porno ni sadomasoquista ni nada. Era más bien todo lo contrario. Una chica que consigue domar a un supuesto pervertido sexual y saltarse con demasiada facilidad unas normas que parecían intocables. Y encima con un final relativamente amargo, algo que no me esperaba en una novela erótica. En teoría siempre tienen final feliz, ¿no?

Y la película es igual, tan vacía e insustancial como el libro, pero, claro, al menos el libro abultaba y tenía algo más de contenido. La historia es algo tonta e infantil y las escenas de sexo, aunque son algo más explícitas que en otras películas, no lo son más que en películas como Oficial y caballero de los años 80. Y frases llamativas como «Yo no hago el amor. Yo follo» no son nada que no se pueda escuchar en otros sitios. Sin ir más lejos, follar se utiliza en El francotirador.

Pero lo que más me defraudó fue el actor. Me parece muy mal elegido. Ella no está mal. Y Taylor, el chófer es Max Martini, el de Pacific Rim o Capitán Phillips.

Así pues, como el libro, la película de Cincuenta sombras de Grey es una historia que solo tiene de original el acercar el sadomasoquismo a personas supuestamente más corrientes, pero solo por medio de alguna escenita en la que hay algún azote que se queda en azotaina y algún latigazo que es más bien una caricia. Aparte de esto supongo que al público femenino le gustará ver sometido por una inocente estudiante a un apuesto, ridículamente completo y exitoso sometedor.

¿Por qué se llama Cincuenta sombras de Grey? Porque el libro trata de los extraños y oscuros gustos sexuales de un pseudo marqués de Sade del siglo XXI, que se llama Christian Grey.

¿Por qué o por qué no verla? No aporta mucho más que el libro. Creo recordar que el libro tenía algo más de enjundia. Lo único bueno de la película son los dos momentazos en vehículos aéreos y sus dos respectivas canciones (Love me like you do y One last night). Quizás también las intervenciones graciosas, como la mencionada antes o la de «Te voy a dejar que no te vas a poder sentar en una semana», tengan más efecto en la película. Ah, por cierto, también mola la canción de I’m on fire cantada por Awolnation, que no me enteré de dónde salía en la película, pero la escuché en Spotify.

El francotirador (nota = 7,4)

Nueva película de Clint Eastwood y con buenos comentarios. Había que ver El francotirador, y nada mejor que hacerlo el día del estreno. Fui a verla sin saber casi nada de la película, ni siquiera que estaba basada en hechos reales.

Y quizás esto sea lo peor de la película, que está basada en hechos reales. También el final, que por ser el de una película de Clint Eastwood es previsible incluso para los que no conozcan los hechos reales, se podría mejorar. Aunque es verdad que esa forma de terminar consigue realzar el resto de la película.

El principio de la peli, sin embargo, es bueno. Cuenta lo mismo que otras muchas películas pero Clint Eastwood le da la velocidad y el toque precisos, presenta las imágenes justas para informar y meternos en el mundo y en la cabeza del personaje. Luego la película se va ralen1424519046509tizando y haciendo un poco más pesada, pero supera con mucho a películas pretenciosas y malas de este tipo como En tierra hostil. Clint Eastwood consigue crear un ritmo admirable y va alternando magistralmente la parte en Irak con la parte en Estados Unidos, creando un contraste cada vez menos nítido hasta que al final los dos mundos se juntan en uno. Una magnífica técnica para hacernos formar parte de esos mundos es no incluir nada de música en todo el desarrollo de la película; ni siquiera en los momentos de más dramatismo en los que la música habría ayudado. Y es que ¿qué hay más dramático que el ruido de los disparos y los gritos? Merced a esto, la película, siendo una americanada como otra cualquiera, consigue no abochornar tanto.

El final deja tiempo para reflexionar sobre cuál es el mensaje que nos lanza Clint Eastwood, como siempre ambiguo y para todos los gustos. Una señora detrás de mí dijo que sí que Kyle (el francotirador) había salvado muchas vidas pero a costa de cargarse a muchos. Yo me quedo con ese gusto amargo del patriotismo y de la elección de nuestros valores principales en la vida. ¿Para qué nos despertamos cada mañana? ¿Adónde apunta nuestra mirilla? ¿Y cuáles son los valores de la sociedad que no está al tanto de vidas como la del francotirador hasta que no se las ponen en una peli, momento en el cual, no antes, el libro de Kyle arrasa en las ventas de libros de no ficción?

Consigue, pues, Clint Eastwood una película sólida y contundente, en la que solo falla el que la historia no sea gran cosa. A la contundencia de la película ayudan un gran Bradley Cooper y una sorprendentemente madura y convincente Sienna Miller. Irreconocible.

¿Por qué se llama El francotirador? Porque aborda los éxitos militares de un francotirador del ejército estadounidense en Irak.

¿Por qué o por qué no verla? A los que les gusten las películas de guerra esta les va a encantar. Para los demás, no esá mal. No se hace demasiado pesada. Yo próximamente veré La noche más oscura. Ah, y por la noche, después de ver El francotirador, tuve el gusto de ver otra peli dirigida por Clin Eastwood: El jinete pálido.