The imitation game (nota = 7,5)

Me habían hablado fenomenal de The imitation game y el tráiler no desmerecía. Encima Benedict Cumberbatch tiene ese toque misterioso y sutil que pocos actores tienen. Por eso era el actor perfecto para encarnar a un superdotado homosexual como Turing, como lo era para encarnar a Sherlock Holmes.

Pues bien. La película es entretenida y el tema es apasionante, sobre todo para quien como Turing o como yo disfrute resolviendo acertijos y problemas. Se juega en la peli con ese10941327_10155263677865438_2095579465_n modelo de personaje tan atractivo en las películas y series hoy en día como es el superdotado deliciosamente insoportable, irascible y raro, a lo Sheldon Cooper o incluso a lo Stephen Hawking en La teoría del todo. El mundo necesita superhéroes reales y los superdotados son lo más parecido a ello. El cerebro es la última arma a la que se está aferrando la gente para encontrar respuestas. Véase la fallida Lucy como transición entre las películas de superhéroes de ficción y las de superhéroes posibles.

Ahora bien, si lo que se cuenta en la película es verdad, o yo ya me sabía la forma en la que resolvieron lo de Enigma (es decir, que fuera una criptomnesia) o la solución era obvia y el bueno de Touring no era tan genial. La solución al encriptado es lo primero en lo que pensé cuando se plantea el problema en la peli. Luego, es verdad que, como leí en la crítica del Metrópoli, las partes técnicas no están bien explicadas, pero no creo que eso suponga un problema para seguir la peli.

Por lo demás, el final se hace algo largo por culpa, cómo no, de Keira Knightley y las frases finales estropean el mensaje de toda la película. Claro que para el que no conociera la influencia de Turing en la sociedad actual debe ser impactante leerlas. Aun así, se cae en estas últimas palabras en la actual tendencia de creer que nuestro mundo con ordenadores es el mejor posible y que los avances tecnológicos y de otros tipos son los que nos conducen a la felicidad. Yo no veo que esto esté tan claro.

¿Por qué se llama The imitation game? Porque en la película se habla del famoso test de Turing en el que hay que descubrir si alguien con quien se habla por mensajes es un ser humano o una máquina que le está imitando. En la peli se cuestiona la posibilidad de que las máquinas piensen. En la parte final parece querer decirse que no sirve demasiado pensar cuando el pensamiento se utiliza para estar a punto de arruinar todo un proyecto como el de Turing para descifrar Enigma o, peor aún, cuando se usa para arruinar la vida, solo por sus tendencias, de alguien que en solo 41 años revolucionó el mundo.

¿Por qué o por qué no verla? La película trata de una manera bastante acertada y correcta un tema apasionante. Por lo tanto, no sé si en el cine, pero hay que verla, tanto si se conoce a Turing como si no. Las reacciones, eso sí, van a ser distintas. Es verdad que yo esperaba algo más de la película, pero no sé decir muy bien qué. Por cierto, la música de Desplat, es como siempre buena. Podría ganar su primer Óscar, después de haber estado últimamente nominado por El discurso del rey, Argo y Philomena. Ah, y al margen de la impecable actuación de Cumberbacth, destaca la presencia de Mark Strong y de Tywyn Lannister.

Anuncios

3 comentarios en “The imitation game (nota = 7,5)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s