Eduardo Manostijeras (nota = 7,3)

Otra de las películas que tenía pendientes desde hace muchísimo es Eduardo Manostijeras. Con esta sentía la clásica pereza por haberla visto de pequeño. Pero, siendo un tanto admirador de Tim Burton, sobre todo por Big Fish (hasta fui a ver al cine la de Frankenweenie y quiero ir a ver la de Big Eyes), no podía considerar esta película como vista, cuando la última vez que la vi pudo ser hace veinte años. Y encima no contenta con salirme en todas partes alguien me la puso en su lista y es repetidas veces citada en el libro que alguien me regaló y que ayer me terminé, La semilla inmortal de Jordi Balló y Xavier Pérez, un libro que como ya comentaré trata de temas reutilizados en el cine.

Con todos estos alicientes no me imaginaba que la película iba a ser tan básica. El principio irrita bastante por lo típico de todo. Entiendo que en 1990 no sería tan típico, pero ahora resulta torpe y demasiado obvio. Los personajes son demasiado prototípicos y caen mal, aunque el final es un poco inesperado por bestia. Todo esto no quita que haya que elogiar el valor y la magia de los contrastes de colores y formas del mundo de Tim Burton, el simbolismo de las esculturas vegetales, la deliciosa ingenuidad y bondad innata de Edward, el trabajo de Johnny Depp encarnando a un personaje que podría haber resultado ridículo de no haberle sido dado el dramatismo exacto, el famoso abrazo o el misterioso, precioso y níveo final.

La sensación final es la de una amarga y dulce tragicomedia que nos enseña que ser especial no tiene por qué ser un problema siempre y cuando sepamos controlar lo que nos hace diferentes. Aunque a veces el mejor sitio para los que no son como los demás es estar apartados, allá arriba.

¿Por qué se llama Eduardo Manostijeras? Porque el protagonista es un ser creado por un científico que muere antes de poder ponerle manos en vez de tijeras. A pesar de parecer un monstruo, Edward (menos mal que no le llaman Eduardo) con su manostijeras es capaz de esculpir bellas figuras vegetales y de hacer cortes de pelo increíbles a perros y mujeres, pero a la vez corre el riesgo de cortar a la gente e, incluso a sí mismo. De ahí la fama del abrazo con Wynona.

¿Por qué o por qué no verla? Aunque se ha quedado algo antigua, es un clásico indispensable y con algunos detalles maravillosos. Es imprescindible para el que se sienta atraído por el mundo de Tim Burton. A mí aún me queda La novia cadáver.

1421146272816

Anuncios

4 comentarios en “Eduardo Manostijeras (nota = 7,3)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s