Polar Express (nota = 5,3)

Mi madre me dijo que iba a ver Polar Express por la tarde a un cinefórum de la parroquia. Esta era otra de las películas navideñas que tenía pendientes, como El Grinch, así que antes incluso de que se fuera, después de comer, yo ya la estaba viendo.

La película es mala con ganas. No tiene ni pies ni cabeza. El argumento es caótico, desordenado, inverosímil dentro de la fantasía y poco interesante. No se entiende bien casi nada: ni qué es el tren, ni quién es el mendigo, ni quién es el conductor, ni para qué van los niños al Polo Norte. Un desastre. Los personajes además caen muy mal. El protagonista es un tristón indeciso y pesado. Hasta consiguen que caiga mal Papá Noel, de cuya existencia encima se duda, dando ideítas a los niños. No faltan los toques ofensivamente sentimentaloides como el niño pobre que va en otro vagón y el simbolismo de los billetes de tren o del cascabel. Solo son interesantes las últimas palabras de Papá Noel cuando se autodefine como un símbolo, manifestando que el espíritu de la Navidad reside en el corazón, con lo que volvemos a la idea de El Grinch, de que la Navidad debe durar todo el año porque el corazón, a diferencia de los regalos o de Papá Noel, lo tenemos dentro todo el año, aunque a veces no lo parezca.Polar_express

Pero, sin duda, lo peor de la película, es el estrés que se crea por situaciones innecesarias. Por ejemplo, no hay necesidad de que el conductor y la niña repipi se suban al techo del tren, que es lo que crea una serie de peligros, que por suerte acaban capeando los personajes. Me recuerda a las estrategias de Chomsky, que crea problemas donde no los hay y, consecuentemente, por mucho que luego los solucione, si es que lo hace, el mérito es menor, por no decir inexistente. También la película estresa bastante con el tiempo y con lo de que siempre queden cinco minutos.

En fin, sorprende la pésima calidad de la película teniendo en cuenta la participación de Tom Hanks, la dirección de Zemeckis (el de Forrest Gump o Regreso al futuro) y la música del compositor de muchas de sus películas, Alan Silvestri, que siempre hace cosas dignas pero no espectaculares (lo que podría explicar que no tenga ni un Óscar, aunque sí dos nominaciones, una de ellas por esta peli). Y sorprende el desastre aún más cuando uno se entera de que la peli está basada en una historia de Chris Van Allsburg, que es también el autor de Jumanji, cuya historia es claramente superior en todo.

¿Por qué se llama Polar Express? Porque la historia consiste en un niño que no cree en la Navidad y que tiene un sueño en el que toma un tren que le lleva al Polo Norte, el Polar Express, para que Papá Noel y el hecho de que solo a él le dé el primer regalo, le hagan creer de nuevo en la Navidad.

¿Por qué o por qué no verla? Mejor no verla si uno no quiere enfadarse. Supongo que a los niños les gustará, porque está llena de innecesarios peligros y de mucho color, aunque se corre el riesgo de que cojan ideas raras. Supongo que en el 3D de IMAX debió ser bastante espectacular, así que supongo que a alguien que la vea de esa manera le gustará más.

Anuncios

3 comentarios en “Polar Express (nota = 5,3)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s