Conversaciones con Billy Wilder de Cameron Crowe (nota = 7,6)

El otro día por mi cumpleaños alguien que tiene el don de hacerme los mejores regalos, me regaló Conversaciones con Billy Wilder sin saber del todo si me gustaba Billy Wilder. Acertó plenamente porque, aunque no es mi director favorito, sí es de los que más películas suyas he visto y de los que más me interesa. Últimamente había visto suyas Sabrina e Irma la dulce, y también hace no mucho Testigo de cargo, Perdición o El apartamento. Como curiosidad diré que también ese alguien me regaló entradas para un concierto de Vetusta Morla y Supersubmarina, solo por Vetusta, sin saber que me gusta aún más Supersubmarina. La regaladora me dijo que entre otras cosas me regalaba el libro porque es interesante para el que quiere hacer guiones, como empieza a ser mi caso. Y para colmo últimamente había estado pensando que quería algún libro de cine divertido. Así que todo empezaba muy bien.

Y el libro no defraudó. Siendo un libro largo y tratándose solo de una entrevista, podría no haberme gustado, pero ni el libro se hace largo ni la entrevista cansa. Y eso que hay algunas cosas que se repiten, y eso que Cameron Crowe (director de Jerry Maguire o de Casi famosos) parece un poco pretencioso y algunas de sus preguntas no son las más acertadas ni siempre parece tomar el camino correcto y que Billy Wilder es a veces un poco idiotita y chulo. quotescover-JPG-14

Pero, en general, se dicen cosas muy interesantes, de esas que no se suelen encontrar fácilmente en páginas generales y que luego mola reconocer al ver las películas. También se habla de muchas películas (de Billy y no de Billy; me hice una lista de las que me faltan) y de actores. Aprovechando, vi Ariane entre medias y me fijé en cosas que antes no me habría fijado como que es música de Waxman, guión de Billy y de Izzy Diamond y en detalles más concretos, como la genial escena del carrito de las bebidas.

Con respecto a las técnicas para escribir un guión o contar una historia, no se dan consejos ordenados, pero sí que se van dando pistas suculentas a lo largo de la entrevista. Son sobresalientes entre otras muchas cosas la mención a los trucos de los hermanos Marx, controlando los tiempos de las risas del espectador, por ejemplo, la pasión por Lubistch (director de Ninotchka, de la que Wilder fue guionista) y la famosa frase colgada en su estudio de «¿Cómo lo haría Lubitsch?», las numerosas anécdotas, como la del diálogo con la cucaracha y la historia de la mosca, y la continua presencia del ingenio de Wilder, un ingenio que no siempre llega a ser genial, pero se queda cerca, como cuando dice que él rechazó el formato panorámico porque «solo servía para contar la historia de amor de dos perros salchicha».

Es, en definitiva un libro idóneo para los que quieren saber algo más del cine, para los que han entrado o quieren entrar en el mundo Wilder, para los buscadores de curiosidades, para los que quieran escribir, para los que quieran saber el truco de Gary Cooper para ligar, para los que como Wilder tengan una visión del cine en la que no solo hay que darle un premio a los actores que representan a cojos y retrasados, para los que tampoco entiendan los musicales porque no es normal que la gente empiece a cantar de repente o para los que encuentran en su propia vida el mejor guión.

Anuncios

7 comentarios en “Conversaciones con Billy Wilder de Cameron Crowe (nota = 7,6)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s