Ariane (nota = 7,5)

En algunas entradas de este blog he mostrado mi interés por ver Ariane o Love in the afternoon. Al final, cuando entré en la racha de no ver casi películas antiguas la dejé de lado. Pero, como dije el otro día, alguien me regaló por mi cumpleaños el libro de Conversaciones con Billy Wilder de Cameron Crowe, y eso reavivó el deseo de verla.

No sabía demasiado de la peli, pero fui recordando cosas que había leído en el libro a medida que avanzaba, como lo del cuarteto o lo de la ristra de novios. No sé por qué la escena inicial me sonaba muchísimo, como de haberla visto ya o de haberla visto en otra película. Pasada esta escena, la película en sí es algo larga y no llega al nivel de deleite de otras como Sabrina, por ejemplo. Es algo peor. Solo cuando Audrey, que también está pero, menos atractiva y dulce aquí, empieza a dar la lista de antiguos novios, la película empieza a ganar interés,PicsArt_1418992744596 pero enseguida, cuando el señor Flannagan (Gary Cooper) se pone a repetir la grabación, se vuelve repetitiva y pesada.

Los escasos toques de humor buenos también son algo repetitivos, como lo del cuarteto de zíngaros. Destaca aun así el valor de la música en la película y el buen uso del blanco y negro. Es interesante también el juego con el nombre de Ariane durante toda la película y hay que reconocer que el argumento está muy bien construido con el continuo cruce entre el mundo del padre detective y el de Gary Cooper, a través de Ariane. La continua presencia de la melodía de Fascinación, aparte de pegadiza, es genial. También, hay muestras de la genialidad de Billy Wilder en la escena de los carritos de la bebida. Como dicen en el libro, cualquier otro guionista se habría llevado al desesperado personaje a emborracharse a un bar.

El argumento quizás se puede ver como algo frívolo y a Audrey como una tonta más que cae en el encanto de un seductor y se puede discutir si Billy Wilder era misógino (en el libro se sugiere), pero yo creo que lo bonito es quedarse con la idea de que a pesar de haber estado con muchas chicas, solo a ella la sube al tren, y solo a ella la quiere de verdad, lo cual explica la sonrisa del padre, a pesar de lo viejo, por cierto, que está Gary Cooper. Mucho mejor habría estado Cary Grant, que era el pretendido inicialmente.

¿Por qué se llama Ariane? Porque Audrey Hepburn tiene ese extraño nombre (aunque también se usa en Good Bye, Lenin!). El nombre da mucho juego. No digo mucho para no estropear. En inglés se llama Love in the afternoon porque Audrey no puede quedar con Gary por la noches y lo hace por las tardes, cosa que también da juego.

¿Por qué o por qué no verla? Se puede ver porque es de las películas simpáticas de Billy Wilder y es mucho mejor que lo que hay por ahí. Hay que verla por la escena de los carritos y la estridente música que la acompaña. Sin embargo, la película es un poco larga y Audrey no está tan bien como en otras.

Anuncios

5 comentarios en “Ariane (nota = 7,5)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s