12 años de esclavitud (nota = 7,1)

No llegué a ver en el cine la oscarizada 12 años de esclavitud y desde entonces me daba algo de pereza verla. Era de las pocas pelis con Óscar a mejor película de los últimos años que no había visto, junto con Chicago, que veré pronto y Crash, que no terminé de ver cuando todavía me permitía dejarme películas a medias. Al final, después de que una amiga me hablara el otro día de esta, la vi, a pesar de que el tema de la esclavitud no me atrae nada.

Pese a mis temores la película ni es ni se hace larga, pero es muy plana, de argumento muy simple, que no aporta nada al tema de la esclavitud ni a otros temas. Cierto es que está bien hecha, lo cual justifica el Óscar, en estos tiempos en los que las ganadoras suelen ser películas poco interesantes pero técnicamente impecables, y además tiene algún momento inquietante gracias a Paul Dano (la parte de la canción es muy buena) y a Fassbender, pero poco más. También Ejiofor, al que casualmente vi al día siguiente en Hijos de los hombres, se defiende. Aunque me gustó poco, es más interesante Django desencadenado, por ejemplo, como ya me advirtió alguien.

Tratando un tema tan trágico y peliagudo uno esperaría, para encontrar el sentido al Óscar y a que se haga otra película sobre esclavos, un mayor número de momentos impactantes y emocionantes y más situaciones que inviten a una reflexión profunda sobre un tema más que trillado. Pero la película no lo consigue, al menos no de una manera que cualquier otra película de esclavos no transmita. Aun así, me sirvió para meditar sobre la situación de los esclavos, sobre el trabajo físico, sobre si trabajar en una oficina actualmente hasta las 12 de la noche es esclavitud, a pesar de que no hay latigazos, y sobre lo curioso que resulta que ahora la gente pague y sufra por ocio haciendo trabajo físico exagerado en gimnasios y otros centros deportivos. Como siempre, ante este tema uno se plantea la cuestión de cómo alguien puede preferir sobrevivir a rebelarse y morir, algo explícitamente tratado en esta película.

El resultado es una convincente y realista película sobre la esclavitud, pero que no aporta prácticamente nada nuevo en una historia que a lo largo de doce años ya podría ofrecer algo más. Aun así, algún día le daré otra oportunidad a Steve McQueen, el director, con Shame.

¿Por qué se llama 12 años de esclavitud? Porque un hombre negro libre es capturado y hecho esclavo durante doce años en los que se pone de manifiesto el terrible contraste entre los dos modos de vida. El título, por cierto, hizo que Boyhood se llamara así y no se reflejara en su título nada referente a los doce años que se tardó en rodar.

¿Por qué o por qué no verla? Es otra película con Óscar de esas que no aportan demasiado, igual que El discurso del rey, Argo o En tierra hostil (The Artist se podría salvar). Así que solo le recomiendo verla al que esté interesado en las películas con Óscar o al que le atraiga especialmente el tema de la esclavitud.

Anuncios

3 pensamientos en “12 años de esclavitud (nota = 7,1)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s