El imperio contraataca (nota = 8,0)

El viernes seguí con la revisión de las películas de Star Wars. Después de La guerra de las galaxias tocaba El imperio contraataca, que tenía incluso mejor pinta, con un 8,8 en IMDb.

Pero curiosamente, no sé si por haber perdido el factor sorpresa o porque el director no es George Lucas, me gustó menos que La guerra de las galaxias. Me pareció menos entretenida, con un argumento más soso. Y eso que en esta película es donde sale lo de «Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes» o lo de «Yo soy tu padre». Toda la parte del hielo en Hoth se me hizo algo larga hasta que empieza la lucha. Y eso que recordaba perfectamente del videojuego los AT-AT y lo de la cuerda.All_Terrain_Armored_Transport_in_Star_Wars Luego, aunque Yoda impresiona a pesar de que no habla tan gongorinamente como recordaba, toda la parte en la que Luke está con él es un poco insulsa. Uno espera un entrenamiento más profundo. Al final es mejor o más completo el entrenamiento que sale en Kickboxer, por poner un ejemplo. Lo mismo pasa con todo lo de Lando. No me llegó a motivar. Además, Darth Vader no da tanto miedo como en la primera y la lucha final es menos emocionante de lo que la recordaba. Chewbacca está muy pesado durante la película y C-3PO y R2-D2 solo tienen gracia cuando están juntos. Tampoco me hizo gracia la relación de la princesa Leia con Han Solo.

A pesar de todas estas quisquillosas críticas el mundo de Star Wars, los personajes y la historia siguen teniendo algo que hace que la película sea especial y que esté por encima de muchas, a pesar de que el argumento en sí no es nada del otro mundo. La idea de la fuerza y el lado oscuro siguen resultando impactantes.

Por tanto, con la sorpresa de que me haya gustado menos que La guerra de las galaxias, El imperio contraataca es una película recomendable. La semana que viene veré El retorno del Jedi.

¿Por qué se llama El imperio contraataca? En La guerra de las galaxias los rebeldes liderados por Luke Skywalker y la princesa Leia, ayudados por Obi Wan Kenobi, que en esta sale poco, y por Han Solo, consiguen destruir la base central de las tropas imperiales lideradas por Darth Vader, La Estrella de la Muerte. En esta segunda película, que es el episodio V, las tropas del imperio contraatacan a partir de que encuentran la base rebelde en Hoth.

¿Por qué o por qué no verla? Aunque me ha gustado menos que la anterior, el mundo de Star Wars atrapa. Esta película tiene el aliciente de que aparece Yoda y de que tiene frases que han pasado a la historia, además de la lucha de las espadas láser entre Luke y Darth Vader.

Anuncios

Ricardo III de William Shakespeare (nota = 7,4)

Leí el otro día en varios culturales que van a estrenar en Madrid la adaptación de Ricardo III de Sanchis Sinisterra (el de ¡Ay, Carmela!), llamada Sueños y visiones del rey Ricardo III, con Juan Diego como el terrible rey. Aproveché que me había puesto con el teatro con El trovador para leer Ricardo III de Shakespeare, antes de abordar La Divina Comedia, con la que me puse nada más acabar. Ah, y es que encima tenía Ricardo III en la famosa primera página de mi cuaderno.

Como me pasa siempre con Shakespeare, me armé un buen lío con los personajes. Eso de que se llamen como sitios o territorios siempre me confunde. Aquí Ricardo al principio es Gloster. Sin embargo, en este caso la trama se sigue bastante bien, a pesar de los distintos Eduardos, Enriques y personajes que hay. Yo leí una edición con notas que algo me ayudaron. Como en El rey Lear, el protagonista está peleado con todos, aunque aquí no está tan loco. Simplemente a Ricardo III le da por matar a todos y por tratar de disimular sin mucho énfases porque o le pillan o lo reconoce él. De esta manera se va granjeando enemigos hasta ser derribado en batalla y acabar, en el famosísimo momento, queriendo cambiar su reino por un caballo para así poder evitar una muerte inevitable.

Como también pasa siempre con Shakespeare, los diálogos son contundentes, inteligentes, soberbios, a veces tanto que son un poco pesados. En esta con lo de los fantasmas y el «¡Desespera y muere!» se pone un poco cargante. Pero la cuestión es que no basta con leer la obra una sola vez. En una primera lectura uno disfruta algo, pero el seguir la trama distrae un poco. Aun así, ya en esa lectura se puede observar cómo Shakespeare (o quien sea) deja a la altura del betún otras obras que están muy lejos de condensar de una manera tan abrumadora la esencia humana. Algunos se preguntarán por qué entonces solo le doy dos décimas más que a El trovador, por ejemplo. Pues es por la dificultad de la obra. Creo que no basta con capturar la esencia humana, también hay que hacerlo de una forma atractiva y sencilla. Pero bueno, son cosas mías. En cualquier caso, seguiré poco a poco leyendo las obras de Shakespeare. Sigo teniendo pendientes Enrique V, Sueño de una noche de verano o La fierecilla domada, entre muchas otras.

¿Por qué se llama Ricardo III? El título original es The Life and Death of King Richard III. Se sitúa entre las obras de Shakespeare sobre la historia de Inglaterra. La trama se enmarca en la época después de la Guerra de las dos Rosas entre los Lancaster y los York. Se cuenta la historia del rey Ricardo III, un rey jorobado y deforme, último de la casa York, antes de la llegada de los Tudor (que supuso la unión de ambas casas). Ricardo III se ve como ejemplo de la discordia que la llegada de los Tudor erradica con la llegada de Enrique VII.

¿Por qué o por qué no leerla? A pesar de que es de las obras más largas de Shakespeare se lee en unas dos horas y es una buena muestra del magnífico teatro de este autor. Además aunque a veces sus obras son difíciles de entender y de seguir, en este caso la trama se sigue más o menos bien.

Red 2 (nota = 7,4)

Hace no mucho vimos Red y nos gustó bastante, incluso a mi madre. El otro día nos dimos cuenta de que no habíamos visto Red 2 y decidimos ponerla como película de jueves. Yo no recordaba demasiado la primera, pero la idea está clara: agentes veteranos jubilados que por algún motivo se ven envueltos de nuevo en alguna operación.

En Red 2 les tienden una trampa y pasan a ser considerados terroristas que conocen el paradero de un arma de destrucción masiva, la belladona. Esto permite que en esta nueva entrega los protagonistas vuelvan a ser perseguidos por distintas personas, lo que además propicia que haya giros argumentales, algo previsibles en algunos casos, y cambios de bandos en los personajes. Destacan ambas películas por ofrecer luchas con golpes sorprendentes y novedosos. De esta me quedo con lo del cuchillo que Bruce Willis captura con las palmas de las manos o la pelea del chino con la puerta de la nevera.

Los dos grandes aciertos de las películas de la saga son, primero, el excelente reparto: Bruce Willis, Helen Mirren, John Malkovich, Brian Cox, Catherine Zeta-Jones. En esta se echa de menos a Morgan Freeman, pero creo que Anthony Hopkins compensa con creces su ausencia. El segundo acierto es el efecto de ver a gente mayor luchando mejor que jóvenes. Pasa un poco como en Mercenarios.

Por decir algún defecto, la película es a mi gusto un poco larga o al menos lo parece, supongo que por la cantidad de sitios que visitan y la cantidad de personajes que hay. Y luego al final no se entiende bien cómo consigue hacer Bruce Willis lo que hace. Además, está hecho aposta, pero Mary-Louise Parker es muy irritante.

Es, pues, una película trepidante con muchas muertes, posiblemente más que las que habría causado la belladona, con sorpresas, buenas actuaciones y buenas luchas. Supongo que veré la 3, que ya está en marcha. Del director, Dean Parisot, ya vi Dick y Jane, cuando me dio por Jim Carrey, pero veo que tiene otra que puede ser curiosa, Héroes fuera de órbita, una comedia de marcianos con Tim Allen y con un 7,3 en IMDb. La propondré. Leo además que el cartel de Red 2 está inspirado en el de Grupo salvaje de Peckinpah. Eso me recuerda que tengo que verla. A ver si este finde me animo.

¿Por qué se llama Red 2? Porque es la segunda parte de Red. Red es el título del cómic de DC cómics en el que están basadas ambas películas. Según leo en la Wikipedia en el cómic cuando atacan a Bruce Willis en su casa, cosa que se ve en la primera, informa de que su estado ha pasado de Green a Red. O sea que lo de Red sería porque los agentes jubilados pasan de nuevo a estado Red.

¿Por qué o por qué no verla? A los que les gusten las películas de acción tienen que ver las dos de Red porque son más originales que muchas otras. Y encima hay mucha acción. Bueno y porque sale Bruce Willis, qué narices.

El trovador de Antonio García Gutiérrez (nota = 7,2)

En mi blog de Artepatía, creado para los que quieren saberlo todo de todo, he empezado con una idea que llevaba tiempo rondándome la mente: ir poniendo pequeños resúmenes de óperas con los mejores momentos en su contexto para que puedan enterarse un poco los que, como yo, no saben demasiado de ópera. Empecé con Il trovatore de Verdi porque fue la primera que me salió al darle al aleatorio en mi lista de mejores piezas de ópera de Spotify. Para escribir una entrada fidedigna consideré adecuado leerme la obra de teatro en la que se había basado Verdi, El trovador de Antonio García Gutiérrez.

La obra es la típica historia romántica terrible, con amores imposibles, luchas por una amada, muertes, venganzas. Dos hombres que luchan por una mujer, Leonor, pero ella solo ama a uno, Manrique, aunque este tiene menos poder que el otro amante, el Conde de Luna. Viendo el Conde que no puede conseguirla, tratará de matar a su oponente. Entreverada con esta historia de amor está la historia de la madre de Manrique, Azucena, a cuya madre mató el padre del Conde. La madre le pidió a Azucena que la vengara. En su afán de venganza, con los nervios, acabó arrojando a la hoguera en la que ardía su madre a su propio hijo, queriendo arrojar al hermano del Conde. Esto hace que Azucena se tenga que quedar con el hermano, que no es otro que Manrique. O sea que los dos que luchan por Leonor son hermanos. Esto hace que el final sea terrible. Para no destrozarlo solo diré que Azucena acaba anteponiendo la venganza al amor de su hijo o del que adoptó como hijo. Hay también veneno de por medio.

La obra alterna partes en prosa y partes en verso. Las partes en verso son muy simples, muy por debajo del nivel del teatro clásico, con algunas, muy pocas, partes para subrayar y con rimas facilonas. Aun así, los versos se acompasan muy bien con la trama y dan una fluidez gustosa.

Toda la historia transcurre alrededor del Palacio de la Aljafería de Zaragoza, del cual todavía la torre en la que el trovador Manrique estuvo encerrado se llama la torre del trovador.torre aljaferia La época es justo después del Compromiso de Caspe cuando se producen las luchas entre Fernando de Antequera, a quien sigue el Conde de Luna, y el Conde de Urgel, a quien sigue Manrique, porque Fernando de Antequera ha sido elegido sucesor de Martín I el Humano, quien había muerto sin descendencia. Este es otro factor que enfrenta a Manrique y al conde de Luna.

Curiosamente, además, esta fue la primera obra en cuyo estreno el autor salió a saludar al escenario ante la avalancha de aplausos, instaurando esta costumbre. García Gutiérrez era soldado en la época. Escribió la obra en sus ratos libres por las noches. Para el estreno se tuvo que escapar del cuartel, por lo que le tuvieron que dejar ropas dignas para salir a saludar al final de la obra. El gentil hombre que se las dejó fue el escritor Ventura de la Vega.

En general, la obra es bastante simple de forma, además de corta (se lee en una hora). El argumento, no obstante, es algo intrincado. Esto es algo que se ha criticado de la ópera de Verdi, que es prácticamente igual, con alguna pequeña diferencia como que el hermano quemado es el mayor en la obra de teatro y el menor en la ópera, que Manrique abandona a Azucena de pequeño en la obra de teatro, pero no en la ópera, o que en la obra de teatro no hay un coro de gitanos. Ah y que en la obra Azucena acaba llamando imbécil al Conde, pero en la ópera no. Por cierto, esta no es la única ópera que Verdi basó en una obra de García Gutiérrez. También está Simón Bocanegra, de la que ya haré resumen.

¿Por qué se llama El trovador? Porque el protagonista es el trovador Manrique. Verdaderamente, que sea trovador no es fundamental para la obra. Solo canta al principio un poco para cortejar a Leonor y poco más. Pero las rimas con trovador no están mal. Tiene la sonoridad del Nevermore de Poe.

¿Por qué o por qué no leerla? Conviene leerla porque es cortita y bastante fácil de seguir. Aun así, convendría buscar antes el argumento para que no nos pille de sorpresa. Además la ópera de Verdi es muy parecida, por lo que leyendo la obra de teatro es fácil entender de qué va la ópera y entender por qué aparecen los gitanos y lo de «la zingarella» o por qué Manrico canta Di quella pira. También se puede deducir cuáles son las escenas de la ópera que aparecen en Una noche en la ópera de los hermanos Marx. Dejo un fragmento.

El nombre del viento de Patrick Rothfuss (nota = 7,3)

Mi madre vino el otro día diciendo que había visto a alguien leyendo un libro de Patrick Rothfuss que podía ser la tercera parte de la Crónica del asesino de reyes. Yo tenía la primera parte, El nombre del viento, pendiente desde hacía tiempo porque me la había recomendado vivamente un amigo, pero la estaba reservando de momento por pereza (tiene más de 800 páginas) y porque quería leerla cuando estuviera escribiendo mi novela fantástica, para coger ideas. Aun así, consideré este un buen momento para leérmela. A priori iba a tener una semana tranquila y me iba a dar tiempo a leerme la novela en pocas noches. Al final lo de la tercera novela era una falsa alarma. Lo que pasa es que creo que Rothfuss ha sacado un libro de cuentos.

El principio de la novela es muy bueno. La estructura, el estilo y la historia, sin ser excepcionales, son atractivos y enganchan y además se leen de una manera muy cómoda. Pero luego, desde que el tal Kote o Kvote (yo lo pronuncié tal cual para mis adentros, pero es Kuout) empieza a contar su historia, todo se tuerce. Bueno, más bien desde que este personaje entra en la Universidad. Entonces el libro pasa de tener el estilo de El señor de los anillos a tener el estilo de Harry Potter, y este estilo, como ya me pasó cuando leí Harry Potter, para mí es bastante insoportable. No sé muy bien por qué, pero no me gustan las novelas de alumnos y profesores y clases y tonterías. Yo suponía que Kote contaba su historia en unas páginas y luego se iba con Bast y con Cronista a cazar escrales y Chandrians, pero no. Todo el libro y al parecer los demás son solo la historia del personaje de los muchos nombres, nombres que se van explicando a lo largo de las novelas, cosa que creo que es de los alicientes de estas novelas.

Para mí este estilo es mucho menos interesante que el que esperaba. Hay menos aventuras y menos personajes legendarios. La novela se reduce casi a una novela picaresca en la que se cuentan las vicisitudes del protagonista para ir consiguiendo dinero. Y encima sin gracia. Esto no quita que haya algunos momentos interesantes y emotivos. El mejor, sin duda, es el de cuando toca la canción en el Eolio. También tiene sustancia todo lo del dragón y lo del fuego azul y los Chandrian, pero justo esto no se explota. Es curiosa la relación del protagonista con Denna, un romance que refleja fielmente el comportamiento de algunas mujeres. Luego los vínculos, la simpatía, la sigaldría y los truquitos se quedan un poco en el aire, no llegan a explicarse del todo bien y eso hace que se pierda el encanto. Todo lo del verdadero nombre de las cosas es también interesante, pero también se echa de menos una explicación más completa y contundente.

De los personajes se salvan pocos. Para mí el mejor es Bast, pero esperaba algo más de él al final, una sorpresa que arreglara el libro. Los profesores son bastante irritantes todos. Se salva Elodin, pero por los pelos. Los compañeros no aportan demasiado y en general, salvo Ambrose, todos los personajes tampoco dicen mucho. Personajes como Auri quieren motivar pero no pueden. Es como si no estuvieran del todo definidos. Tampoco las historias legendarias y los mitos son nada excepcional.

En general, por tanto, El nombre del viento me sorprendió para mal. Yo pensaba que iba a ser tipo El señor de los anillos y luego es tipo Harry Potter. Esto hace que las 800 páginas, aunque se leen rápido y fácil, sean entretenidas, pero lentas y poco dinámicas, a pesar de todos los viajes. Puedo entender por qué rechazaron el libro tantas veces antes de que fuera publicado y entiendo por qué no hay película (creo). De momento, no me leeré la segunda parte, El temor del hombre sabio. A pesar de todo, pensaba que había dejado un mejor sabor de boca que Olvidado rey Gudú, pero veo que a esta le di un 7,5 y sinceramente El nombre del viento está más cerca del 7.

Por no ser demasiado negativo, he de confesar que hay algunas frases buenas en el libro, que subrayé, y algunas ideas relacionadas con el paso a la madurez, el encuentro con el mundo, el amor, la necesidad y otros temas, que consiguen darle cierta seriedad al libro.

¿Por qué se llama El nombre del viento? Una de las obsesiones del libro es que conocer el nombre de las cosas hace que se puedan dominar, como el que se escapó de la cárcel, cuyo nombre ahora no recuerdo. El profesor Elodin puede hacerlo y creo recordar que también el profesor de Kvote del principio, Abenthy, mago y arcanista. Un nombre especial y que tendrá su momento en el libro es el del viento.

¿Por qué o por qué no leerla? Es un libro demasiado largo para lo poco interesante que es. A los que les guste Harry Potter supongo que este les gustará. A los que busquen aventuras y luchas, que se lean mejor la Ilíada o la Odisea.

Grupo 7 (nota = 6,3)

No hace mucho estrenaron La isla mínima de Alberto Rodríguez y me sorprendió ver la cantidad de gente que había visto Grupo 7, una de sus películas anteriores. Yo no podía ser menos y, pese a las indicaciones de mi hermano, la vi. Además justo en Saber y Ganar preguntaron que antes de qué acontecimiento se desarrollaba la película.

Para ser española, la trama, los actores y las escenas no están mal. Pero no basta con eso. El argumento es demasiado simple y a veces algo incongruente. También es demasiado duro a veces y, cuando tendría que serlo no lo es. Me explico tomando como ejemplo la escena clave, tratando de no revelar demasiados detalles. En esta escena, en la que cazan a los policías, no es verosímil quelos yonquis se limiten a hacerles lo que les hacen, aunque supongo que esto está hecho así aposta para tratar de demostrar que la policía es más cruel que los yonquis. Tampoco es creíble que en un momento en el que uno coge a una chica de rehén uno de los polis resuelva la situación sin problemas y luego entre los cuatro no sean capaces de resolver una situación que no parece tan complicada. Y luego para colmo, cuando van al coche, resulta que tienen las llaves. ¿Se las guardaban en los calzoncillos?.

A pesar de que la película no vale mucho, es verdad que hay algunas cosas que tienen su mérito. Hay algunas escenas impactantes, como lo del mordisco. También la interpretación de los actores es convincente. Falla a veces Mario Casas, que no sabe enfadarse. Pero el que hace de Bachi en Primos (Antonio de la Torre) y los demás lo hacen bien, sobre todo los yonquis. Me alegré de ver que le dieron el Goya a Joaquín Núñez, porque para mí está ejemplar, el mejorr de la película, con un estilo muy Paco Tous. Me sorprendió no conocerle a pesar de su edad, pero, claro, el Goya fue por actor revelación.

En definitiva, es una película muy simple, aunque bien ejecutada. A pesar de ser corta, se hace un poco larga. Después de ver esta no dan demasiadas ganas de ver La isla mínima, pero me da la sensación de que será mejor, así que supongo que algún día le daré una oportunidad.

¿Por qué se llama Grupo 7? Porque los policías protagonistas de la película forman el grupo 7 encargado de limpiar Sevilla de drogadictos antes de que llegue la Expo. La película muestra o denuncia las controvertidas maneras con las que llevan a cabo sus operaciones estos policías.

¿Por qué o por qué no verla? Quien como yo quiera tener una primera toma de contacto con el cine de Alberto Rodríguez antes de ver La isla mínima, puede verla, pero que no espere nada del otro mundo. Lo único que merece la pena de la película es la excelente interpretación de su elenco. El argumento es bastante típico. Nada que no se vea en The Wire, por ejemplo.

La caza del Octubre Rojo (nota = 7,3)

La caza del Octubre Rojo era otra de esas películas míticas que o no había visto o que al menos no había visto en edad consciente. Motivado por mi nuevo espíritu de ver películas de las que la gente habla aunque no sean buenas, el domingo empecé a ver esta.

Me daba la impresión de que iba de un helicóptero, pero no me sorprendió cuando vi que iba de un submarino. La película es entretenida, pero se hace un poco larga y pesada. No llegué a seguir el argumento del todo bien. No me enteré por qué al final perseguían al submarino quienes le perseguían y por qué el general Ramius (Sean Connery) se hace tan rápido amigo de los que se hace amigo. Aun así la película tiene la acción que se espera de John McTiernan, con muchos personajes, distintas entidades gubernamentales involucradas, peleas entre unos y otros, uniformes, persecuciones, diálogos que no vienen demasiado a cuento, pero que son interesantes, órdenes contradictorias, música basada en himnos; vamos, tipo las de Jungla de Cristal, aunque aquí el protagonista es el malo.

Destaca el joven Alec Baldwin, el héroe en esta película, que hace del conocido agente de la CIA Jack Ryan. Su personaje se parece en parte a Nicholas Cage en La Roca de Michael Bay, película con la que comparte algunos elementos, siendo, no obstante, La Roca una película mucho más completa. Es destacable también la presencia de Tim Curry, Sam Neill (el de Jurassic Park) y de James Earl Jones, que, casualmente, es el que pone la voz en inglés a Darth Vader, a quien había visto el día anterior en La guerra delas galaxias.

Quizás el problema de La caza del Octubre Rojo es la lentitud de la trama, obligada por el lento paso del submarino. Además, tampoco pasan demasiadas cosas a lo largo de la persecución. No está mal la manera en la que se zafan de los torpedos o lo del escape radiactivo, aunque este último es un poco previsible.

El resultado es una película de acción contundente, gracias entre otras cosas a la presencia de Sean Connery, pero a mi gusto no es de las mejores ni de las más completas.

De McTiernan me gustaron también la de El último gran héroe, El secreto de Thomas Crown y Depredador, aunque tampoco son nada del otro mundo. No sé muy bien por qué McTiernan dejó de hacer películas en 2003. Leo que tuvo problemas con el FBI por hacer escuchas ilegales, pero esto creo que fue en 2007. Veo que en 2015 volverá a dirigir. A ver qué se dice.

Del personaje Jack Ryan, tomado de las novelas de Tom Clancy, veré alguna otra película, puestos a ver películas de nombres clásicos, como Peligro inminente, Pánico nuclear o Juego de patriotas.

¿Por qué se llama La caza del Octubre Rojo? Porque toda la película es una persecución múltiple de un submarino soviético que se ha dado a la fuga con el fin de desertar. Este submarino se llama Octubre Rojo en recuerdo de la revolución bolchevique de octubre de 1917.

¿Por qué o por qué no verla? Hay que verla porque sale en muchos sitios y es de las películas básicas de acción de los 90. Pero que nadie espere algo como La Roca o Jungla de cristal 3: La venganza.

Solomon Kane (nota = 7,7)

Solomon Kane era la típica película de héroe basada en cómic que tenía pendiente y que no veía porque me decían que era mala, pero de la que todo el mundo hablaba. El otro día, creo que porque la iban a poner en la tele, me quité la capa de pereza que me cubre ante las películas como esta que se me atragantan y la vi.

Y la verdad es que la peli no está nada mal. Ya desde el primer momento nos sumergimos en una escena escalofriante y que da algo de miedo. Lo de los espejos mola. Y ya se ve que el personaje de Solomon Kane no va a dejar indiferente. Cuando luego se pone su característico sombrero ya sí que se consolida como un personaje memorable. Es verdad que luego la historia se intrinca con todo lo de que no puede llevar a cabo malas acciones porque si no el diablo se apodera de su alma y con lo de que no pueda defender a la familia, que estaba tan tranquila hasta que aparece él, y algunas otras cuestiones que no se entienden bien, pero dejando de un lado todo eso, el argumento es entretenido. Juegan con lo de que no pueda matar para tocarle las narices; hasta hay la típica escena de asaltantes de los que luego, cuando vuelva a matar, se vengará. Los enemigos como la bruja o el hombre enmascarado dan bastante miedo. La escena de la iglesia es impactante. Y lo de que el héroe finalmente se pueda vengar, encontrando la manera de poder matar sin que el diablo se apodere de su alma, siempre emociona; aunque en este caso la razón por la que puede empezar a matar está un poco rebuscada.

Así que, para el tipo de película que es, tiene todo lo que uno puede pedir: un protagonista con señas de identidad propias y que no deja indiferente, venganza, enemigos misteriosos y escenas trepidantes. El resto de películas del director, Michael J. Bassett, no tienen demasiada buena pinta. Otras pelis de héroes que me he apuntado en la nueva lista que me he hecho de películas que no son buenas, pero la gente habla de ellas, son Spawn, Electra y Catwoman.

¿Por qué se llama Solomon Kane? Porque el héroe de la película, un hombre que no puede cometer ninguna mala acción para no tener que darle su alma al diablo según el pacto que supuestamente hizo hace tiempo, pero que él niega. Lo sé, es un poco raro. Del principio de la película no se entiende bien (o no entendí yo al menos) ni por qué han ido a por el tesoro ni por qué si hace el bien el diablo no se llevará su alma. El personaje fue creado por Robert E. Howard, autor de Conan también. El nombre del personaje en sí no sé muy bien de dónde viene. Leo que en los cómics le dan un amuleto que perteneció al rey Salomón, con el que luchó contra magos y genios. De ahí podría venir el nombre. Leo por ahí que lo de Solomon sería porque es en parte justo como el rey Salomón y lo de Kane es en parte asesino (Kane vendría de Caín, el primer asesino de hombres). También leo que Kane es un apellido celta que tiene que ver con la guerra.

¿Por qué o por qué no verla? Es una película corta y entretenida y con escenas que aportan algo nuevo. Juega con lo de vender el alma al diablo, a lo Fausto, tema que a mí me atrae. Así que a mí me gustó. Pero, claro, también debo confesar que soy de los les gusta Daredevil, que por lo visto es muy mala.

La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza (nota = 8,5)

Llevaba tiempo con la idea de volver a ver todas las películas de La guerra de las galaxias, que llevaba sin ver desde pequeño. Eran de las pocas películas entre las 50 primeras del ranking de IMDb, que tenía sin puntuar, junto con Luces de la ciudad, que veré dentro de poco, Intocable, que no puntué porque la vi en francés con subtítulos en holandés, y alguna otra de esas que no he visto en edad madura y que no quiero calificar hasta que no vuelva a ver. El detonante para decidirme a ver las de La guerra de las galaxias por fin fue que, haciendo caso a Saber y Ganar, vimos el documental de la BBC de La verdadera historia de la ciencia ficción. Aunque los cuatro episodios no profundizan demasiado, son interesantes y dan algunas ideas de películas para ver. Una de esas ideas fue empezar con la saga de Star Wars, que se mencionan bastante en el documental (sale el actor que hizo de C-3PO hablando, por ejemplo). Y empecé por la primera rodada, a pesar de que es el Episodio IV: La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza.

Desde el primer momento me atrapó la película, de la cual, por cierto, casi no recordaba nada. La historia en sí no es nada del otro mundo, pero los personajes, los escenarios, la manera en que desde el primer momento te ves envuelto en una guerra, hacen que la película tenga algo que otras no tienen. Puede ser porque tiene muchos personajes que son protagonistas o, al menos, personajes míticos como Luke Skywalker, Han Solo, Obi-Wan Kenobi y C-3PO y R2-D2, estos últimos, por cierto, con un papel más importante de lo que recordaba. Puede ser porque todo mola en la película: los trajes de la guardia imperial, las espadas láser, Lord Vader, la princesa Leia, los nombres de los personajes y los lugares (Alderaan, por ejemplo), los diálogos vivos y nunca innecesarios, los robots, los jawas, los personajes del bar, las naves y las luchas entre ellas, la música. Sorprenden, además, los efectos de la película para ser de 1977. No se ha quedado antigua; yo diría que todo lo contrario: el paso del tiempo ha hecho que los personajes y todo se hayan mitificado. A mí, de verdad, se me iba poniendo la piel de gallina cada vez que salía un personaje. Y eso que en esta no sale Yoda. Otra de las claves yo creo que puede ser que todo el rato están pasando cosas y cosas interesantes. Algo en lo que me fijé es que continuamente hay extras cruzándose por la pantalla y haciendo cosas. Eso crea un dinamismo crucial en la película.

Por poner alguna pega, el personaje de Luke Skywalker quizás se podría haber mejorado, haberle hecho algo menos blandito, y se podría haber prestado un poco más de atención al final a los caídos en batalla. A los personajes parecen olvidárseles, pero, claro, es que solo los protagonistas importan en esta película, lo cual hace que cobren una importancia mayor, si cabe. Lo de acordarse de los muertos es de lo poco que me gustó de El imperio del fuego, aunque, claro, en la Ilíada ya estaba tratado de forma excepcional.

En resumen, esta primera entrega de La guerra de las galaxias es un peliculón. No vi El imperio contraataca seguido por no confundirlas luego. Pero estoy deseando que llegue el fin de semana que viene para verla.

¿Por qué se llama La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza? Lo de la guerra de las galaxias es porque la película empieza sumergiéndonos en una batalla entre las fuerzas del imperio, liderados por Darth Vader, y los rebeldes, representados por la princesa Leia, quien consigue sustraer unos planos a las fuerzas del imperio, planos que introduce en R2-D2. La nueva esperanza es porque la alianza rebelde y todo lo que ocurre en esta película suponen un aire fresco en la lucha contra las fuerzas imperiales.

¿Por qué o por qué no verla? Si aún queda alguien como yo que no la haya visto o que no la haya visto recientemente, le recomiendo vivamente que la vea antes que cualquier otra cosa. Es una película especial. Es de las que me hacen replantearme que para qué voy a ver películas raras habiendo este tipo de películas que o no he visto o no recuerdo bien. Yo ya digo que estuve media película con la piel de gallina.

Lista por ver/leer 3

20150321_161631La catedral del mar
Paul Auster – Brooklyn Follies
Fausto
Así habló Zaratustra
Gulliver
Pilares de la tierra
La montaña mágica
Memorias de Adriano
La conjura de los necios
Elogio de la locura
La feria de las vanidades
Discurso del método
Del sentimiento trágico de la vida
Manifiesto comunista
Mi lucha
Archipiélago Gulag
Mortal y rosa
Bernal Díaz del Castillo
Carmen
Juana la Loca
Los Borgia
Medici: padrinos Renacimiento
Los Tudor
El Corán
El libro de Mormón
La interpretación de los sueños
Kawabata
Rebecca
Rayuela
Casa de muñecas
Ubú rey
Ensayos Montaigne
Alice Munro
Fred Vargas
Anna Gavalda
Zalacaín
AMDG Ayala
Los detectives salvajes – 2666 – Bolaño
La tregua – Benedetti
El jinete polaco – Muñoz Molina
Tiempo de silencio
Bomarzo
Beatriz y los cuerpos celestes
Libro de Job de la Biblia
Gogol – Almas muertas / Taras Bulba
Knut Hamsun – Hambre
Tristam Shandy
John Banville – El mar
Plácido
La dama de hierro
Poemas de Paul Celan
Céline – Viaje al fin de la noche
Sandor Marái – El último encuentro
Echegaray
Love Story
Novelas ejemplares
Persiles Segismunda
La verbena de la paloma 1963
Capitán Blood
M vampiro
Sostiene Pereira