Quiéreme si te atreves (nota = 7,1)

Una chica me habló bien de Quiéreme si te atreves y, aunque dijo que no me iba a gustar, cualquier película que alguien destaca es de obligada visión para mí. No importaba que la película sea la típica francesa con Mation Cotillard que odio. Había que verla.

Y, aunque es la típica película francesa que odio, la verdad es que no me disgustó. Aunque es una película algo errabunda, inestable y saltarina (como un tiovivo, quizás), por lo menos es original para bien. Cuenta la historia de un juego entre dos niños (es mucho más acertado el nombre en francés de la película, Jeux d’enfants) que se van pasando precisamente un tiovivo retándose. Los retos, que podían ser buenos, no son más que fechorías que les meterán en líos. Y los líos no estarían mal si no fuera porque poco a poco les van separando, a pesar de lo mucho que se quieren.

No obstante, entre salto y salto temporal, acaban dejando a un lado todo lo que tienen alrededor, porque desde pequeños nada más que ellos importa, ni el respeto a los demás, ni las relaciones con otros, ni un recuerdito de la abuela, ni las bodas, ni siquiera el tiempo. El amor que les une puede más que todo eso. Prueba de ello es el simbólico y terrible final, muestra de un amor eterno en el que solo estar juntos importa a la pareja. Un amor que está magistralmente representado por Guillaume Canet y Marion Cotillard, que hacen gala de ser una pareja ideal no solo en la realidad.

Y es esta terrible, extraña, retadora e inquietante forma de ver el amor lo que hace que la película sea muy interesante. Sin embargo, se podría haber mejorado con unos retos algo más edificantes y románticos. En cualquier caso, la doble posibilidad final es una brillante muestra de que cuando uno encuentra el amor verdadero da igual llegar a viejos o acabar sepultados en un bloque de hormigón. Lo importante es acabar juntos uno al lado del otro, porque incluso toda una vida tiene menos importancia que ese único instante.  Luego ya cada uno puede considerar si es capaz o incapaz de dar toda una vida por un instante como ese. Si a esto se le añade una banda sonora con La vie en rose como tema, pues queda una cosa cuando menos artística y bonita.

¿Por qué se llama Quiéreme si te atreves? Porque la película es un reto continuo a cometer atrocidades, algunas de las cuales les perjudican, pero otras, como darse un beso, decir que no en la boda con otro o quererse, acaban uniéndoles para siempre. Y uniéndoles bien.

¿Por qué o por qué no verla? Puestos a ver una película francesa, esta por lo menos es original y transmite una idea profunda y bonita. Eso sí, la forma como esta idea está tratada puede tocar un poco las narices.

Anuncios

Un comentario en “Quiéreme si te atreves (nota = 7,1)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s