No hay dos sin tres (nota = 6,1)

Me quedé con ganas de ver No hay dos sin tres cuando salió en el cine. Creyendo que era una comedia romántica, me apetecía verla, aunque hay que reconocer que en este caso el aliciente claro era la escena de la playa de Kate Upton. Al final no fui al cine y se me olvidó la película, pero ahora que estoy en una racha de ver películas livianas y, sobre todo, comedias románticas, la recordé y me la puse como película de antes de salir el viernes.Ya me habían dicho que no me hiciera ilusiones, pero no me imaginaba algo así.

Ni Cameron Diaz consigue salvar una película cuyo argumento es desorbitado, estúpido, estridente, inverosímil y exagerado. La película consiste en la unión entre las amantes y la mujer en contra del marido (interpretado por el que hace de Jamie Lannister en Juego de Tronos) que se va tornando cada vez más malvado a lo largo de la película. La mujer y las amantes, una de ellas Kate Upton, se hacen incoherentemente amigas, por medio de una sucesión de diálogos infantiles y poco elaborados, situaciones fuera de lugar y relaciones entre personajes muy mal definidas. Hecho esto, empiezan a hacerle perrerías sin gracia. Y a todo esto hay que soportar la imagen de una Kate Upton que da vergüenza ajena, entre otras cosas por el personaje tan irritantemente estúpido que interpreta y por la voz que le ponen en español. Yo me preguntaba que cómo se presta una chica así a esto. Leí en Breve historia del leer que en el libro Dos nuevas ciencias de Galileo hay un personaje corriente e ingenuo que se llama Simplicio. Pues Kate Upton aquí es Simplicia. También hay que soportar a la histriónica y desagradable Leslie Mann en un personaje de loca molesta, que debe gustarle, porque luego la vi en un papel parecido en Lío embarazoso. Dos películas de esta mujer en un finde es difícil de arrostrar.

Y encima toda la película tiene un toque algo machista (y eso que el guión es de una mujer), en la que las mujeres dependen completamente de un hombre y por él son capaces hasta de hacerse amigas de las amantes. Al final consiguen vengarse, nuevamente con algunas imágenes innecesariamente exageradas y sin gracia ni aportación positiva alguna, como lo del cristal, pero la venganza no es suficiente para deshacerse de la triste imagen que han dado durante la película. En general, en estas películas lo exagerado debería servir para hacer gracia. Aquí enfada. Símbolo de esta exageración es el culo de Nicki Minaj.

En definitiva, esta película en primer lugar no es una comedia romántica porque no hace gracia nada y porque hay pocas cosas románticas; al revés, se da una imagen lamentable de la mujer. Lo poco romántico, que es la relación de Cameron Diaz con el hermano, es bastante casposo. En segundo lugar, una vez asumido que la película no es una comedia romántica, el argumento es muy poco verosímil y hasta molesto. Incluso el personaje del padre, que suele ser un ingrediente esencial en estas películas, aquí repugna. ¡Qué diferencia con el papel del padre en Sin compromiso, por ejemplo, siendo en esencia parecido!

¡Anda! Mira tú por dónde ahora veo que el director es Nick Cassavetes, el de El diario de Noa, película que está entre mis más aborrecidas. Visto lo visto, y más despues de lo que vino luego en el fin de semana, me temo que voy a dejar las comedias románticas y películas ligeras por un tiempo y voy a volver al cine clásico, que aún me quedan muchas pendientes.

¿Por qué se llama No hay dos sin tres? Porque al malvado marido no le basta con tener a la mujer y a la amante. No sé si es peor el título en español o en inglés (The other woman), partiendo del hecho de que el tío al final tiene más de tres amantes.

¿Por qué o por qué no verla? No hay que verla. Desde luego, el motivo principal por el que yo la vi, Kate Upton, aunque tiene alguna escena gloriosa claramente pensada como cebo para espectadores, da vergüenza ajena. Y la película ofrece bastante poco más, dándole un toque de mal gusto a todo.

Anuncios

Un comentario en “No hay dos sin tres (nota = 6,1)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s