Good bye, Lenin! (nota = 7,0)

Good bye, Lenin! es probablemente una de las películas que más tiempo llevaba teniendo pendiente. El otro día preguntaron algo de ella en Saber y Ganar, que suele ser un impulso para ver películas y, por fin, decidí verla. Mientras la veía advertí que había sido un buen momento porque justo se está celebrando el vigesimoquinto aniversario de la caída del Muro y encima justo ese día había visto que a Daniel Brühl le han cogido como villano de Marvel. Tenía muchas ganas de ver la película. Creía que iba a ser graciosa con todo lo de esconderle a la madre que el Muro ha caído.

Pero me llevé algo de decepción. La película es más lenta y menos graciosa de lo que uno espera. Lo de que sea algo trágica ya me lo esperaba, pero pensaba que lo iba a ser para conseguir un contraste mayor con los momentos graciosos. Y esto es una pena para mí. Hay, en cualquier caso, algunos puntos interesantes como lo de los pepinillos, lo de Cocacola o lo de los programas grabados de televisión. Hay que reconocer que la escena con el último vídeo es bastante emocionante, aunque no me enteré del todo bien si la madre ya lo sabía o no, si se lo había dicho la novia de Alex antes o no. No me gustó la historia del padre. No se entiende por qué no se enfadan más con la madre por lo que ha hecho.

Pero, vamos, que es una de esas películas en las que la idea es muy interesante y por ella son citadas a menudo, pero de las que yo considero que se podría haber sacado más partido. Se echan de menos más situaciones en las que la madre está a punto de descubrir lo que pasa, o al menos, más escenas hilarantes de este tipo. En el propio uso de la música de piano se ve que la intención de la película es distinta de la que yo pensaba.

¿Por qué se llama Good bye, Lenin!? Porque la película trata de un chaval que no quiere decirle a su madre, una acérrima y orgullosa socialista en la Alemania oriental, que ha caído el Muro mientras estaba en coma, para que la noticia no la haga recaer. Lo de Lenin en concreto es porque el día que se escapa la madre justo se llevan una estatua de Lenin en helicóptero delante de sus narices.

¿Por qué o por qué no verla? Hay que verla porque la gente la cita mucho, pero no aporta mucho más que la idea de la película que todo el mundo tiene: la de la madre que no se puede enterar de que ha caído el muro.

Anuncios

7 comentarios en “Good bye, Lenin! (nota = 7,0)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s