Sin compromiso (nota = 7,8)

Por fin una comedia romántica de las que más o menos se adaptan a mis exigencias. Sin compromiso era otra de esas comedias románticas de las que aparecen en las listas de mejores y que, por tanto, tenía que ver. Como suelo hacer últimamente, me la puse un viernes por la tarde antes de salir para animarme.

Pese a lo que esperaba, la película tiene algunos de los ingredientes que me suelen gustar. Para empezar los actores son agradables, que para mí es fundamental. Ashton Kutcher es de mis actores favoritos y aunque al principio me sorprendió que me estuviera gustando Keira Knightley, la cual me suele desagradar, a la hora de película me di cuenta de que es que en verdad era Natalie Portman, que me encanta. Ya decía yo. Se agradece también la presencia de Kevin Kline y como curiosidad aparece Ludacris.

También me gustó de la película que hubiera la típica pelea padre-hijo entre graciosa y trágica que luego se resuelve de una manera natural por el propio argumento. En eso hay que decir que el argumento está bastante conseguido. Y sobre todo me gustó que hubiera una relación condenada al fracaso pero que por el propio peso del amor verdadero y de una pareja que conecta, las ideas preconcebidas puedan cambiar y acaben juntos, sin que importen apariencias tales como el hecho de que uno parezca estar ya con otra o incluso con otras. El amor verdadero puede con todo eso. Y encima la película está regada con música buena, con temitas como Click, Click, Click, Click de Bishop Allen.

Así que Sin compromiso es del tipo de películas que me encanta ver los viernes justo antes de salir. Son películas que llenan de ilusión y te hacen confiar en que las cosas pueden salir bien a pesar de todo. Y mucho mejor si, como en este caso, luego resulta que es verdad que salen bien.

Sin compromiso además tiene la gracia de que el director es Ivan Reitman, el de películas míticas de los 80 y 90 como Cazafantasmas, Poli de guardería, Los gemelos golpean dos veces o Seis días y siete noches. También es productor de pelis como Up in the air, que me apunto para ver.

¿Por qué se llama Sin compromiso? Porque Natalie Portman es una médica que tiene poco tiempo y una personalidad peculiar que no le permiten comprometerse en una relación. Así se lo aclara a Ashton Kutcher antes de empezar la relación y como en otras historias al principio todo va bien, pero luego todo se tuerce… para mejor.

¿Por qué o por qué no verla? Nuevamente es una película perfecta para los que les gusten las comedias románticas. Lo tiene casi todo aunque no es tan completa como Cómo perder a un chico en diez días, por ejemplo. Para los que detesten las comedias románticas esta les va a parecer bastante ñoña y seguramente algo típica y previsible. Yo en eso sigo siendo como cuando era pequeño, que en este tipo de películas me gusta saber lo que va a pasar, para no sufrir demasiado.

Anuncios

4 pensamientos en “Sin compromiso (nota = 7,8)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s