Equipo a la fuerza (nota = 7,0)

Para la tarde del sábado, antes del clásico entre el Madrid y el Barça, me daba tiempo a ver una película. Mi hermano me obligó, y no exagero al decir que me obligó, a ver Equipo a la fuerza, después de haberme visto sufrir la tarde anterior con Diamond Flash y Casi famosos. Me dijo que esta era una película simpática, de esas que estoy empezando a ver que suelen tener alrededor de un 6,4 en IMDb. Insistió tanto que al final la vi.

Y es verdad que es una película simpática, con alguna cosa graciosa, pero en general es un poco simple y tonta. Empecé receloso por el reparto. A Keanu Reeves le cogí manía algún día, no sé por qué, con lo que me gustaba en Speed. Gene Hackman nunca ha terminado de atraerme y Jon Favreau es un actor que, a pesar de sus papeles, tiene algo que me desagrada. Además, a mí las películas de deportes y más de fútbol americano no suelen gustarme (todo lo contrario que los videojuegos) y en esta todo se basa en que los jugadores de la liga de fútbol americano se han declarado en huelga y los dirigentes de los equipos se ven obligados a contratar a jugadores no profesionales.

Lo cómico parte de la inutilidad y falta de profesionalidad de los jugadores que contrata Gene Hackman. En general, son todo chistes fáciles y situaciones de comicidad sencilla. Los personajes son los clásicos que se suelen elegir para crear las situaciones graciosas: gordos, negros, negros gordos, patosos, presidiarios que dan miedo, exmilitar bestia, endeudados y, cómo no, el normal, Keanu Reeves, que no pudo triunfar en su momento, del que todo el mundo se ríe y que tiene su segunda oportunidad como capitán y quarterback. Y, por supuesto, hay un antagonista (interpretado por el mismo que hace de congresista en El caballero oscuro) que es el que más ridiculiza a Keanu. Es un jugador profesional que al final vuelve al equipo abandonando la huelga, lo que permite que se pueda conseguir un final más emocionante de lo esperado para una película de este tipo.

A pesar de lo típico de la película, algunas cosas tienen su gracia. Las peleas entre unos y otros no están mal, por ejemplo. Lo del japonés que le dicen que es chino y el galés que le dicen que es irlandés puede despertar una sonrisa. El personaje más gracioso al final acaba siendo el del exmilitar, interpretado por Jon Favreau, quien yo pensaba que en Ironman llegaba a su cúspide como actor, pero veo que antes hizo cosas interesantes como esta (aparte de su participación en Friends). Luego la historia a veces se vuelve un poco cargante, quizás porque se dedica demasiado tiempo a los partidos y la historia con la chica es bastante pesada.

Por su lado, la música recurre a los clásicos que nunca fallan. No en vano el equipo acaba bailando la canción más típica que existe: I will survive.

Así que no le quito la razón a mi hermano: efectivamente, al final sí que es una película simpática, pero no es demasiado divertida y no tiene ningún ingrediente especialmente original que digamos.

¿Por qué se llama Equipo a la fuerza? Porque debido a la huelga de los profesionales los equipos se ven forzados a contratar a jugadores amateurs. En inglés se llama The Replacements porque son los sustitutos.

¿Por qué o por qué no verla? Es verdad que no está mal para un sábado de resaca, pero que nadie se espere nada del otro mundo. Y encima se hace un poco larga, cosa rara en una película de este tipo.

Anuncios

2 comentarios en “Equipo a la fuerza (nota = 7,0)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s