Fanny y Alexander (nota = 5,8)

Cuando le pregunté a un amigo por películas que verr la primera que me dijo fue Fanny y Alexander y se sorprendió de que no la hubiera visto, siendo una de sus favoritas. A mí me daba una pereza horrible, sobre todo al principio cuando pensaba que solo estaba la versión de las cinco horas. Al final, cuando descubrí que estaba la de las tres horas me decidí a verla.

Quizás verla en sueco con subtítulos en inglés no sea lo más apropiado para una tarde de resaca. Pero yo creo que aunque la hubiera visto un día normal habría pensado lo mismo. La película es bastante coñazo. Es verdad que no se hace larga, pero la historia y todo son bastante tediosos. Es el típico argumento de novela del siglo XIX que tan poco me gusta, tipo Madame Bovary o alguna de esas. Todo podría mejorar un poco si no se dedicara tanto tiempo a escenas que no aportan nada a la historia, escenas que es verdad que son muy bonitas, con muy bonitos planos y decorados (lo cual justifica los Óscars técnicos que tuvo), pero que no justifican un Óscar a mejor película extranjera. Por poner un ejemplo, la parte del viejo con Maj, la criada no sé a qué viene. Y es que en general todo el principio es lento e innecesario. Toda la parte de la fiesta. Verdaderamente, una vez terminada la película no sé por qué se le dedica tanto tiempo. Tampoco entiendo las distintas escenas sobre personajes secundarios. Supongo que será para presentar a la familia al completo, lo cual es bastante poco interesante. Vamos, que al menos la primera hora sobra, hasta la muerte del padre. Luego a partir de la boda con el obispo la cosa se pone un poco más interesante por lo de ver cómo se revolucionan los niños, cómo se los llevan de la casa, la actitud de la madre, pero tampoco justifica las dos horas. Y si a esto se le suma la presencia en la obra de fantasmas, uno se queda patidifuso y no sabiendo muy bien lo que creer. Lo de que el obispo mató a su anterior mujer o propició su muerte a mí me parece claro. La muerte del obispo es de lo poco que tiene algo de sustancia, y perdón por el spoiler, pero así por lo menos tenéis un aliciente.

En fin, que menos mal que solo perdí tres horas viendo la película. Le daré otra oportunidad a Ingmar Bergman con Fresas salvajes, confiando en que sea como El séptimo sello, que creo recordar que me gustó bastante, es decir, con la esperanza de que el primer Bergman sea mejor que el último.

¿Por qué se llama Fanny y Alexander? Porque la película relata la vida de una familia en la que el padre de dos niños, que se llaman Fanny y Alexander, muere y la madre acaba al tiempo casándose con un obispo que les hace a todos la vida imposible con normas demasiado estrictas e injustificadas.

¿Por qué o por qué no hay que verla? No hay que verla básicamente porque es un coñazo de tres horas. Además la historia no aporta demasiado y sobran muchas escenas. Hay que verla porque tiene fama y es de Bergman, pero recomiendo ver antes El séptimo sello y ya daré mi opinión sobre Fresas salvajes.

Anuncios

5 comentarios en “Fanny y Alexander (nota = 5,8)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s