El proceso de Franz Kafka (nota = 7,2)

Otro de los libros que llevaba tiempo en mi lista de espera era El proceso de Franz Kafka. Según tenía entendido, por la cantidad de veces que lo he visto citado, era un libro fundamental. La última vez que me hablaron de él fue un amigo el otro día de cañas que me dijo que se lo acababa de leer y que le había encantado. Por todo esto tenía muchas ganas de leerlo, además de porque de pequeño La metamorfosis me encantó. Terminada Conversación en La Catedral, tocaba un libro no demasiado largo y no necesariamente de literatura en español. Era un buen momento, pues, para El proceso.

Para mi pesar, y como debería haber considerado antes, El proceso es otra de esas obras agobiantes y estremecedoras. La obra trata de un injusto proceso abierto contra el protagonista, Josef K. (generalmente llamado K. durante la novela, cuyo punto incomoda a veces la lectura). El agobio se produce porque como se dice al principio, K. no ha hecho nada malo y nadie le da explicaciones de nada cuando le abren el proceso, como si los personajes fueran de piedra. A lo largo de la novela esta sensación se acrecienta porque nadie le aporta nada, aunque lo prometen, y dan por hecho el proceso, como algo normal que le ha ocurrido, y le animan a luchar contra él, haciendo que este proceso acabe invadiendo y condicionando la vida del protagonista y obsesionándole; y lo mismo al lector. La gente parece querer ayudarle, pero nadie sirve de verdadera ayuda y las páginas pasan y no se esclarece nada y los hombres de la justicia parecen estar por todas partes y proliferan las contradicciones y los caminos que se abren pero no llevan a ninguna parte. En definitiva, que uno lo pasa muy mal leyendo el libro, sobre todo cuando uno ve que van avanzando las páginas y no pasa nada y los personajes son cada vez más opacos, más misteriosos y el protagonista parece ir cayendo en sus trampas, hasta el punto de que llega a parecer que es culpable y así es como efectivamente da muestras de sentirse K. al final de la obra. Y para colmo está la misteriosa escena del cura en la que uno se siente perdido en las palabras.

Lo que me faltaba después de películas como Metrópolis, 1984 o Crimen y castigo. Me va a dar un día de estos un ataque por desasosiego. Y para colmo, al terminar El proceso, empecé sin descanso El lamento de Portnoy de Philip Roth (pensando equivocadamente que le iban a dar hoy el Nobel de Literatura), que también es de momento bastante horripilante.

Pero bueno, a pesar de la desazón e inquietud que produce El proceso, este podría ser un libro bueno. Sin embargo, a mí me ha dejado un poco indiferente en cuanto a obra literaria. Por una parte, creo que la obra debería ser más corta y por otro debería ser más larga. Me explico. No hacen falta tantas páginas para desarrollar esta historia, que se podía haber quedado en un cuento tipo Poe o Lovecraft, pero a la vez se echan de menos partes intermedias. Por supuesto, esto último está justificado porque Kafka dejó esta obra sin rematar y fue Max Brod el que la ordenó, a mi gusto sin buen criterio. Esto hace que la obra termine de repente dejándole a uno perplejo y abrumado, a lo que contribuye la dureza del final: «¡Como un perro!». Yo cuando pasé la página y vi que ya había terminado el libro flipé. No me había dado cuenta en la edición que tenía (Edaf) porque había páginas detrás con capítulos incompletos y la justificación de Brod. A este respecto, la obra me recuerda a una construcción antropomórfica de Lego que empecé de pequeño y en la que, habiendo empezado por las piernas, tuve que poner la cabeza en la cintura porque me quedé sin piezas. Podría haber llegado hasta el pecho, pero no quería dejar a mi obra sin cabeza. Lo mismo pasa aquí. Casi habría agradecido que se quedara sin el capítulo final, ya puestos a dejar la obra abierta. Entre medias, además, se echan de menos muchas cosas, como ver la ayuda del pintor Titorelli, y algunas quedan descolgadas, como la extraña y confusa escena del cura. Yo estaba convencido (y me habría gustado que así fuera) de que al final el protagonista era culpable por algo que no recordaba o que no quería recordar.

Lo de las distintas interpretaciones a lo del cura, se puede aplicar a la interpretación de esta novela en general. ¿Qué nos quiere decir? ¿Qué son las distintas soluciones que ofrece el pintor? El hecho de que el personaje cumpla justo los treinta al empezar la obra, cuando yo estoy a punto de hacerlo, hace que me ataña aún más el tema. Mi interpretación es que el proceso se refiere al mundo que se abre cuando uno cumple una determinada edad en la que todo lo que se hace ya empieza a tener repercusiones irreversibles y en la que a uno le juzgan, en una justicia que está por todas partes, como único responsable por todo lo que hace, porque uno ya es un hombre; lo que pasa más o menos a los treinta y en cuya penumbra me hallo yo sumido en esta época. Espero que mi proceso dure algo más de un año.

En resumen, que es una obra horrible con la que se pasa muy mal rato, con algunos destellos de buena literatura, pero desafortunadamente no rematada. Veré si me leo El castillo después de esto. También creo que hay película de El proceso. Igual un día la veo por curiosidad, aunque no sé si quiero sufrir más.

¿Por qué se llama El proceso? Porque desde el principio de la obra se abre un proceso judicial contra el protagonista, Joseph K. Toda la obra es un intento de salvarse de ese proceso en el que se ve injustamente envuelto porque es inocente, un proceso que le va dominando, del que nadie le salva y el cual afronta finalmente solo, fracasando. Horrible.

¿Por qué o por qué no leerla? Yo recomiendo leer mejor La metamorfosis, para el que quiera empezar con Kafka. Esta obra, aparte de inacabada, es agobiante y estremecedora y deja demasiadas preguntas abiertas.

Anuncios

5 comentarios en “El proceso de Franz Kafka (nota = 7,2)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s