La Ilíada de Homero (nota = 8,3)

El otro día empecé a leer Breve historia del leer de Charles Van Doren y me di cuenta de que antes de leer otras cosas hay algunas obras imprescindibles que no se pueden obviar. La primera obra que trata Van Doren es la Ilíada. De pequeño me leí un resumen de unas doscientas páginas, pero no es lo mismo. Lo malo que tiene Van Doren, ahora que he seguido leyendo el libro es que pinta todas las obras como geniales e imprescindibles y me está cargando las listas de libros por leer. Ahora tengo todas las tragedias de Esquilo, Sófocles y Eurípides, por ejemplo, además de la Odisea o la Historia de Heródoto. Telita. Tiene al final una lista de libros que leer durante diez años. La llíada es el primero del primer año. Un buen comienzo.

Tenía la edición de Austral gris, pero la letra era muy pequeña y no se veía bien. Así que estuve buscando por internet ediciones buenas hasta que finalmente, sopesando precios en Amazon y críticas de la gente, me decidí por la de Alianza, traducida en prosa por Óscar Martínez García.

Cuando empecé a leer el prólogo de esta edición, aunque me pareció interesante, me quedé un poco temeroso de que fuera a ser una traducción no muy buena y así me lo pareció muy al principio. Pero lo del principio es normal porque siempre es lioso lo de «La cólera canta, diosa, de Aquiles hijo de Peleo». Pero luego resulta que es una traducción magnífica, fácil de leer y emocionante. Esto posiblemente ha contribuido a que la Ilíada me haya gustado tanto.

Y es que, aunque apasionante, la trama de la Ilíada es en momentos bastante aburrida. Uno espera grandes combates entre grandes guerreros y asistir a escenas míticas. Pero casi todo el rato esmás o menos lo mismo con acometidas de uno y otro bando y muertes de unos y otros, generalmente de personajes que un conocedor medio de historia no sabe. Es gracioso que muchas veces queriendo matar un personaje a alguien importante acaba matando a otro sin querer porque se le desvía la lanza o por algún otro motivo.

Es, por tanto, la obra algo repetitiva. Hasta se repiten fragmentos enteros, tal y como se ha señalado en estudios, lo cual al principio mosquea, pero luego se le coge el gusto, de tal manera que estoy pensando en imitarlo en la novela de fantasías que he empezado. Y al final resulta que según avanzan las páginas, con tanta acometida, no pasa casi nada de lo conocido. En toda la Ilíada, así conocido, solo están —y no os preocupéis de que anticipe, que para Homero la anticipación es un recurso usual— la muerte de Patroclo y la de Héctor, el origen de la cólera de Aquiles que no entra en la batalla hasta que matan a Patroclo y la terrible visita de Príamo a Aquiles para pedir el cuerpo de Héctor. Ni está lo del caballo ni la muerte de Aquiles. Hay algunos actos heroicos de personajes conocidillos como Diomedes o los Áyax (Ayantes en esta edición), pero poco más. Personalmente, no sé por qué, mi personaje favorito es Meríones, compañero de Idomeneo. Disfruté mucho cuando gana un premio en los juegos en honor de Patroclo. Por supuesto, aparte aparecen personajes de renombre como Agamenón, Menelao o Paris y otros algo menos conocidos, pero fundamentales, como Sarpedón o Néstor.

Con todo, es una obra fascinante, trepidante, con grandes palabras, grandes actos, poderosos sentimientos, honor y gloria, muerte. Entre muchas otras cosas, son impactantes las relaciones entre dioses y mortales y entre los dioses mismos.

Por tanto, la impresión final para mí es que es una obra muy recomendable, siempre que no se busque solo un argumento divertido porque aquí lo único que encontramos es una parte del asedio de los aqueos, dánaos o argivos a los troyanos o dárdanos que termina con los funerales de Héctor, antes siquiera de la muerte de Aquiles y Ayante. Habrá que esperar a la Odisea para ver otras cosas conocidas. Yo, verdaderamente, ahora que ya me he familiarizado con los personajes, si tuviera tiempo, me la volvería a leer, sin duda, para disfrutar aún más. La verdad es que dan muchas ganas de leerse todo lo referente a los personajes, tragedias incluidas.

Una vez que me lea también la Odisea y la Eneida, veré la peli de Brad Pitt, siendo consciente de que es muy mala (lo primero que leí es que mezclan a Criseida con Briseida), pero bueno, por curiosidad.

¿Por qué se llama la Ilíada? Porque el nombre que dan los griegos a Troya es Ilion. La historia narra el asedio a Troya por parte de los griegos y la defensa de estos.

Anuncios

11 comentarios en “La Ilíada de Homero (nota = 8,3)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s