Metrópolis (nota = 7,8)

Conocí el otro día en una discoteca por la noche a una chica que decía que era cinéfila y yo, sin darle crédito, ahora que estoy viendo un montón de películas, le dije: «A ver, dime alguna película así buena que no haya visto». Y me tumbó a la primera. Me dijo Metrópolis, que es una de esas que tenía clavadas desde siempre como imprescindible.

Siendo película muda y expresionista y la primera considerada Memoria del Mundo por la Unesco, podía pasar cualquier cosa. Invité a mis amigos a casa diciendo que iba a ver una peli de 1927 y no vino nadie. Y ellos se lo perdieron, porque la película, dentro de su estilo, es muy buena. Es una película trepidante, en la que estamos en tensión continuamente por la banda sonora que nos sumerge en el mundo de una ciudad distópica escalofriante y desapacible donde nadie parece feliz con nadie ni con nada, donde todos parecen máquinas que caminan recto, en grupo. Solo el salvador o mediador se salta las normas espaciales y temporales. Todo iría bien, si los personajes le hicieran caso a él y no a un robot, que es quizás a lo que más están acostumbrados. El final es feliz demostrando que lo que nos hace especiales es el corazón, mediador entre cabeza y manos, entre razón y fuerza o trabajo. Y esta lección parece que no la hemos aprendido casi un siglo después. La gente sigue trabajando en cosas que no les gustan porque creen que es lo que hay que hacer, cosas que solo sirven para contribuir desde el subsuelo a mejorar el mundo de los de arriba.

Es, pues, una película desapacible, estremecedora y muy angustiosa, a lo que contribuye el hecho de que sea muda, lo que nos hace sentirnos incluso más impotentes para cambiar la sociedad y produce más desasosiego, si cabe. De vez en cuando la gente recomienda cosas interesantes en las discotecas. Para que luego digan.

¿Por qué se llama Metrópolis? Porque la ciudad distópica en la que transcurre la acción de la película se llama Metrópolis, como ejemplo de cualquier ciudad del futuro que la sociedad va abocada a crear. La propia impersonalidad del nombre ya da una pista de lo ajena a lo humano que es esta ciudad.

Anuncios

6 comentarios en “Metrópolis (nota = 7,8)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s