Incidente en Ox-Bow (nota = 7,1)

Ayer, aunque era miércoles, vimos película de jueves para poder ver hoy el primer partido del Mundial: Brasil-Croacia. Yo propuse ver El capitán Blood, pero mi madre y mi hermano no quisieron, así que hubo que buscar otra. Yo dije que aceptaba con la condición de que fuera una película que apareciera tanto en la lista de 250 de César Vidal como en el libro de las 1000 películas que hay que ver antes de morir. Una de las primeras que salió fue Incidente en Ox-Bow. A mi madre no le gustan los wésterns (palabra ya aceptada por la RAE), por lo que pensé que no iba a querer verla, pero leyó en el resumen que era una de las mejores películas del Oeste y que era piscológica y que además duraba solo 75 minutos y aceptó de buena gana. El que no estaba del todo convencido era mi hermano, pero nos pusimos a ello.

La película cumple casi todos los requisitos de película de jueves: actores famosos como Henry Fonda o Anthony Quinn, secundarios típicos, mucho ruido, voces típicas (está la de Filemón o Bud Spencer, la otra de Bud Spencer, la de Terence Hill…), situaciones inverosímiles, etc. El argumento es muy sencillo, casi no pasa nada, pero es profundo. Tras un asesinato, la sed de venganza lleva a unos hombres a juzgar rápidamente a unos presuntos culpables sin esperar a darles un juicio justo, pero lento (la justicia ya era lenta entonces). El dilema es si uno puede tomarse la justicia por su mano, incluso en un caso como este en el que parece haber pruebas evidentes, o no.

La peli tiene cosas bonitas, como lo de la carta ‒yo ahí habría hecho que el autor de la carta, uno de los acusados, en verdad no tuviera mujer como dice‒ o el hecho de que lleguen al pueblo y salgan por el mismo sitio al final de la película como si allí no hubiera pasado nada. Pero lo mejor sin duda es la canción, Red River Valley, que junto a Auld Lang Syne, es para mí una de las canciones tradicionales más emocionantes.

Fue gracioso que dije a voleo que una de las secundarias era la actriz que hace de bruja en la mítica de El mago de Oz y luego resulta que era con la consiguiente carcajada de mi hermano. Debió de impresionarme mucho de pequeño la bruja, porque ya la mencioné otra vez por algo de las medias. Otro de los actores, uno de los bandidos, es Dana Andrews que sale en Laura y en Los mejores años de nuestra vida, dos películas que tengo pendientes.

En conclusión, para mí no es uno de los mejores wésterns que haya visto, aunque tampoco es que haya visto muchos, pero, por ejemplo, es mucho peor que La muerte tenía un precio. Es bastante simple y, aunque se puede ver en un rato tonto, no nos vamos a engañar, es muy de jueves. En eso acerté, aunque era miércoles.

Anuncios

4 comentarios en “Incidente en Ox-Bow (nota = 7,1)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s